Expulsan por segunda vez a un jefe narco peruano que regresó al país tras ser liberado antes de tiempo

John Paul Revilla Estrada (44) será trasladado hacia el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, donde a las 18.10 partirá en un vuelo hacia Perú

elDiarioAR


0

Uno de los jefes narcos que se disputan la venta de la droga en la villa 1-11-14 será extraditado por segunda vez a Perú. Se trata de John Paul Revilla Estrada, el sobrino de Marco “Marcos” Estrada González, el capo histórico de la organización que se encarga del narcomenudeo en el Bajo Flores. El detenido ya había sido expulsado a su país en 2017 y regresó el año pasado, a pesar de que lo tenía prohibido. Esto sucede en medio de la discusión por la derogación del decreto de Mauricio Macri que restringía el ingreso de extranjeros con antecedentes penales.

Revilla Estrada había sido condenado en 2014, en uno de los tantos procesos contra Estrada González. Cumplió gran parte de su condena en el penal de Ezeiza, hacia donde lo trasladaron luego de que denunció un ataque en el Complejo Federal de Marcos Paz. Tres años más tarde, con el decreto 70/2017 recién estrenado, un grupo fuertemente armado trasladó a Revilla Estrada hacia Lima y lo dejó en libertad.  

Lo llamativo de ese proceso fue que Revilla Estrada recibió el “extrañamiento” (la posibilidad de expulsión al haber cumplido la mitad de la condena) a pesar de haber sido condenado por un delito federal como el narcotráfico. Son muy pocos los casos condenados por delitos federales a los que les permite ese beneficio. 

Migraciones expulsará a un narco liberado por el macrismo y que violó la prohibición de reingreso by on Scribd

Según fuentes judiciales, Revilla Estrada había llegado desde Lima, Perú, para garantizar el negocio de su tío en la 1-11-14, luego de que Marcos cayera preso. En este momento hay una feroz disputa entre los grupos de Marcos y Piti, su hermano y tío también de Revilla Estrada por el que hubo varios muertos en enero en el Bajo Flores.

A Revilla Estrada lo atraparon el 16 de agosto del año pasado en un control vehicular de la Policía Federal, en avenida Castañares y Bonorino, y quedó detenido de inmediato. El Juzgado de Faltas N°20 de Faltas de la CABA lo condenó a 7 meses de prisión efectiva por el incumplimiento de la orden migratoria con la prohibición de ingreso a la Argentina. Este sábado a la tarde lo volverán a deportar.

Durante la gestión anterior fueron expulsados alrededor de 1500 extranjeros que tenían sentencia firme y se encontraban cumpliendo su condena. Este proceso implica la deportación al país de origen, donde quedan libres. El requisito que fija la ley migratoria para acceder a este mecanismo es que tengan cumplida al menos la mitad de la pena.

Con información de Alejandro Marinelli

Etiquetas
stats