Los pronósticos de inflación para 2021 bajan del 50% al 46%, pero aún falta para llegar al 29% de la meta oficial

Controles de precios en acción.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, está empeñado en convencer a los actores económicos de que la inflación de 2021 no será del 50%, como preveían los bancos y consultoras a fines de 2020, sino del 29% más o menos cuatro puntos, es decir, hasta 33%, según lo estipulado en el presupuesto que en septiembre pasado presentó en el Congreso. El salto del dólar blue hasta casi $ 200 en octubre pasado fue elevando los pronósticos inflacionarios para el presente año hasta el 50% en diciembre pasado, según el relevamiento de la firma FocusEconomics. Sin embargo, a partir de enero esas prediccciones comenzaron a bajar hasta situarse ahora en marzo en un 46,4%.

La canasta alimentaria se acopló con la inflación en febrero y una familia necesitó $58.000 para no ser pobre

La canasta alimentaria se acopló con la inflación en febrero y una familia necesitó $58.000 para no ser pobre

El consenso del mercado aún está lejos del 29% que Guzmán plantea como tope para las remarcaciones de precios de las empresas y como referencia para que los sindicatos pidan entre dos y cuatro puntos más de alza salarial. No obstante, se ha acercado un poco. La rebaja del pronóstico obedece a que el ministro lleva cinco meses con el dólar controlado gracias a la reducción del déficit fiscal y la de la emisión monetaria que se usa para financiarlo, entre varias medidas adoptadas. También responde a dos decisiones que tomó el Gobierno ante la fuerte inflación de enero y febrero: desacelerar el ritmo de devaluación del peso y aumentar las tarifas menos que el índice de precios al consumidor (IPC). Cuando en septiembre Guzmán presentó su presupuesto 2021, preveía aumentar el dólar, el gas y la electricidad tanto como la inflación. Ya no.

Uno de los economistas que más acertaron en sus pronósticos 2020, Gabriel Rubinstein, es el único de los consultados por FocusEconomics que cree que se cumplirá la meta presupuestaria: prevé un 31% de inflación. Entre los más optimistas, Fitch Solutions predice un 40,3% y la consultora Analytica, de Ricardo Delgado y Rodrigo Álvarez, anticipa un 41,3%. En el 46% del consenso se ubica la Fundación Capital, de Martín Redrado, mientras que apuestan al 45% la consultora Abeceb -que fundó Dante Sica- y los bancos Galicia, Supervielle, Crédit Agricole y Goldman Sachs. Los que esperan un 47% son Barclays y FMyA. Los más pesimistas son JP Morgan (55%), UBS (54,9%) y la firma Seido, del ex funcionario macrista Luciano Cohan (51%).

Bancos y consultoras prevén un crecimiento de la economía del 5,8%, en ascenso desde fin de año. Pero la consultora Eco Go, de Marina Dal Poggetto, anticipa un 8%, al tiempo que BancTrust, con sedes en Londres, Caracas y Buenos Aires, habla de sólo un 3,5%. Mientras, el desempleo se ubicaría en el 11,7%. El mejor pronóstico es del 10,1%, elaborado por el Galicia y la firma británica Capital Economics. El peor es del 13,7%, del BBVA. Por último, el dólar oficial, que Guzmán prevé a fin de año en $ 102, llegaría a 123, según el consenso del mercado. Analytica es la más optimista: $ 111. Quantum Finanzas, la consultora de Daniel Marx, alerta sobre un dólar a 144.

AR

Etiquetas