La crisis del Frente de Todos

El Gobierno negó que haya un “festival de importaciones”, como dijo Cristina Kirchner

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, en la conferencia de prensa de este jueves 23 de junio de 2022.

elDiarioAR

0

En medio de la polémica generada tras la palabra de la vicepresidenta Cristina Kirchner en el acto de la CTA el pasado lunes, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, negó este jueves que exista un “festival de importaciones”, atribuyó su aumento al crecimiento económico y la necesidad del sector industrial de proveerse de insumos, al tiempo que advirtió que se seguirá “con mucha cautela” su evolución.

Las importaciones subieron 53% en mayo a un valor récord, sobre todo por la energía, pero también por bienes de consumo y autos

Las importaciones subieron 53% en mayo a un valor récord, sobre todo por la energía, pero también por bienes de consumo y autos

Así lo señaló en su habitual conferencia de los jueves en la Casa Rosada, luego de que la expresidenta se refiriera a un incremento de las importaciones, fenómeno que caracterizó como un “festival”. “La economía produce dólares y hay un festival de importaciones. El Gobierno debe pensar articuladamente entre Banco Central, el Ministerio de Producción, que es el que autoriza las importaciones; la AFIP y la aduana la que fija los precios de referencia y controla que no haya subfacturación; y el Banco Central. Esto no estaría sucediendo”, aseguró CFK frente a la gremial de trabajadores.

Según la funcionaria, “No hay festival de importaciones en la Argentina; crece el número de importaciones por el crecimiento industrial. La actividad industrial creció el 8,1% en mayo y 4.1% por encima del mismo mes de 2019. Esto hace que crezca la necesidad de importaciones”. Y amplió: “La actividad económica de marzo es la más alta desde 2018, antes de la crisis del macrismo, 14 de las 15 actividades productivas crecieron y se registraron más exportaciones que importaciones. Los números de crecimiento hay que sostenerlos y cuidarlos porque si no aparecen las crisis y el Gobierno está obstinado en que este crecimiento no sea solo para algunos, sino que haya redistribución y el crecimiento sea para todos y todas”.

Asimismo, indicó que el flamante ministro de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli, y la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Mercedes Marcó del Pont, “mirarán con mucha cautela” la evolución del intercambio comercial, priorizando las importaciones “que tengan que ver con el régimen productivo” por sobre otras susceptibles de ser postergadas.

“Hay que ordenar para que la industria siga desarrollándose y tendrá que esperar un poco más aquello que no sea necesario ser importado en este momento”, subrayó y agregó que “del seguimiento de los doce rubros industriales” identificados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), “surge que en todos los casos tenemos muchas más exportaciones que importaciones”.

En respuesta directa a Cristina Kirchner, Cerruti destacó que todas “las opiniones y sugerencias son bienvenidas, sobre todo cuando vienen de la vicepresidenta”.

El “festival” de Cristina

En el acto organizado por la CTA la vicepresidenta se refirió a un “Estado estúpido” que no es capaz de cruzar los datos necesarios para frenar las “estafa” de quienes se aprovechan de la brecha cambiaria y reivindicó políticas de su gobierno, como la obligación de compensar importaciones con exportaciones.

Según expuso, en la Argentina 600 empresas explican el 75% de las importaciones, y el otro 25% lo explican 24.000 empresas. “Quiere decir que no es tan difícil controlar esto”, dijo, antes de agregar que eso significa también “usar la lapicera”.

“La economía produce dólares y hay un festival de importaciones. El Gobierno debe pensar articuladamente entre Banco Central, el Ministerio de Producción, que es el que autoriza las importaciones; la AFIP y la aduana la que fija los precios de referencia y controla que no haya subfacturación; y el Banco Central. Esto no estaría sucediendo”, agregó la expresidenta.

Aunque en la mayor parte de su discurso evitó dar nombres, tanto de los funcionarios cuestionados como de las empresas criticadas, sí lo hizo al referirse a Techint y la decisión del Gobierno de adelantarle dólares necesarios para la compra de chapa en Brasil para la construcción del gasoducto Néstor Kirchner. “Si tenés una empresa multinacional de la magnitud de Techint, si aparte tenés la posiblidad de hablar con sus directivos, pediles que los 200 millones de dólares que le tienen que pagar a su subsidiario en Brasil la financien ellos o pidan un crédito en Brasil y entonces no tengo que darle 200 millones de dólares a 127 pesos el dólar para que me importe”, se quejó Cristina Fernández.

“Yo espero que la presencia de Daniel Scioli pueda reencausar y reenderezar las cosas, pero tenemos que ponernos de acuerdo cuál es el criterio para hacer estas cosas”, dijo y enseguida aclaró: “Y que nadie se preocupe que la unidad del Frente de Todos, no está ni estará en discusión”.

Con información de agencias.

IG

Etiquetas
stats