El FMI dice que ya hay un "entendimiento" y que "depende de Argentina cuándo cerrar el acuerdo"

Alejandro Werner, Director del FMI

La Argentina y el FMI ya alcanzaron una plataforma de entendimiento y ahora le tocará a las autoridades locales decidir cuándo es el mejor momento para firmar el acuerdo, dijo Alejandro Werner, Director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional, en conferencia de prensa virtual desde Washington

"Básicamente la negociación y el trabajo técnico ha avanzado de manera muy importante," comenzó expresando Werner. "Los trabajos se llevan a cabo de manera continua. Entonces, sí, estamos con una plataforma de entendimiento sobre la cual podemos avanzar muy rápidamente en la medida que se decida tener un acuerdo relativamente rápido. Ahora bien, la decisión de cuándo, yo diría que está mucho más del lado de las autoridades argentinas que de nuestro lado. Ellos decidirán, entendiendo de manera clara el entorno en el cual se toman esas decisiones, cuál es el mejor momento. Yo no estoy en posición exactamente de decir cuando es el mejor momento."

A fines del año pasado, el ministro de Economía Martín Guzmán había asegurado que aspiraba a cerrar el acuerdo para refinanciar US$ 45.000 millones de deuda antes de mayo. Ese mes la Argentina tiene un vencimiento de capitales e intereses con el El Club de Paris por US$ 2.300 millones y aspira a renegociar con ese grupo de países esa deuda. Pero a fines de febrero, el representante de la Argentina y el Cono Sur en el directorio del FMI, adelantó en una entrevista con elDiarioAr que cerrar el acuerdo antes de mayo ya no era una prioridad. Como el acuerdo de facilidades extendidas de diez años al que aspira la Argentina incluye una seria de reformas estructurales para la recepción de fondos del programa, agendar el cierre lo más cerca posible al resultado de la elección legislativa de medio término, aparece como la mejor estrategia para la comunicación del acuerdo que deberá tener aprobación del Congreso.

Más allá de decir que las bases del acuerdo están listas en su parte técnica, Werner declinó todo tipo de comentarios sobre las conversaciones y temas puntuales como por ejemplo cuál será la política de control de capitales. Preguntado sobre los dichos del ex miembro del directorio del FMI por Brasil y por Argentina, Héctor Torres -quien aseguró que en el programa anterior el Fondo le recomendó al Gobierno argentino imponer control de capitales a lo que el entonces ministro Nicolás Dujovne se negó-, Werner prefirió no comentar sobre discusiones privadas pasadas ni actuales con funcionarios argentinos.

"No comentamos ni sobre lo que fueron negociaciones confidenciales con los funcionarios argentinos ni qué propusimos nosotros ni qué propusieron ellos," dijo Werner. "Todo lo que se decidió está publicado en nuestros documentos." Con todo, Werner reconoció que con Dujovne "hubo discusiones, hubo hipótesis", en referencia al tema. "Pero no vamos a divulgar qué dijo el ministro en negociaciones confidenciales que se llevaron a cabo. Y tampoco vamos, obviamente, a comentar sobre temas específicos de negociaciones que se están llevando a cabo actualmente", dijo.

El director del FMI sí quiso dedicarle un párrafo en su conferencia al avance de la inflación en la Argentina, minutos antes de que se difundiera que el índice de marzo fue de 4.8%. El índice fue el más alto desde setiembre de 2019. Acumula un 13% en el primer trimestre, con lo que el objetivo del 29% de inflación anual incluido en el presupuesto es cada día más una expresión de deseo que una posibilidad.

"Claramente una economía con inflación elevada, sí genera preocupación", dijo Werner. "La inflación en Argentina es elevada y ha sido elevada durante los últimos cuatro años y es un reto importante bajarla."

Según Werner, la baja de la inflación ocurrirá a través de "un programa de políticas públicas que sea conducente a una inflación más baja y y obviamente a un sector financiero más estable, tasas de interés más bajas y que esto permite eventualmente una recuperación más dinámica de la inversión y de la generación de empleos."

Consultado sobre las medidas adicionales de distanciamiento social que se anunciaron el día de ayer, Werner aseguró que no necesariamente llevarán a una baja en el pronóstico de crecimiento de 5.8% anual que le asignó el FMI a la Argentina la semana pasada para todo el año. "En nuestro pronóstico incorporábamos niveles elevados y evolución de la pandemia complicada de los primeros meses del año," dijo. "La evolución de la pandemia en Argentina y en otros países de la región claramente representan un riesgo a la baja en nuestros pronósticos de recuperación económica. Pero yo creo que hay que ser prudentes y mantener esos pronósticos. Creo que hoy sería prematuro modificarlas a la baja."

WC

Etiquetas
stats