Contactos con Cuba por la vacuna Soberana y por un "spray nasal" contra el Covid-19

Felipe Solá y el embajador de Cuba en Buenos Aires Pedro Pablo Prada

elDiarioAR

0

Con Pfizer y Johnson & Johnson, con el Instituto Gamaleya, Beijing y ahora con La Habana. En la búsqueda de vacunas para atravesar la segunda ola -y las que vendrán- el gobierno de Alberto Fernández hizo un despliegue de multilateralismo que tuvo un episodio puntual, quizá anecdótico, pero gráfico: en una misma semana, charló por teléfono con Vladimir Putin y recibió a un enviado de Joe Biden en Olivos.

A ese tablero múltiple, donde están también los chinos que negociaron Sinopharm y los británicos de AstraZéneca -con un conflicto abierto-, Argentina sumó otro jugador: este miércoles, el canciller Felipe Solá recibió en el Palacio San Martín a Pedro Pablo Padra, el embajador de Cuba en Buenos Aires, cumbre y foto que oficializó una ronda de conversaciones reservadas que vienen desde hace al menos dos meses.

Es una negociación que opera en dos planos. Por un lado, por la vacuna Soberana, que está en fase 3 y presenta la particularidad de que puede aplicarse en menores. Por otro lado, por un spray nasal que se desarrolló en la isla que sirve, según se indica, para prevenir el contagio del Covid-19. Solá le manifestó a Prada el interés argentino por los dos productos.

El encuentro escaló de las conversaciones diplomáticas y políticas a los contactos de naturaleza técnica. Equipos del ministerio de Salud ya están en contacto con técnicos cubanos para recibir y analizar información respecto a la vacuna Soberana y el spray anti Covid-19 que "podría ser de fácil uso para aquellas personas que se ven obligados a circular”, dijo Solá.

En los próximos días, según confiaron fuentes oficiales a elDiarioAR, Cuba enviaría el acuerdo de confidencialidad para la adquisición de la vacuna que, en paralelo, deberá iniciar el proceso de autorización para su uso en el país. La particularidad, explican en Cancillería, es que el gobierno argentino podría aportar financiamiento para incrementar la capacidad de producción de la vacuna.

El próximo paso sería una conversación entre Fernández y Miguel Díaz Canel. Sería la coronación del involucramiento del gobierno argentino en el proceso de producción de la vacuna. “Nuestro país espera la finalización de las conversaciones a nivel presidencial con el objetivo de que una vez que concluyan, poder acelerar el posible convenio”, detalló Solá.

En Cancillería remiten a una indicación de Olivos para avanzar con conversaciones en todos los frentes respecto a las vacunas. El inicio de las charlas es por la vía diplomática y luego se canalizan a través de Salud y la asesora presidencial Cecilia Nicolini. Aunque hay dos casos cercanos en el país -la experiencia Sigman-AstraZeneca y la más reciente del laboratorio Richmond con la Sputnik V-, el caso de la Soberana podría tener otro tipo de involucramiento en materia de aporte de fondos estatales para "la investigación y cadena productiva".

PI

Etiquetas
stats