Ariel Sbdar, agente de bolsa: "Argentina vale mucho más de lo que cotiza"

Ariel Sbdar, gerente ejecutivo y fundador de Cocos Capital

Ariel Sbdar, 29 años, fundador y gerente ejecutivo de Cocos Capital, es lo que en el mundo financiero se conoce como contrarian investor, es decir, uno de esos inversores que cuando la manada de inversores se dirige a pastar a una llanura, él prefiere salir de ese lugar e ir a comer donde no van los otros. El ex jefe de estrategia de Bind Inversiones, que acaba de fundar su propia casa como agente de liquidación y compensación, lo que se conocía como sociedad de bolsa, anuncia en su cuenta de twitter cuándo toma una posición y también publica el momento en el que sale.

“Compré YPF a 526 pesos duros,” publicó, por ejemplo, el 21 de enero a las 12:23, cuando todo el mundo huía despavorido por un rumor de estatización que luego se probó falso. “Vendidas,” anunció al otro día. Y aclaró: “Para mí, sigue para arriba YPF pero un 5,5% de arribeños no se le niega a nadie.”

Hoy, cuando la acción de YPF cotiza arriba de $700 pero los precios de los bonos internacionales en dólares siguen por el piso , Sbdar insiste en ser uno de los más fervorosos contrarían investors del mercado local, recomendando acciones locales desde Pampa Energía a Bioceres.

“Las acciones locales están regaladas,” dice el joven que descree de los agoreros que como los teros que anuncian tempestades por un lado pero ponen sus huevos en otro lado le exigen al gobierno impulsores de crecimiento o, como se dice en la jerga del mundo de las finanzas, drivers.

Lo que sigue es una síntesis de la entrevista donde Sbdar explica la caída del dólar blue, la suba de las acciones y el desplome de los bonos en dólares internacionales mientras repuntan los bonos en pesos atados a esa moneda.

--Básicamente, la pregunta es: ¿qué está pasando en este febrero extraño? Siempre fueron muy complicados los febreros para el dólar porque las cosechas de soja y maíz llegan en marzo y el Banco Central históricamente pierde reservas este mes. Pero este febrero está ocurriendo lo opuesto. Baja el dólar blue y además el Central no sólo no está interviniendo, como puso en uno de sus tweets, sino que compró US$ 290 millones en los primeros diez días del mes. Y caen estrepitosamente los bonos internacionales, pero suben los locales y suben las acciones. ¿Qué está pasando?

-Lo que pasa es que Argentina está regalada. Eso es lo que pasa. El tipo de cambio real sigue estando muy alto. En términos de commodities, los precios siguen estando muy bien. El mundo se está recuperando bien. Y el mercado se está recuperando bien. Las materias primas han subido un montón. Por eso el Central está pudiendo comprar dólares en el mercado spot. No está vendiendo, está comprando. Lo cual, digamos, le agrega un poquito de reservas. Si bien no es mucho, no le saca fuerza de reservas y algo le agrega, no mucho, pero le agrega. Y además, en los últimos días, hubo venta de dólares de privados. Hay mucha gente que está empezando a traer dólares para pagar sus impuestos. La mayoría de las empresas que tiene que pagar impuestos no tiene pesos. O, por lo menos, las empresas no tienen pesos para pagar los impuestos. Entonces los traen. Y no te hablo solamente del impuesto a la riqueza. Hablamos de impuestos a los bienes personales, impuesto a las ganancias, lo que sea. Toda esa gente está trayendo dólares para pagar. Así que esa oferta de dólares de oferta privada te presiona en el contado con liquidación. Y de a poquito, digamos, se empezó a armar un círculo positivo.

-Empezó hace bastante el círculo, ¿no es cierto?

-Y ya llevamos casi seis meses o cinco meses de precios de contado con liqui estable y hasta te diría en caída. Los bonos en pesos vienen rindiendo bien. El que vendió con contado con liqui y se compró dólar link allá por noviembre, la verdad es que se hizo de una fortuna. El mercado de deuda en pesos viene bien, muy bien Los bonos atados a la inflación también rindieron una fortuna Lo bueno de pesos. Viene una buena época para los activos argentinos.

-Pero muchos medios aseguran que la Argentina no tiene estímulos (drivers) de crecimiento. 

-Eso es verdad. No hay drivers de crecimiento. Pero la gente que tiene bonos de Argentina, todos sabemos que no los van a vender. La gente que ya compró, perdió bastante y ya está, no lo van a recuperar vendiendo Por eso no lo van a vender.

-O sea que, paradójicamente, en los últimos meses el que apostó al peso, ganó

-Sí, claro. Y ganó muchísimo.

-Y ahora con la llegada de las cosechas, ¿esto va a mantenerse? El que apueste al peso, ¿va a ganar?

