Denuncian que el pase de Diego García de La Plata a Córdoba fue para dilatar la investigación por violación

Jugadoras, empleadas, socias e hinchas de Estudiantes de La Plata también se manifestaron en contra el jugador acusado.

Día a día crece la polémica por la contratación del volante uruguayo Diego García que llegó al Club Atlético Talleres (CAT), pese a que su club de origen, Estudiantes de La Plata lo había suspendido, cuando una jugadora de hockey de esa institución lo denunció penalmente y la Justicia lo imputó y procesó por el delito de “abuso sexual con acceso carnal”, y le impidió la salida del país.

Este fin de semana, las socias de Talleres nucleadas en EMA Albiazules Feministas y las de Estudiantes, integrantes del Area de Género de Hockey y del Movimiento Pinchas Feministas, emitieron un comunicado donde denuncian en forma conjunta “el pacto entre las personas que dirigen la vida institucional de nuestros clubes y que no sólo protegen a Diego García (procesado actualmente por abuso sexual), en detrimento de los derechos de la víctima, sino que además demuestran un total desinterés por crear clubes libres de violencias y con perspectiva de géneros.  En ese sentido, manifestamos también nuestro total apoyo y acompañamiento a la víctima, quien recientemente ha tenido la enorme valentía y coraje de manifestarse públicamente. Exigimos el mayor de los respetos a su persona y pedimos empatía ante la situación que está viviendo”.

A fines de febrero, una jugadora de hockey de 21 años del Club Estudiantes denunció que en una fiesta realizada en el barrio El Rodeo de las afueras de La Plata había sido violada por Diego García, jugador de la Primera División de fútbol del club. Sobre esa denuncia, la fiscal platense Cecilia Corfield declaró a la agencia Télam que “hay elementos para sospechar que el hecho denunciado ocurrió y que hubo un autor”, señalando al jugador uruguayo de 24 años de edad, que está en Talleres hasta junio próximo. Como repudio a la inacción de las autoridades de la entidad deportiva, la semana pasada, la víctima anunció que junto a toda su familia dejaban de ser socios del club Estudiantes de La Plata.

La abogada Daiana Lattini, integrante del Movimiento Pinchas Feministas del club Estudiantes de La Plata, y una de las redactoras del documento lanzado junto a las socias de Talleres, advirtió a elDiarioAR: “El pase de Diego García desde La Plata a Córdoba es, sin dudas una maniobra dilatoria, no es casual; tiene que ver con una estrategia procesal de la defensa. García está procesado, no sólo imputado. ¿Usted imagina cómo se va a tomar una testimonial a 750 kilómetros de distancia?, ¿García irá a declarar en forma presencial?; la familia de la víctima deberá buscar una abogada o un abogado con matrícula en Córdoba porque el imputado está radicado en Córdoba y esto ralentiza aún más la acción de la Justicia. Si bien, en un principio, cuando la dirigencia de Estudiantes separó preventivamente a García de las prácticas deportivas, actuó de acuerdo al Protocolo contra las Violencias de Género y Diversidades; la acción posterior de permitirle entrenar y esta última acción de Estudiantes de ceder a García a Talleres, fue un acto de violencia institucional no sólo hacia la víctima, socia de toda su vida del club, sino también hacia su familia, que se cruzaba en las instalaciones del hombre acusado de abuso sexual”.

Toda la familia de la joven denunciante decidió dejar de ser socia de Estudiantes “en rechazo a la decisión institucional de no sostener la medida preventiva que impedía a García entrenar. Estudiantes dice ser una gran familia; y actuó como lo hacen algunas familias con los abusos sexuales intrafamiliares, protegió al abusador, fue un reflejo de lo que sucede en la sociedad. Estudiantes no reconoce que al permitirle volver a entrenar a García, dañó, revictimizó a su víctima, no lo quiere reconocer. No sostuvo el Protocolo que aplicó muy bien en un principio, no lo supo o lo quiso sostener”, señaló esta abogada y socia del club que preside Martín Gorostegui.

El colectivo Pinchas Feministas junto al Area de Género de Hockey del Club Estudiantes y el movimiento EMA Albiazules Feministas reclamaron “al Ministerio Público Fiscal y al Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires que la etapa de investigación se lleve con la mayor diligencia y celeridad posible y que se tome una decisión responsable respecto a las salidas del país de Diego García” y suscribieron lo mismo que advirtió la militante feminista y abogada Daiana Lattini: “No puede el traslado del jugador a la provincia de Córdoba ser facilitador de maniobras dilatorias ni garantía de impunidad”.

