El conflicto entre exportadores de soja y sus trabajadores tiene USD 1.700 millones y 170 barcos en espera

Hasta 150 cargueros hacen fila para cargar soja y derivados en el río Paraná

La foto satelital muestra una larga fila de barcos esperando cargar materias primas en el río Paraná. El estuario conocido como Río de la Plata grafica a la perfección el conflicto salarial entre la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) y sus 20 mil trabajadores, que desde el 3 de diciembre están de paro reclamando un aumento salarial.

Hasta el jueves 17, había al menos 111 buques esperando entrar a las distintas terminales de Rosario para "cargar 2,35 millones de toneladas de materias primas por un valor aproximado de USD 1.100 millones", según detalló un informe de la Bolsa de Cereales de Rosario firmado por el equipo de economistas liderado por Julio Calzada. Al día de hoy, la cantidad de buques en espera es de 170 si se incluye los puertos de aguas profundas de Quequén y de Bahía Blanca. El total estimado en exportaciones que espera de salir del país es de USD 1.700 millones.

La cifra seguirá creciendo luego de que hoy al mediodía los gremios rechazaran la oferta realizada anoche por las empresas Cargill, Bunge, ADM, Dreyfus, Glencore, COFCO, Terminal 6, Molinos Río de La Plata y Aceitera General Deheza, agrupadas en las cámaras CIARA-CEC con una declaración titulada "Navidad en Huelga".

Mientras que desde Ciara-Cec confiaban en un acuerdo que llegara para brindar en las fiestas, los sindicatos respondieron "pasaremos la Navidad en la huelga, única herramienta de la clase trabajadora para lograr sus objetivos, defendiendo lo que nos llevó años conseguir: un salario que cubra nuestras necesidades y que nos permita una vida digna."

El conflicto salarial en el sector agroexportador tiene como eje central el pedido de los dos principales gremios aceiteros del país. Los gremios acordaron en Abril un básico de $ 69 mil, lo cual representaba un aumento de un 25% del salario. Hoy reclaman un mínimo de $87 mil para Diciembre que se conviertan en $93 mil en enero.

La contraoferta que Ciara-Cec hizo anoche luego del fracaso de la reunión que mantuvieron las partes en el Ministerio de Trabajo la semana pasada incluye una serie de bonos no remunerativos por Pandemia y producción que fueron rechazados por los gremios hoy por ser no remunerativos y pagaderos en cuotas.

"Las empresas que más ganan no piensan pagar las cargas y contribuciones patronales correspondientes, desfinanciando al Estado nacional en un momento crítico como el que atravesamos desde la llegada de la pandemia," aseguraron los gremios en su declaración. "La quieren todas para ellos."

En su declaración, los gremios aseguran que con esa oferta los exportadores quieren "disciplinar a los trabajadores y conjuntamente enviar un mensaje para el resto del empresariado y la clase trabajadora: la reactivación económica que se espera para el 2021 se la quedarán las empresas". Y las acusan de buscar una devaluación "al no liquidar divisas" que "redundaría en una nueva recomposición de sus extraordinarias ganancias".

 La cantidad de dólares en espera que deja el conflicto es comparable con lo exportado en Noviembre, cuando ingresaron USD 1.700 millones por la exportación de productos agrícolas.

El ministerio de Economía dio su posición a través de un vocero: “Es un reclamo laboral en el que no intervenimos”.

De la resolución del conflicto, resultará la cifra anual de exportaciones agroindustriales. Para encontrar una cifra anual de exportaciones inferior a los USD 20 mil millones hay que remontarse al 2015, donde hubo un paro de 25 días que dejó a las exportaciones agroindustriales en USD 19.952 millones. En caso de no superar esa cifra, el 2020 sería el peor año desde 2009, cuando la sequía sólo permitió el ingreso de USD 16.198 millones. El récord de exportaciones agroindustriales fue en 2011 con USD 25.033 millones.

Y también servirá como caso testigo para los salarios de más de una decena de gremios que ya se adhirieron a la protesta en solidaridad. El comunicado de los gremios está publicado en la página web de la Federación Aceitera, que representa al 20% de los trabajadores que negocian con Ciara-Cec. El 80% restante pertenece al poderoso Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (Soea) de San Lorenzo. También firma el gremio de los recibidores de granos (Urgara).

Esta semana se acoplaron los gremios nucleados en la Intersindical Marítima Portuaria y Afines del Cordón Industrial (Impaci), que están de paro hoy y mañana, profundizando la parálisis en el sector exportador de Rosario. La intersindical nuclea, entre otros, al Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) y el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo. Como forma de respaldo se sumaron también al paro el Sindicato Único de Serenos de Buques (SUSB); el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu), el Sindicato Unido de Trabajadores de la Vigilancia Privada (Sutravip), el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (Supa) de San Lorenzo, Sindicato de Carga y Descarga; Asociación del Personal Jerárquico y Profesional de la Marina Mercante (Ajepromm) y la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra).

Etiquetas
stats