rio negro

Denuncian hostigamiento contra una manifestación “por la soberanía” de Lago Escondido

Un grupo de manifestantes de ATE, ayer, en repudio por los incidentes camino a Lago Escondido.

La justicia autorizó el rescate del sanitarista Jorge Rachid, quien participaba de una marcha en reclamo por la “soberanía de Lago Escondido” que se inició el pasado viernes 4 febrero. Ese contingente, de unas veinte personas, cubría el recorrido por un complejo sendero de montaña, único paso habilitado por la estancia Hidden Lake del magnate inglés Joe Lewis para alcanzar el espejo de agua y que demanda entre dos y tres días de caminata. Según denunciaron los organizadores de la movilización, el grupo fue interceptado por entre 40 y 50 personas a caballo y “presumiblemente armadas”, quienes los hostigaron e impidieron continuar con la marcha.

La marcha acampó a la espera de poder continuar camino o bien poder replegarse. El abogado de la Fundación Interactiva para promover la Cultura del Agua (FIPCA), organizadora de la llamada “Marcha por la soberanía del Lago Escondido”, Sergio Cuestas, aseguró que los empleados y personeros de Lewis “bloquearon el acceso sobre la servidumbre pública que la propia empresa Hidden Lake construyó para intentar impedir que se habilitar el camino Tacuifí, lo hicieron en territorio provincial, no en sus tierras y además de eso nos amenazaron con hundirnos en el lago o comerse en la parrilla a los que integraban la columna, visitarnos a la noche para que no nos olvidáramos que no había que volver”.

Ante esta situación, los abogados de FIPCA presentaron un pedido de hábeas corpus ante el Juez de Garantías Juan Pablo Laurence, solicitando se brinde seguridad al grupo que quedó aislado y sin comunicación en la zona montañosa. El médico sanitarista y dirigente peronista Jorge Rachid se encontraba entre los movilizados y su esposa, Gabriela Dueñas, solicitó en las últimas horas que se dispusiera de medios aéreos -un helicóptero- para su rescate, ya que, fue “especialmente hostigado” y “se descompensó”.

Laurence rechazó el hábeas corpus. En su escrito, el juez se refirió puntualmente al estado de salud de uno de los manifestantes que se mencionó en la presentación, por lo cual ordenó dar inmediato conocimiento de la situación a “la Patrulla de Montaña y/o las fuerzas policiales a través de la Regional Tercera local, para que evalúen la situación del mismo y -de corresponder- materialicen la evacuación y el acompañamiento del señor J.R. para su atención médica en El Bolsón”, tal como lo dictaminó la fiscalía.

Asimismo el juez ordenó notificar a la Regional Tercera de Policía -y por su intermedio a las autoridades que correspondan- “para que garantice la seguridad e integridad física del contingente que se encuentra en la cabecera sur del lago”.

Rachid fue rescatado horas más tarde por un helicóptero. Se encuentra en Bariloche, adonde arribó trasladado por una aeronave privada, conseguida por el Grupo de Abogados Solidarios y la FIPCA, organizadora de la marcha.

Hostigamiento

A través de un video, el abogado Cuestas dijo en las últimas horas que “a las 15.30 del domingo cuando llegamos a la cabecera oeste del lago, un grupo de 50 personas nos impidieron acceder a la costa, nos amenazaron, pincharon uno de los kayak y tuvimos que retroceder, la Policía nos dejó solos toda la noche y no conseguimos ningún medio para volver y comunicar lo que estaba sucediendo”.

La Policía de Río Negro rechazó que el personal afectado a la seguridad del grupo, apenas dos uniformados, hubiesen dejado su responsabilidad, tal como denunció Julio César Urien, titular de FIPCA, en diálogo con ElDiarioAR.

Según los organizadores, entre las personas que, a caballo, impidieron el paso de la columna pudo ser identificado Nicolás Van Ditmar, administrador de la estancia de Lewis, y quien en 2011 dijo que defendería el cierre del acceso al lago “con el winchester en la cintura”.

 Mientras tanto, una segunda manifestación aguarda que la Justicia garantice la seguridad correspondiente para iniciar una marcha por el camino Tacuifí. Ese sendero nace en el paraje El Foyel -a unos 75 kilómetros al sur de Bariloche- y es la vía más corta y sencilla de transitar hasta la costa del lago Escondido.

Se trata del camino que, en el 2009, el Superior Tribunal de Justicia de Río Negro obligó a la empresa Hidden Lake y al Estado provincial a abrir y acondicionar para garantizar el derecho de acceso a los espejos de agua. Desde entonces, los sucesivos gobiernos rionegrinos hicieron oídos sordos a la orden judicial, y la empresa del magnate Lewis consiguió que vecinos y terratenientes de la zona por donde pasa el camino lo cerraran con tranqueras, portones y alambres de púa.

El contingente de manifestantes evitó acercarse hasta el inicio del camino Tacuifí “para evitar ser agredido por los patrones de estancia del lugar”, dijo a ElDiarioAR Rodolfo Aguiar, Secretario Adjunto Nacional de ATE y Secretario General de la CTA Autónoma de Río Negro. El grupo, de hecho, se manifestó por la ruta 40 sur a la altura del puesto Villegas de Gendarmería, a unos 20 kilómetros del lugar.

Para Aguiar “creció muchísimo el nivel de conciencia de la sociedad en relación a la presencia de Lewis en la zona, el cierre del acceso al lago, y lo que eso significa en una provincia con 70 mil familias con problemas de acceso a la tierra y la vivienda”.

 

“Cuestión ideológica”

Por su parte, desde Madrid la Gobernadora de Río Negro Arabela Carreras descalificó como “ideológica” la marcha. Aseguró a Radio Nacional que “los pobladores de la zona de Lago Escondido ven alterada su vida tranquila por una cuestión muy ideológica”. Carreras participa de la comitiva que acompaña al Presidente Alberto Fernández en su gira por Rusia, China y Barbados. En la escala realizada en la capital española, la mandataria admitió desconocer los detalles de lo ocurrido, pero interpretó que “no debe ser distinto a lo que ocurre todos los años cuando pobladores que viven en la zona ven alterada su vida tranquila por una cuestión muy ideológica que se manifiesta”.

En relación a los hechos ocurridos el domingo en el sendero de montaña, integrantes del Grupo de Abogados Solidarios presentaron ante la justicia federal de Bariloche una denuncia por “privación ilegal de la libertad; actos de piratería; sedición atentados contra la soberanía nacional”.

Según relata el texto de la denuncia “el 6 de febrero de 2022, la movilización arribó a la cabecera Norte del que denominaron ”Lago Soberanía“ y conforme informaciones propaladas por distintos medios de comunicación, el contingente fue interceptado, hostigado y privados de su libertad por aproximadamente cincuenta hombres, a caballo y armados, organizados por una persona que ejercía el mando y que fuera identificada como Nicolás Van Ditmar; situación que obligó a los miembros de la expedición a intentar replegarse hacia la cabecera sur del lago, donde pasaron la noche en condiciones de precariedad y con grave riesgo para la salud de las víctimas”.

SR

Este texto fue actualizado a las 17:00 del martes 8 de febrero

Etiquetas
stats