Fernández apuesta a India, que se convirtió en el cuarto destino de las exportaciones argentinas

Fernández, escoltado por Cafiero y Massa, ante Modi y su comitiva.

El presidente Alberto Fernández arribó hoy a Múnich para participar mañana en la cumbre del G7 (siete economías más ricas: Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y Canadá) en el castillo Elmau, en los Alpes alemanes, pero hoy se encontró con el primer ministro de India, Narendra Modi, también invitado especial a Alemania. En el hotel Bayerischer Hof de Múnich, en un domingo de calor veraniego en el que los bávaros aprovecharon para darse chapuzones en los ríos de la ciudad, Fernández apostó a consolidar la relación de la Argentina con India, la quinta economía mundial (detrás de Estados Unidos, China, Japón y Alemania) donde viven 1.300 millones de habitantes.

Por dos días en su vida, Alberto Fernández busca alejarse de la interna y mostrarse como líder latinoamericano en el mundo

Por dos días en su vida, Alberto Fernández busca alejarse de la interna y mostrarse como líder latinoamericano en el mundo

Tras el encuentro, bajo estrictas medidas de seguridad solicitadas por India, el canciller Santiago Cafiero destacó que el año pasado ya se batió un récord de exportaciones a ese país asiático y en 2022 se lo superará porque crecen las exportaciones de aceite de girasol, uno de los productos que dejó de exportar Ucrania por la guerra, y las de harina de soja. Cafiero destacó que India se ha convertido en el cuarto destino de las ventas externas de la Argentina, detrás de Brasil, China y Estados Unidos. El comercio bilateral alcanza los US$ 5.600 millones, con superávit argentino.

El canciller comentó que Fernández y Modi conversaron sobre oportunidades comerciales de mediano plazo que podrían derivar en inversiones en la Argentina para abastecer a India. Por ejemplo, en la transferencia de biotecnología, sector en el que los campos argentinos llevan décadas de experiencia, y en la minería de litio y cobre, dos componentes necesarios para la electromovilidad. También se habló de exportar tecnología nuclear con fines pacíficos, como está haciendo actualmente la estatal rionegrina Invap con la instalación de un reactor de radioisótopos para la medicina en Mumbai.

Además de comercio, los líderes hablaron de la “agenda del Sur global y las economías emergentes” para llevar una voz unificada mañana a la cumbre del G7 y en las próximas de G20 en Indonesia en 2022, India en 2023 y Brasil en 2024. “El Sur global plantea una agenda distinta en un mundo con incertidumbre”, destacó Cafiero, pero negó que hubiesen conversado sobre la guerra de Ucrania, un asunto en el que India mantiene una postura ambivalente. Fernández le reiteró a Modi lo que había dicho días antes por conferencia virtual ante la cumbre de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica): que la Argentina quiere ingresar a ese club de potencias emergentes.

AR

Etiquetas
stats