Coronavirus

En lo que va de 2022, más del 13% de los casos de Covid-19 son reinfecciones

Según un estudio publicado por el Imperial College de Londres, el riesgo de reinfección con ómicron es 5,4 veces mayor que con delta, incluso con dos dosis.

Alejandro R. fue uno de los tantos que pasó las fiestas de fin de año aislado. Su novia dio positivo de Covid-19 y el se aisló junto a sus padres, que también tenían síntomas. Cumplió los días de aislamiento y a los dos días del alta, tuvo fiebre y tos. Fue a hisoparse: detectable, una vez más. En menos de 20 días, el joven de 29 años tuvo dos veces coronavirus. Una reinfección en tiempo récord. Sin embargo, los especialistas coinciden en que este fenómeno será cada vez más frecuente. La alta circulación de múltiples variantes en forma simultánea y la liberación total de restricciones, dos de los posibles causantes. 

En las primeras dos semanas del 2022 se registraron 1.352.247 casos confirmados en Argentina y el 13,7% del total “tuvo un evento previo de Covid”, indicaron fuentes del Ministerio de Salud a elDiarioAr. Un 13% de esas reinfecciones, ocurrieron a más de tres meses de ese primer episodio, ese famoso período inmediato de memoria celular e inmunidad ante el posible contagio de coronavirus. Casos como el de Alejandro se escuchan cada vez más seguido, aunque por ahora son los menos reportados. 

En España, por ejemplo, para considerar un caso como reinfección debe haber un periodo de al menos tres meses (90 días) entre los dos positivos, para evitar confundirlo con una recaída, y tratarse de virus con cierta variación genética, publicó elDiario.es.

¿Es posible infectarse con la variante Delta y luego con ómicron? Si. El infectólogo Hugo Pizzi explicó: “El virus genera nuevas variantes en su afán de persistir en el organismo. La persona vacunada no muere, pero cuando está cerca de algo que es nuevo se va a infectar, porque no conoce esa presentación”. En este sentido, el experto diferenció “infección” de “enfermedad” y aseguró que “el que está vacunado tiene más argumentos para defenderse, pero no deja de ser una infección y puede contagiar a otros. El que no lo está, muere o desarrolla la enfermedad”.

Gabriela Piovano, infectóloga del Hospital Muñiz, analizó que “no es tan común, por el momento, la reinfección en poco tiempo” pero advirtió que la ómicron es “tan rápida” que reinfectó a quienes se habían contagiado de otras variantes y también a quienes “se cuidaron, respetaron las medidas y ahora con el nivel de circulación del mundo, también tomaron contacto con el virus”.

Para Silvia González Ayala, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología, el hecho de que crezca la cantidad de segundas (o terceras) infección en un tiempo menor a tres meses es “grave”. “La inmunidad adquirida del virus original Wuhan era de entre 6 y 11 meses. Pero aún no hay datos fidedignos de las variantes que vinieron después”, advirtió.

Según un estudio publicado por el Imperial College de Londres, el riesgo de reinfección con ómicron es 5,4 veces mayor que con delta, incluso con dos dosis. 

Reinfecciones y nuevos síntomas

Los síntomas pueden variar de un contagio al otro. “Se ha demostrado que cuando uno se contamina con ómicron, hace cuadro dolor de cabeza, fiebre y cansancio, no afecta pulmón, no afecta a los nervios que tienen que ver con el gusto y el olfato, como con la delta”, detalló el experto en diálogo con este medio. Sin embargo, “esa misma ómicron en una persona con comorbilidad o sin vacunación puede ser fatal”, alertó Pizzi, quien también es profesor de la Universidad de Córdoba.

González Ayala por su parte, relativizó que la variante detectada en Sudáfrica genere síntomas leves. “alertó que ”No es tan así. Los asintomáticos es un hallazgo. Los que hacen cuadros clínicos tienen un amplio espectro. Es para seguir respetando al virus. Aquí se ha distorsionado, no es una gripe común“, remarcó la también directora de la Cátedra de Infectología en la Universidad Nacional de La Plata.

¿Vamos hacia el fin de la pandemia y la declaración de una endemia?

Las reinfecciones están dentro del radar de la comunidad científica. “Ya no sabemos con qué frecuencia van a pasar. Puede pasar que a medida que vamos acumulando vacunas y anticuerpos de los contagios, ya no cualquier variante cause una reinfección”, señaló Piovano.

La profesora de la UNLP no está de acuerdo. “Si pensamos en la gripe, a medida que el virus cambia necesitamos la actualización de las vacunas. Pfizer y Moderna ya anunciaron que va a estar lista su fórmula contra la Delta y ómicron. Probablemente vayamos por el mismo camino”, evaluó. 

La OMS busca declarar la endemia, es decir, enfermedades que se presentan regularmente en determinadas regiones. La médica del Hospital Muñiz cuestionó que si los gobiernos “no a toman ninguna intervención es como en la gripe española. Cuando se mueren todos los que iban a morir no se mueren los demás. Al no obtener vacunas que sean 100 por ciento neutralizantes, no conseguís que no haya posibilidad de contagio”. Para Piovano, la solución es más drástica: una cuarentena estricta por 21 días en todo el mundo. 

A lo que se “apuesta”, es a que la población Argentina tome contacto en un “100%” con la variante ómicron. “Algunos se van a infectar, otros van a generar una inmunidad más duradera, que dependerá de la vacunación, la carga viral, entre otros factores”, detalló.

Pizzi no ve con buenos ojos la intención del organismo internacional. “Hoy, con Europa arrodillada y el aumento de casos por día, lo veo difícil. Hay un grupo de gente que jamás nos ayudó, ya sea usando barbijo o vacunándose. Que siguen indiferentes y han hecho un daño irreparable. La actitud humana es tan delicada y tan agresiva como el viento mismo”, lamentó. 

EM

Etiquetas
stats