El Gobierno prorroga la suspensión de despidos y dice que con la recaudación extra auxilia a empresas, autónomos, monotributistas y la tarjeta Alimentar

Protesta de la Red de Trabajadores Precarizados el año pasado en Tucumán.

0

A diferencia de lo que es habitual, esta vez el presidente Alberto Fernández encabezó la reunión semanal del gabinete económico en la que se decidió extender la suspensión de despidos desde el 31 de mayo y por 30 días. Así lo confirmaron fuentes oficiales cercanas a los participantes del encuentro que se realizó en la Quinta presidencial de Olivos, según consignó la agencia oficial Télam. La prohibición de echar empleados rige desde el comienzo de la pandemia, en marzo de 2020, y se fue prorrogando. Claro que no rige para el tercio de trabajadores que están en negro.

Se sabe cuándo empiezan las cuarentenas, pero no cuándo terminan

Se sabe cuándo empiezan las cuarentenas, pero no cuándo terminan

La agenda de la reunión tenía como temas principales aquellos que vienen siendo tratados durante los últimos encuentros del gabinete económico, en especial la inflación y la coyuntura económica durante la pandemia, pero también las negociaciones para postergar los pagos de deuda de fin de mes con los países acreedores reunidos en el Club de París. La mesa de trabajo estuvo encabezada por Fernández e integrada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; su número dos, Cecilia Todesca Bocco; el ministro de Economía, Martín Guzmán; el de Trabajo, Claudio Moroni; el de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; la jefa de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont; y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce.

Tras la reunión, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, explicó que los ingresos extraordinarios por la soja y el aporte de las grandes fortunas está usándose para financiar el Repro II y el plástico con el que familias pobres compran comida. "Toda esta recaudación extra que tenemos la vamos a usar y la estamos usando justamente para esto”, dijo.

Todesca explicó que la prórroga de la suspensión de despidos hasta el 30 de junio "es una medida muy importante en estas circunstancias, atravesando la segunda ola, es un instrumento que al país le ha dado muy buenos resultados en términos de la protección del empleo y de las capacidades que tienen las empresas”. También se refirió al programa Repro II, por el que se subsidia los salarios de las compañías en crisis por la pandemia: “A partir de ayer está abierta la inscripción al Repro. En los sectores críticos se pagan hasta 22.000 pesos por trabajador. La inscripción es hasta el 1º de junio inclusive. También se pueden anotar los monotributistas y autónomos, así como el mes pasado lo hicimos con los monotributistas del sector gastronómico, ahora se amplía a un gran universo que incluye actividades culturales, transporte, comercios de cercanía, algunos servicios. Los empresarios también pueden recibir estos 22 mil pesos que le pueden servir para pagar algunos gastos. Tenemos también la reducción de las contribuciones patronales, que ya fue prorrogada para los sectores críticos de acá hasta fin de año”. 

Todesca Bocco se refirió a las ayudas a las familias pobres: “Se pagó el viernes pasado a las personas que ya tenían el plástico de la Tarjeta Alimentar, ya se hicieron los depósitos para las familias que tienen chicos hasta 14 años incluidos. Para quienes no tienen la tarjeta Alimentar, este mismo monto que le corresponde que son, 6, 9, o 12.000 pesos de acuerdo con que tengan un hijo, dos, tres o más, se va a depositar a través de la AUH (asignación universal por hijo) de aquí hasta el 3 de junio. Las familias no tienen que hacer ningún trámite, lo hace la ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social) con base en los datos que tiene cruzados. Esto alcanza a casi a 4 millones de niños y niñas de la Argentina, y creemos que es una buena plataforma para este momento”.

Los auxilios se otorgan en medio de la segunda ola y después de varios meses de ajuste fiscal. “Tuvimos un aumento importante de los ingresos tributarios que tienen que ver con dos factores: modificaciones que se hicieron en la ley de solidaridad social y reactivación productiva, y ganamos casi un punto de PIB en impuestos progresivos -aludió la vicejefa de Gabinete a Bienes Personales- y a su vez, el aporte extraordinario de las grandes fortunas. Se suman a eso los derechos de exportación, que es la contracara del aumento de los precios internacionales -se refirió a la soja, el maíz y demás materias primas-.  Todos estos ingresos que tenemos están siendo afectados. Nosotros tenemos un gasto por encima del presupuesto, equivalente a 1,3% del PBI, son más o menos 480.000 millones de pesos, y por supuesto que este número lo vamos mirando con base en las distintas herramientas que nos piden el Presidente y el jefe de Gabinete que pongamos en práctica mientras tengamos que ir todavía teniendo algunas restricciones de índole sanitaria. Es el tiempo que necesitamos para que avance la vacunación. Toda esta recaudación extra que tenemos la vamos a usar y la estamos usando justamente para esto”. De esta manera, Todesca Bocco respondió indirectamente a las críticas cristinistas que reclaman más gasto a partir de los mayores ingresos.

“Hicimos un repaso de la situación de la inflación, de las herramientas que tenemos en esta situación en particular, con un gran aumento de los precios internacionales, y el golpe de eso sobre la Argentina", continuó la vicejefa de Gabinete. "Es importante que seguimos manteniendo el sistema de Precios Cuidados. Estamos también trabajando en la ley de góndolas, que cuando vas al supermercado no esté ocupado sólo por dos o tres empresas más grandes, sino que haya productos de las pymes y de la economía popular. Esto lleva tiempo de implementarse, pero es un cambio sustantivo porque vas a tener más oferta y si hay más oferta, hay más competencia y todos tienen más oportunidades.  Seguimos discutiendo cómo equilibrar las oportunidades de exportación que tiene el país como gran productor de alimentos con el mercado interno. Ahí estamos trabajando porque eso afecta muy fuerte en el bolsillo de las familias”, se refirió al cierre de las ventas externas de carne bovina.  “AFIP avanzó en controles de la cadena de alimentos y en particular de la carne. Son inspecciones de rutina, pero para nosotras es importante saber qué pasa en estos sectores porque, como sabemos, a veces pasan cosas raras que terminan teniendo impacto sobre los precios que hacen que la gente pueda comprar menos de lo que podría comprar, y eso no es justo”.

AR

Etiquetas
stats