El pánico por la nueva variante detectada en Sudáfrica provoca el derrumbe de las bolsas en el mundo

Los mercados mundiales, en alarma por un posible rebrote de Covid.

elDiarioAR


0

El pánico se apoderó este viernes de las bolsas, que se desmoronan con fuertes caídas ante el temor de los inversores por la nueva variante sudafricana del coronavirus, denominada Omicron por la OMS.

Europa comienza a cerrarse ante la nueva variante "Omicron" detectada en Sudáfrica y el aumento de los contagios

Europa comienza a cerrarse ante la nueva variante "nu" detectada en Sudáfrica y el aumento de los contagios

Todos los mercados europeos contabilizaron importantes bajas, que son del 4,96 % para Madrid (su peor caída en el último año y medio), del 3,21 % para París, del 4,60 % para Milán, del 2,58 % para Londres y del 2,57 % para Fráncfort.

En el caso del Euro Stoxx 50, que agrupa las principales compañías europeas, la caída es del 2,88 %.

Por su parte, los futuros de Wall Street, que hoy abre media sesión por el "fin de semana" largo de Acción de Gracias, que se celebró ayer, arrancó con una caída superior al 2 %. El índice Dow Jones de Industriales de la Bolsa de Nueva York, que comenzó la sesión con un retroceso del 1,2%, acentuaba su caída hasta el 2,52% para cotizar por debajo de los 35.000 enteros, mientras que el tecnológico Nasdaq cedía un 1,43% y cotizaba en 15.617,86 puntos.

En Asia, la Bolsa de Tokio cerró hoy con una caída del 2,53 % de su principal indicador, el Nikkei, debido a los temores por la nueva variante del Covid-19 detectada en Sudáfrica y el ritmo global de contagios, junto a un fortalecimiento del yen.

El índice de referencia de la Bolsa de Hong Kong, el Hang Seng, registró hoy pérdidas del 2,67 % en una jornada de pérdidas generalizadas y pronunciadas, en particular entre los gigantes digitales chinos y los operadores de casinos.

La Bolsa de Seúl cayó hoy y su principal indicador, el Kospi, perdió un 1,47 % ante la preocupación que genera en el parqué el volumen de contagios en Europa y a nivel doméstico y el descubrimiento de una nueva variante.

También los mercados de valores del Sudeste Asiático cerraron este viernes con fuertes caídas arrastrados por los temores generados por la nueva variante del coronavirus detectada en el sur de África.

En Singapur, la Bolsa de la ciudad-Estado bajó 55,25 puntos, un 1,72 por ciento, en Indonesia, el parqué de Yakarta cayó 137,79 enteros, un 2,06 por ciento, en Malasia, la Bolsa de Kuala Lumpur perdió 5,38 puntos, un 0,35 por ciento, en Tailandia, el parqué de Bangkok descendió 37,85 puntos, el 2,3 por ciento.

Asimismo, en Filipinas, la Bolsa de Manila se dejó 90,83 puntos, un 1,23 por ciento y en Vietnam, el índice VN del parqué de Ho Chi Minh (la antigua Saigón) perdió el 0,52 por ciento.

Además, el petróleo cayó por debajo de los 80 dólares el barril. En concreto, el precio de crudo Brent, de referencia para Europa, llegó a caer hasta los 77,98 dólares, un 5,2% por debajo de los 82,25 dólares del cierre de ayer, mientras que el de West Texas Intermediate (WTI), de referencia para Estados Unidos, se abarataba más de un 6% y cotizaba en los 73,36 dólares.

Alarma mundial por la variante “Omicron” hallada en Sudáfrica

La nueva variante de la Covid-19 detectada por primera vez en Sudáfrica, que preocupa a los epidemiólogos por su alto número de mutaciones y su potencial de propagación, fue hallada hoy en Bélgica e Israel en medio de la alarma por su expansión que provocó la prohibición de vuelos por parte de varios países europeos y la caída de los precios de las acciones y el petróleo.

Científicos y autoridades sanitarias de Sudáfrica informaron ayer sobre la variante identificada como B.1.1.529 y que la OMS ya bautizó como "Omicron", y si bien va camino a convertirse en dominante en la región, fuera de África se informaron de pocos casos: en Hong Kong primero y hoy se descubrió también en Israel y Bélgica.

En Israel se detectó en un pasajero proveniente de Malaui que está vacunado contra el coronavirus y hay dos casos sospechosos, también inmunizados, que permanecen confinados.

En Bélgica, la mutación se halló en una persona que viajó desde Egipto y no se había inoculado previamente contra el virus

"Tenemos un caso confirmado de esta variante. Se trata de alguien que vino del extranjero y dio positivo el 22 de noviembre y no estaba vacunado", dijo el ministro de Salud belga, Frank Vandenbroucke, en una conferencia de prensa.

Ante esta situación y mientras se estudia el posible alto impacto en la transmisibilidad y su potencial capacidad de evadir la inmunidad, varios gobiernos decidieron prohibir los vuelos desde y hacia la región sur de África.

Francia, España, Italia, Reino Unido, Alemania, Países Bajos, Singapur, Austria e Israel son algunos de los países que tomaron la decisión, en un listado que se espera que crezca ante el anuncio de la Unión Europea (UE) de analizar que la medida abarque a todo el bloque.

"La Comisión propondrá, en estrecha coordinación con los Estados miembros, activar el freno de emergencia para parar los viajes aéreos desde el sur de África por la variante de preocupación B.1.1.529", escribió la presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, en su Twitter.

Poco efecto tuvo la exhortación realizada hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que repitió que desaconseja la suspensión de vuelos ya que prefieren un "enfoque científico, basado en los riesgos".

Los expertos de la agencia sanitaria de la ONU tienen previsto reunirse hoy para iniciar el análisis que permita determinar si esta variante debe ser designada como "de interés" o sumarse a la Alpha, Beta, Gamma y Delta en el listado de "preocupantes".

En la misma línea, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de África rechazaron hoy "enérgicamente" los vetos y restricciones de viaje.

"Durante esta pandemia, hemos observado que imponer prohibiciones a los viajeros de los países donde se reporta una nueva variante no ha producido un resultado significativo", recalcó esta institución dependiente de la Unión Africana en un comunicado.

También hubo una reacción del Gobierno de Sudáfrica, que consideró "apresuradas" las medidas que cortaron el tráfico aéreo e instó al mundo a "luchar juntos", permitiendo la llegada masiva de inmunizantes que corten la escalada en la transmisión.

"Permítannos cortar el poder de la nueva variante vacunando para limitar las mutaciones y salvar nuestro verano porque las vacunas pueden luchar contra las variantes", señaló el Ejecutivo en un comunicado donde destacó que "luchando juntos" el mundo será capaz de "ganarle" al Covid-19.

Cerca del 41% de la población adulta de Sudáfrica fue inoculada contra el virus en el país que es uno de los impulsores junto a India de la iniciativa para que se suspendan temporalmente las patentes de los tratamientos que está trabada hace más de un año en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

En la nación se administran los fármacos de Johnson & Johnson y de Pfizer/BioNtech, laboratorios que están estudiando de forma "urgente" la eficacia de la vacuna contra la variante B.1.1.529.

"Esperamos más datos de las pruebas de laboratorio en dos semanas como máximo", dijo un vocero de BioNtech.

"Estos datos proporcionarán más información sobre si B.1.1.529 podría ser una variante que podría requerir un ajuste de nuestra vacuna si se extiende globalmente", añadió.

Con información de EFE y Télam.

IG

Etiquetas
stats