La crisis en el Gobierno

Mientras hablaba Cristina, renunció el ministro de Economía, Martín Guzmán

Martín Guzmán

En medio del discurso que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner brindó esta tarde en Ensenada, el ministro de Economía, Martín Guzmán, publicó en sus redes sociales una carta en la que puso a disposición del Presidente su renuncia.  Si bien evitó la confrontación directa, el ministro saliente señaló la dificultad de gestionar cuando no se cuenta con “el manejo centralizado de los instrumentos de política macroeconómica”.  

En las siete carillas de la carta, el ministro dijo que su objetivo, desde el primer día, fue “tranquilizar la economía”. “Puede que a varios ese concepto no les genere demasiado entusiasmo, pero a mí siempre me pareció (y me parece) que tranquilizar la economía constituiría una verdadera épica”, sostuvo. 

Horas antes de la renuncia, el ministro recibió la aprobación de la primera revisión trimestral del acuerdo con el FMI y estaba preparando su viaje para renegociar la deuda con el Club de Paris. La organización de esa misión a Francia, cuyo inicio estaba previsto para el lunes, y otras gestiones cotidianas de la cartera fueron los motivos que el equipo de Guzmán esgrimió el miércoles pasado para justificar su ausencia en la reunión de Gabinete.

La de Guzmán es la segunda renuncia en menos de un mes de los pocos ministros que quedan del riñón del presidente Alberto Fernández. El 6 de junio pasado dimitió Matías Kulfas, ex titular de Desarrollo Productivo, luego de habilitar la difusión de mensajes que sembraron sospechas sobre la gestión del gasoducto Néstor Kirchner. 

Junto con Guzmán presentaron su renuncia este sábado el secretario de Hacienda, Raúl Rigo, y el subsecretario de Financiamiento, Ramiro Tosi; piezas clave del Ministerio. Si bien todavía no se oficializaron, se anticipa la dimisión del secretario de Política Tributaria, Roberto Arias; del secretario de Política Económica, Fernando Morra y de todo el equipo técnico más cercano al ministro. 

En la carte de renuncia, Guzmán repasó los logros de su gestión y dijo que aprendió de su experiencia que será “primordial” que se “trabaje en un acuerdo político dentro de la coalición gobernante” para que quien lo reemplace “cuente con el manejo centralizado de los instrumentos de política macroeconómica necesarios”. Solo de esta manera, dijo, se podrán consolidar los avances y hacer frente a los desafíos por delante.

Con esas líneas, Guzmán se refirió a lo que fue la gran incomodidad de su gestión: no disponer de autonomía para maniobrar palancas clave como la política energética, en manos de funcionarios díscolos que responden a la vicepresidenta.

Que el nuevo ministro o ministra cuente con el manejo centralizado de los instrumentos macroeconómicos “ayudará a que pueda llevar adelante las gestiones conducentes al progreso económico y social con el apoyo político que es necesario para que aquellas sean efectivas”, sumó.

En otro de los pasajes de su carta de renuncia, el ministro dijo que en la economía “siempre hay disyuntivas”. “Esas disyuntivas se acentúan cuando los instrumentos con los que se cuenta son de menor calidad --agregó--. En esa Argentina sin crédito, pobre de instrumentos, se implementó un conjunto de políticas de protección de las capacidades económicas y sociales sin precedentes”.  

La carta de renuncia de Martín Guzmán by elDiarioAR on Scribd

Etiquetas
stats