Ni una menos

A siete años del #3J, casi una mujer por día es asesinada por violencia machista

Una de las marchas por #NiUnaMenos en Buenos Aires

Casi 300 por año. Es decir, casi una por día. Desde junio de 2015, cuando se realizó la primera movilización, hasta mayo, 2.041 mujeres, trans y travestis fueron asesinadas. Son datos del Observatorio “Adriana Marisel Zambrano”, que dirige La Casa del Encuentro, publicados ayer. Según el informe, se registraron 1.990 femicidios, 51 trans/travesticidios y 191 femicidios vinculados de varones. Las cifras demuestran que la violencia hacia las mujeres y personas del colectivo LGTBIQ+ se mantienen altas a pesar del crecimiento de las movilizaciones feministas.

Femicidios en situación de trata y prostitución: el 47 por ciento de los agresores eran “clientes”

Femicidios en situación de trata y prostitución: el 47 por ciento de los agresores eran “clientes”

Nuevamente nos encontramos con un femicidio cada 30 horas en promedio en estos años, es el mismo índice que teníamos en el Ni Una menos original”, afirmó la presidenta de la Casa del Encuentro, Ada Rico, en diálogo con elDiarioAR. “No varió absolutamente nada y eso es muy preocupante. Tendría que haber descendido porque hay una toma de consciencia y una multiplicidad de cosas que fueron pasando. Desde el 2009, cuando conformamos el observatorio, nos da un promedio de 30 horas. Y seguimos así, no ha descendido”, indicó Rico. Al igual que el resto de los observatorios de la sociedad civil, los números de la Casa del Encuentro salen del seguimiento de casos en los medios de comunicación. 

De acuerdo al último informe de la Oficina de la Mujer (OM) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, realizado con datos del Poder Judicial, el año pasado hubo 251 femicidios: un promedio de uno cada 35 horas. Si se tienen en cuenta el total de víctimas fatales de violencia de género, que incluye a las víctimas directas e indirectas, los números muestran un 13% menos que en 2020, cuando registraron 287 muertes.

La coordinadora del equipo de Investigaciones y Registros de la Oficina de la Mujer, Alejandra Otamendi, explicó que el descenso de casos en la Provincia de Buenos Aires generó impacto en los índices nacionales. “Si uno analiza esto, hay provincias que bajaron y otras no. Por el peso poblacional, la caída que se da en la provincia de Buenos Aires el año pasado respecto de los años anteriores pudo haber impactado en la cifra nacional. Es así por una cuestión de densidad poblacional: uno de cada tres femicidios ocurre allí en la Provincia, pero no necesariamente tiene la tasa más alta, bajó el 22% y eso tuvo incidencia en la baja nacional”. 

El promedio nacional de femicidios es de 0.99 cada 100.000 mujeres y hay once provincias que lo superan. Chaco (2,43), Santiago del Estero (2,22), Tucumán (2,07), La Rioja (2,00), Formosa (1,96), Salta (1,78), Chubut (1,27), Jujuy (1,27), Corrientes (1,22), Neuquén (1,18), y San Luis (1,16). En el otro extremo se encuentran Tierra del Fuego y La Pampa. Todos son datos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Volver a la calle después de dos años de pandemia

Hoy, después de dos años sin movilización en las calles por el virus Covid-19, mujeres y diversidades volverán a manifestarse bajo la consigna “¡Ni Una Menos! ¡Vivas, libres y desendeudadas nos queremos!”. La convocatoria es desde las 16 en el cruce de la Avenida de Mayo y 9 de Julio, y desde allí marcharán hacia el Congreso, donde leerán un comunicado. El texto es el resultado de dos asambleas abiertas que se realizaron en la sede del Sindicato de Metrodelegados. Además del reclamo histórico para erradicar la violencia de género, este año también se pondrá el eje en la Justicia y la autonomía económica

La integrante del colectivo Ni Una Menos Luci Cavallero consideró que la autonomía económica es “la única posibilidad concreta de salir de las violencias machistas”. “Se suma muy fuerte el reclamo por un Salario Universal que impactaría de modo muy importante sobre las mujeres de la economía popular y de las que tienen trabajo informal, que hoy no acceden a la canasta básica. Es imposible pensar en la salida de las violencias sin un ingreso económico concreto. También pediremos prioricen la agenda de redistribución económica antes que el pago de la deuda y por eso la consigna de ‘vivas, libres y desendeudadas’”, le dijo la socióloga a este medio. 

Como sucedió hace siete años, en 2015, las movilizaciones se replicarán en todo el país. Además de la demanda general, habrá reclamos específicos. En Salta, realizarán una concentración en la ciudad Capital y en el interior para pedir el sobreseimiento de Miranda Ruiz, la médica imputada por hacer un aborto legal. En Córdoba, dos movilizaciones denunciarán la complicidad judicial y policial en el femicidio de Cecilia Basaldúa. Mientras que en Santa Fe pedirán por un efectivo cumplimiento de la Educación Sexual Integral.  También estará presente el recuerdo de Chiara Paéz, la adolescente de 14 años que estaba embarazada y fue asesinada por su novio en Rufino, Santa Fe. Su femicidio fue el origen del primer Ni Una Menos. “Yo a Chiari la tengo, pero de otra manera. Quiero que recuerden el nombre de mi hija, que la quieran. Eso me ayuda mucho a seguir”, le dijo Verónica Camargo. la mamá de la chica, a elDiarioAR el año pasado

CDB/SH

Etiquetas
stats