El comunicado de las socias de Talleres de Córdoba y Estudiantes de La Plata señala, además, que “insistimos en la necesidad de contar con espacios institucionales donde prevalezca la voluntad política y el real compromiso de trabajar en pos de erradicar todo tipo de violencias por cuestiones de género, que laboren responsablemente para la  deconstrucción de las prácticas violentas, y que cuenten con los instrumentos para acompañar adecuadamente a las víctimas y no, como en este caso, que sean abandonadas y desprotegidas”. 

El colectivo EMA Albiazules Feministas, el Movimiento Pinchas Feministas y el Area de Género de Hockey de Estudiantes de La Plata pusieron la mira sobre “la necesidad de capacitaciones constantes en materia de género, para velar por la integridad y seguridad de quienes transitamos las instituciones, que insten a los clubes a asumir un rol ejemplificador cada vez que deban poner en práctica lo aprehendido, y que no sean una mera publicidad institucional. Estos ámbitos deben ser transversales a toda la estructura de los clubes, para evitar que les dirigentes, en nombre del derecho a trabajar, vulneren los DDHH de las víctimas, los cuales también son derechos constitucionales y convencionales”. 

En el comunicado, las mujeres de Talleres y Estudiantes señalan: “Dejamos claro nuestro posicionamiento ante el accionar irresponsable y sin perspectiva de género que mantienen ambos clubes:  Estudiantes de La Plata, al no sostener la medida preventiva de separar a Diego García de la vida institucional y permitirle volver a entrenar, causando nuevos sufrimientos a la víctima y a su entorno familiar y constituyendo una grave  revictimización; así como también con la decisión de cederlo a otra institución en un intento de “sacarse el problema de encima”. Por su parte, Talleres concretando la contratación de un jugador procesado por abuso sexual, decisión que rechazamos rotundamente y le exigimos al Club que revea de manera urgente”. 

Todavía no jugó

El Club Atlético Talleres anunció el sábado 17 de abril pasado a través de su página oficial y de la aplicación para socios que el jugador de Estudiantes, Diego García, llegaba a préstamo con opción de compra. “No lo hizo a través de las redes, como lo hace habitualmente; donde había posibilidad de respuesta por parte de socios e hinchas”, advirtieron desde EMA Albiazules Feministas. 

La Comisión Directiva que preside el empresario Andrés Fassi señaló además, que la nueva incorporación “inició su carrera futbolística en el 2015 en Juventud (Uruguay) y luego fue transferido a Tacuarembó y Boston River. En Estudiantes, donde arribó en la temporada 2019/2020, disputó 31 partidos y marcó 2 goles”.

El jueves 22, de local en el estadio “Mario Alberto Kempes”, el club cordobés cayó 2-1 frente al Club Sport Emelec de Ecuador. En ese partido, García no estuvo en la lista de concentrados. Anoche, Talleres ganó de visitante 3-2 a Atlético Tucumán, un partido clave para clasificar en la próxima fase de la Copa de la Liga Profesional; y García tampoco fue convocado. El diario cordobés La Voz del Interior señaló que el flamante jugador de Talleres no había sido convocado a jugar porque tuvo síntomas de Covid-19, algo que no fue informado oficialmente por la dirigencia del club albiazul, ni se activó el protocolo de aislamiento, ni se hisopó a los integrantes de las burbujas.

El miércoles 28 Talleres juega en Colombia, donde enfrentará por la Copa Sudamericana al Club Deportes Tolima de la ciudad de Ibagué, a 200 kilómetros al oeste de Bogotá. Para este partido, el abogado defensor de Diego García, Diego Hernán Bandín, le solicitó a la Justicia que “se otorgue al señor Diego Gonzalo García Cardozo la salida del país con fines estrictamente laborales y por los que su nuevo empleador requiere de sus servicios profesionales”.

Los abogados de la víctima, Ricardo Callabá y Ariel García se opusieron a que el jugador viaje al exterior: “Resulta un riesgo significativo (que García) sobrepase las fronteras del país ya que de no volver al mismo, la responsabilidad será pura sola y exclusivamente jurisdiccional”, señala su escrito, apuntando al funcionario judicial que autorice el viaje.

elDiarioAR consultó a varios hinchas y socios de Talleres de Córdoba sobre la necesidad de la incorporación de Diego García y todos coincidieron que “no se entiende, es traernos un problema gratuitamente”, lo mismo que habían señalado la semana pasada desde el colectivo EMA Albiazules Feministas.

GM

Etiquetas
stats