“Ómicron silenciosa”: BA.2, la subvariante que escapa a los PCR

La subvariante BA.2 puede no detectarse en una prueba PCR

elDiarioAR

0

La variante Ómicron no deja de crecer en todo el mundo y en medio de una explosión de contagios, la comunidad científica sigue de cerca una nueva versión de la cepa detectada por primera vez en África que podría saltarse la inmunidad tanto natural como la de las vacunas contra el Covid-19 y puede no ser detectada por una prueba de PCR.

Se trata de la subvariante BA.2, también llamada “Ómicron silenciosa”, de la que ya se registraron más de 8.000 casos y ya está presente en 35 países. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya la tiene en la lupa y encendió la alarma tras reportarse varios casos en Dinamarca, India y Reino Unido. Si bien comparte características con la Ómicron original, parece tener ciertas diferencias que pueden hacer que se propague más rápido y sea más difícil de detectar.

La causante de la tercera ola de Covid en Argentina no posee un gen de espícula y ese rasgo la hizo destacar en las muy utilizadas pruebas de PCR sin la necesidad de una secuenciación adicional del genoma. Pero la BA.2 no parece tener esta característica, lo que la hace más difícil de monitorear. Por ese motivo, las muestras deben ser evaluadas una vez más para determinar su presencia.

La subcepa fue detectada por primera vez en China durante la reconstrucción de la secuenciación genética de muestras de pacientes con Covid, aunque, según apuntan varios expertos, puede que su origen esté en India.

¿Más transmisible?

No obstante, aún es muy pronto para afirmar que cuál es la capacidad de escapar a las defensas inmunológicas y la virulencia de esta versión del coronavirus. Tom Peackock, un científico del Imperial College London, aseguró que “observaciones muy tempranas de India y Dinamarca sugieren que no hay una diferencia dramática en cuanto a la gravedad”.

“Incluso con una transmisibilidad ligeramente más alta, esto no es absolutamente un cambio de Delta a Ómicron y, en cambio, es probable que sea más lento y más sutil”, indicó al medio Daily Mail. En este sentido, indicó que “no sorprendería que BA.2 reemplace lentamente a Ómicron en los próximos meses con mutaciones un poco más ‘optimizadas’”.

 El epidemiólogo francés Antoine Flahault, por su parte, dijo a la agencia AFP que la consigna no es el pánico, sino la “vigilancia”, ya que “por ahora tenemos la impresión de que la gravedad (de los casos BA.2) es comparable” a la de los casos de la variante clásica Ómicron.

BA.2 aún no se ha clasificado como una “variante de preocupación”, como lo fueron tanto el linaje de Sudáfrica como Delta, pero debido a que se propaga en muchos países, la OMS ha pedido a los funcionarios que la controlen de cerca.

EM con información de agencias

Etiquetas
stats