OnlyFans se aferra al porno para huir de la crisis de suscriptores que sufre Netflix

Onlyfans

Carlos del Castillo

0

Como la inmensa mayoría de servicios que ofrecen entretenimiento digital, OnlyFans vivió un crecimiento espectacular de sus ingresos en 2020. Pero al contrario que muchas de sus competidoras, a esta plataforma especializada en las suscripciones de acceso a contenido pornográfico creado por sus usuarios no le está afectando la crisis postpandémica que asola el sector.

OnlyFans suspendió su decisión de prohibir el contenido sexual explícito

OnlyFans suspendió su decisión de prohibir el contenido sexual explícito

Una de las más afectadas es precisamente la líder, Netflix. La compañía reveló en sus resultados trimestrales que perdió 200.000 suscriptores en este 2022 y reconoció que prevé que el fin de los confinamientos, la guerra y la inflación hagan que la sangría siga durante el resto del año.

Netflix anunció una restructuración de su modelo para seguir aumentando beneficios pese a perder usuarios. Prepara planes de pago más baratos pero que incluyan publicidad, así como suscripciones con contenidos deportivos y otros en directo. Llegarán en otoño. También dejará de hacer la vista gorda con las cuentas compartidas (sus términos de uso no permiten compartir suscripción con personas que vivan fuera del domicilio) aunque sus primeras pruebas para terminar con esta práctica, que lleva a cabo en Perú, no están saliendo muy bien.

Pese a este plan de choque, Netflix ha tenido que despedir a 200 trabajadores. Las reducciones de plantilla o congelaciones en la contratación se extienden en realidad por casi todas las tecnológicas, desde redes sociales a plataformas cripto. Pero no a OnlyFans.

Según su director financiero, Lee Taylor, la plataforma de creadoras porno (el 94% de las usuarias que publican contenido son mujeres, mientras que el 76% de los visitantes son hombres) sigue aumentando su plantilla en unos 20 o 30 trabajadores cada mes. Es un ritmo de crecimiento de entre el 2% y el 3% mensual, teniendo en cuenta que OnlyFans ya tiene más de 1.000 trabajadores en todo el mundo.



Tampoco sufre la transversal caída de suscriptores. “No estamos experimentando esa desaceleración”, explica la empresa, que tiene unos 200 millones de usuarios registrados y 1,5 millones de creadoras.

El motivo de que haya podido esquivar la crisis es que, aunque todas compiten por suscriptores, esta es la única que va de cara a por el porno. Netflix tiene un “modelo de negocio completamente diferente” y “compite en un mercado muy saturado”, ha afirmado Taylor en declaraciones recogidas por la CNBC realizadas en el congreso de firmas de tecnología financiera Money 20/20, celebrado en Ámsterdam.

Mientras que Netflix debe pelear con gigantes como Amazon Prime o Disney Plus, OnlyFans no tiene una competencia directa en su modelo para explotar las suscripciones para adultos. Un campo en el que además las grandes corporaciones renuncian a competir.

OnlyFans se basa en un sistema en el que las creadoras suben contenidos a la plataforma y la empresa concede acceso solo a aquellos usuarios que paguen por consumirlos. Las suscripciones son individuales, por lo que cada creadora establece el precio que quiere cobrar por el acceso a sus fotos y vídeos. OnlyFans se lleva una comisión del 20%. Creadoras españolas pueden cobrar unos 3.000 euros al mes por subir fotos y vídeos y contestar a los mensajes y peticiones de los usuarios, como explicó elDiario.es en este reportaje.

Este continuo flujo de dinero de usuarios a creadoras ha hecho que OnlyFans se considere a sí misma como una fintech. Es el motivo por el que asiste a un encuentro como el Money 20/20, donde quiere contrarrestar las “ideas erróneas” sobre su marca y “tomar el control” de su “propia narrativa”. Según Taylor, OnlyFans ha llegado a procesar 18 millones de dólares en pagos a las creadoras en un solo día.

El servicio, lanzado en 2016, fue colonizado por el porno de manera orgánica, pero no está claro que entre los planes de sus fundadores estuviera que este contenido fuera su principal y casi único reclamo. En 2021 OnlyFans intentó dar un giro a esta situación y censurar el porno explícito, lo que provocó una revolución internacional contra la decisión. La plataforma terminó dando marcha atrás y Tim Stokeley, cofundador y consejero delegado, dimitió meses después.

El porno no se agota

Unir su futuro al porno ha dado buenos resultados a la compañía, que de momento no pierde suscriptores. “Lo que demuestra OnlyFans es que la gente sigue estando dispuesta a pagar por un contenido específico de mayor calidad, aunque sea porno. La gente quiere pagar, lo que no quiere es pagar en todos los sitios”, recuerda José Antonio Alguacil, CEO de Ilusion Labs.

“Todo está carísimo, pagamos muchas suscripciones y al final esos pequeños pagos que se acumulan ya se veía desde hace un tiempo que podían provocar un colapso del modelo, porque pagas una fortuna mensualmente”, continúa el experto.

Todo está carísimo, pagamos muchas suscripciones y al final esos pequeños pagos que se acumulan ya se veía desde hace un tiempo que podían provocar un colapso del modelo

En este sentido Netflix no solo compite con el resto de plataformas de streaming, sino también con las redes sociales y con Twitch. Mark Zuckerberg la cita habitualmente como una de las principales alternativas que se llevan la atención de los usuarios que persigue la corporación Facebook. Para Netflix, es otra categoría de rivales cuyo uso además no implica un coste económico.

“La gente piensa que Netflix compite con la televisión y en cierto modo puede ser así, pero a día de hoy la verdadera competencia de Netflix son las redes sociales, como TikTok, en la que ha aumentado muchísimo el tiempo de consumo... ya es superior a una hora al día de media”, explica Alguacil. “Al final yo creo que el modelo de suscripción está llegando a un punto de colapso y Netflix lo está viendo, porque las dos soluciones que han propuesto, publicidad y contenidos en directo, son volver a un modelo tradicional más parecido a la televisión”.

“Todo esto que les gustaba decir a los gurús de que Netflix iba a cambiar la televisión... al final se está demostrando que el modelo publicitario te puede gustar más o menos pero es un modelo estable”, concluye el experto.

Etiquetas
stats