-Bueno, eso es algo que les voy a decir a mis clientes. No es algo que me interese discutir ahora con un medio. Y "apostar" no es la palabra... Es una palabra extraña. Uno nunca se queda en pesos así nomás. Tiene posibilidades. Hay instrumentos atados al peso. Uno hace tasa con diferentes bonos. No es que yo me quedo en pesos. La pregunta es, ¿compro dólares? ¿O compro bonos atados a la inflación? ¿O me compro bonos ajustados a tasa Badlar?

-¿Y qué se responde?

-Con este tipo de cambio actual, una de las mejores opciones es comprar bonos en pesos atados al dólar. Más que los atados a la Badlar...

-¿Por qué no le interesan los bonos atados a la inflación ni la tasa Badlar, como se conoce a la tasa que se pagan los bancos entre sí?

-Por qué lo bonos en pesos ya tienen rendimientos negativos por la inflación. Y porque me interesa un poco más el tipo cambio en este nivel que la tasa Badlar. El tipo de cambio, en este nivel, va a empezar a correr un poco. Y si sigue el viento de popa, lo mejor es tener un bono que por lo menos tiene una variable bajísima.

-¿Y si el tipo de cambio de cambio no sube?

-Si no sube, y sigue el veranito, en vez de ganar 20% vas a ganar 10%. Y te haces de una buena guita.

-Entiendo que no quiera hablar de su estrategia para adelante y se reserve esos consejos para sus clientes. Hablemos para atrás. ¿Quién fue el que más ganó? ¿El que se pasó a los bonos ajustado por CER, es decir a la inflación o quién?

-Las ganancias que tuvieron los que se movieron a los bonos atados al CER fue muy alta.

-¿Qué porcentaje ganaron?

-Depende de en qué período y qué bono.

-Tomemos el bono CER que vence en el 2026. Y tomemos como inició del período el día en el que el blue llegó a 199 pesos y parecía que el mundo se acababa para la Argentina según los medios dominantes...

-Eso fue más o menos en octubre. Los bonos CER del 2026 valían setenta mangos. Y ahora valen entre $105 y $103. No sólo le ganaste en pesos si no que le ganaste en dólares.

-Claro, porque si uno vuelve a pasarse al blue de vuelta con el valor actual es escandalosa la ganancia...

-Claro, correcto. Subió 30% en pesos y además si le agregas la caída del blue de arriba de 190 a lo que vale hoy…

Argentina tiene ciclos. En estos momentos, donde está todo muy gris y muy difícil de ver, es cuando hay que apretar los dientes y comprar. Está pasando lo mismo que en el 2013-2014, donde era muy difícil ver algo positivo. Pero esas compras fueron de las mejores inversiones de la última década. Las acciones subieron muy fuerte. Hoy pasa lo mismo. Son precios muy tentadores. Argentina vale mucho más de lo que cotiza ahora.

-Y si se arregla con Fondo Monetario Internacional, ¿aparecerá finalmente el famoso driver de crecimiento que todos los economistas dominantes esperan?

-Es que eso no es un driver. No importa si Argentina arregla o no con el FMI. Por ahí arregla y las acciones no suben. Lo que hay que entender es que Argentina no va a subir por drivers. El problema de la Argentina es que los inversores no le creen al gobierno. Por ahí arreglan. Pero si la gente sigue sin creerle al gobierno, no hay drivers. Argentina va a subir cuando muchos inversores se den cuenta que esta todo barato, regalado, y no les importe si le creen o no al gobierno. Estamos en un momento donde no interesan tanto los fundamentos de corto plazo. Está todo demasiado barato.

-Pero, por ejemplo, el martes habló Sergio Chodos y dijo que no era prioridad arreglar en Mayo con el FMI y salió un grupo de bonistas extranjeros a criticarlo y casi a exigirle que arreglen con el FMI. Y mientras las acciones subían, los bonos internacionales restructurados el año pasado se desplomaron. ¿Qué muestra eso?

-Lo que pasa ahí es otra cosa. Esos bonos operan muy poco. Hay un grupo de tenedores muy chico, que quiere salir hace mucho tiempo, y no pueden salir. Va a llevar tiempo, pero se va a solucionar. Son un regalo esos bonos hoy.

-Suena como si hablara de los grandes grupos sojeros que tienen acumulados millones de toneladas de soja en silos y se resisten a vender porque no tienen necesidad, pero apenas el precio les convenga, la venderán...

-Es cuestión de tiempo con los bonos. Es muy poco el volumen hoy. Hay que tener paciencia y esperar.

Esta nota fue actualizada a las 23:38 para consignar el nombre correcto del cargo en la subsidiaria del Banco Industrial en el que operaba Sbdar

 

Etiquetas
stats