David Miazzo, economista de FADA: "En los últimos 10 días perdimos la suba de precio de la soja de los últimos seis meses"

La soja cerró hoy en US$489 en la Bolsa de Chicago

Un mes atrás la Argentina celebraba el precio récord de la soja, que superó los US$600 por tonelada —valor que no alcanzaba desde 2012— y despuntó como uno de los factores clave para empujar la recuperación económica. Este jueves la historia es otra: el grano lleva semanas en caída y cerró hoy en US$489 la tonelada, lo que implica que no solo limó el pico sino que recortó la mejora de los últimos seis meses. De todos modos, para David Miazzo, economista jefe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), no se trata todavía de un dato para alarmarse ni que vaya a cambiar las decisiones de los productores. 

—¿Cómo se explica la baja en el precio de la soja de las últimas semanas? 

—La primera baja, hacia la semana pasada, estuvo relacionada con algunas cuestiones de datos climáticos, de mejora del clima en Estados Unidos, que hacía ver una mejor oferta de la esperada. Se sumó hoy la noticia de la Fed, que dio señales de suba de las tasas de interés y generó una baja de precios en todos los commodities. Creo que esta última baja ha estado más relacionada a eso de la tasa de interés, la liquidez y al dólar más fuerte que a otra cuestión. 

—¿Dejamos atrás definitivamente el valor récord que se tocó en mayo de US$602 por tonelada?

—Los US$600 se entendía que eran un pico de precio que difícilmente se iba a mantener, pero se esperaba que se estabilizara en un nivel de US$530, US$550 y que se mantuvieran buenos precios dado un contexto de buena demanda de grano, de bajo stock de granos (cuánto tienen los países guardados) y una alta liquidez a nivel mundial producto de la política monetaria de Estados Unidos y Europa. 

No sé si la baja de estos días es una especie de overshooting invertido, es decir, una sobrerreacción a los datos y que después en los próximos días se estabilizará en niveles más altos, pero estamos viendo que con el precio de hoy se borró la ganancia de precios de los últimos seis meses. 

—¿Desde enero?

—Arrancamos el año con un precio de US$480 la soja julio y cerramos hoy con US$489 dólares. Toda la suba de precio del año la perdimos los últimos 10 días. Pero si se pudiera mantener la soja en estos niveles de US$480/US$490 sigue siendo un buen precio. Tenemos que recordar que venimos de precios de US$350. Obviamente como país lo vamos a lamentar porque significa menos ingreso de dólares, pero sigue siendo un buen nivel de precios, con el que se puede producir.  Y si en el mediano plazo se llega a estabilizar en torno a los US$530/US$550 va a ser una excelente noticia. Tendría que caer otro 20% el precio como para que nos empecemos a preocupar. 

—¿Los movimientos de los últimos días no van a alterar las decisiones de producción y venta de los productores? 

—Hoy estamos en un momento de venta, porque recién se está terminando de sembrar el trigo, que es un cultivo de invierno que se cosecha en diciembre, y recién a partir de septiembre se empieza a sembrar la soja y el maíz. Respecto de la venta sí eventualmente puede generar algún impacto; veníamos con muy buenos niveles de venta que también se venían traduciendo enun buen nivel de exportaciones y de ingreso de dólares. Ayudaba la situación de calma cambiaria y los buenos precios. Esa es la decisión que se puede afectar hoy. Después, puede afectar hacia septiembre/ octubre, cuando empieza la siembra de soja y maíz. El nivel de precios relativos puede hacer que eventualmente haya más hectáreas de un cultivo u otro, de acuerdo a cómo se muevan, pero así como vimos que cayó la soja también cae el maíz, no es que se salva. 

—¿Cuál es, entonces, la barrera de precio que encendería las alarmas?

—Mientras que se mantenga por encima de los US$450 no va a afectar de manera muy negativa la rentabilidad como para que empecemos a dudar si va a haber producción o no. Obviamente que igual afecta la rentabilidad, pero no a niveles del año pasado, cuando difícilmente se cubrían los costos de producción. 

DT

Etiquetas