Hadad 2021: Infobae apuesta al video y consolida la tendencia de otras empresas periodísticas pero sin un canal de TV

Cómo llegué hasta aquí

Hace años que las proyecciones son aplastantes: una de Cisco indicaba que para el 2022 el 82% del tráfico de internet sería de video. Es cierto que ver un video consume muchos datos -y eso explica algo de ese número-, pero alrededor todo es video: YouTube, Netflix, Amazon, las historias de Instagram o Tik Tok, Facebook. Es evidente que un formato tan viejo como la imagen en movimiento goza una nueva edad de oro. Eso también lo están viendo algunas empresas periodísticas originalmente basadas en textos, que están explorando el formato audiovisual y piensan incorporarlo como un producto más a su negocio, con estrategias bien diferentes: tanto como pueden ser un canal de televisión abierta o una productora de contenidos audiovisuales.

El último movimiento es el de Infobae, el portal digital de noticias fundado y dirigido por Daniel Hadad que es líder entre los sitios de noticias en Argentina, según Comscore. En enero estrenó el ciclo Confesiones, en el que dos figuras de alto perfil dialogaban entre sí, y esta semana se estrena Cómo llegué hasta aquí, la primera producción de Wow Creative Solutions S.A., una nueva productora de contenido propiedad de Camila Hadad -hija de Daniel- y, minoritariamente, de Alejo García Sosa, quien era director del Media Lab de Infobae, que va a brindar servicios de producción audiovisual a las redacciones de Infobae en el continente.

“Lo audiovisual siempre fue importante para Infobae, fuimos los primeros en empezar a trabajar con drones en Argentina. Hace unos dos meses decidimos armar un equipo para producir contenido de historias”, explica Hadad, que ejemplifica que algunos episodios de Confesiones, entre Infobae, YouTube y Facebook superaron los 2 millones de usuarios únicos: “Casi una final de Master Chef”. Si bien la producción de video tampoco es nueva para el medio, estos ejemplos se suman al documental La muerte de Maradona: sus últimos días, que se estrenó a fines de febrero y rozó los 3 millones: “Cuando lo estrenamos tuvimos propuestas de algunas de estas plataformas pero ahora nos interesa desarrollar nuestro canal de YouTube y nuestra identidad audiovisual. Tenemos en carpeta algunos proyectos que probablemente desarrollemos para plataformas, pero no ahora”, agrega Hadad.

La posibilidad futura de producir para plataformas aparece en la órbita de diferentes empresas del mundo que tienen al periodismo en el centro de su negocio. En 2020, el New York Times avanzó con producciones para Netflix como Father Soldier Son, estrenada en 2020, o The Jungle Prince of Delhi, cuyo desarrollo anunció Amazon a mediados del año pasado. 

En una industria competitiva como la de Estados Unidos, algunos medios van abriendo nuevas ventanas de negocios. El NYT, así como Vox Media y BuzzFeed empiezan a licenciar sus artículos más leídos para que las plataformas de streaming como Netflix, Hulu, Apple + creen documentales a partir de ellos.

En el caso de Daniel Hadad, que fue propietario de Canal 9 y C5N, la perspectiva continúa siendo digital: Uno hoy puede ser audiovisual sin tener un canal. Yo no volvería a tener un canal de televisión. Entiendo que a mucha gente le apasiona hacer televisión y está fenómeno. Pero yo le apunto mucho a un público que tiene menos de 30 años”.

Multiestrategia mutipantalla

Si la década del 90 se inauguró con la privatización de los canales de televisión que resultó en la unión de marcas preexistentes -como Clarín con Canal 13 o Canal 11 con Editorial Atlántida-, treinta años después, en medio de una transformación sideral de la industria de los medios y de la forma en la que la gente consume información, las estrategias son distintas y variadas. Coinciden en la diversificación de formatos bajo un mismo paraguas empresarial, algo que también incluye a IP, la nueva señal de cable de noticias del multimedios Grupo Octubre.

Mientras que el diario La Nación abrió su canal de cable en 2016 y este año lo renovó con figuras televisivas con notorias ambiciones de masividad, también acaba de reforzar el área que combina gestión de redes y contenido audiovisual y que es paralela a la producción de contenidos audiovisuales de su canal de televisión.

Al documental sobre Alberto Fernández, estrenado durante su triunfo electoral y con 400.000 reproducciones en YouTube, se le suman informes explicativos en video alojados en YouTube y visualizaciones diarias: “Las narrativas no-textuales arrancaron hace mucho tiempo en La Nación”, dice Ernesto Martelli, Director de Innovación. "Pero hoy esa búsqueda, que incluye los podcasts, desarrollos interactivos y visualizaciones, está potenciada. Para los medios tradicionales lo no-textual requiere mucho esfuerzo, cultural y económico. Si bien es costoso de financiar, lo audiovisual representa una oportunidad de llegada a audiencias y también a anunciantes. De todos modos, el modelo principal de La Nación es la suscripción digital, esa es la búsqueda”. Ese modelo se distingue del canal La Nación+, que sigue la lógica televisiva del rating y los anunciantes.  

Para distintas empresas periodísticas con dificultades de financiamiento, los desafíos del video son sus altos costos y un signo de pregunta en relación a la ganancia que implican para la facturación. Cuando existe un canal de televisión asociado, sea de cable o de aire, hay posibilidades de aumentar la facturación vía pauta oficial.

En 2018, Editorial Perfil fue por una vía tradicional y lanzó su canal de televisión abierta llamado Net TV, después de haber ganado tres licencias en una licitación de 2015. De la mano de una alianza con Kuarzo -a cargo de Martín Kweller, que sigue produciendo para otros canales también- mantuvieron un modelo de canal generalista, con programas diversos desde Corea del Centro -con María O' Donnell y Ernesto Tenembaum- hasta Pampita Online. Hasta abril del 2020, el mando de la programación y producción lo tenía Kuarzo, que participa con un 30% en la sociedad. Luego esa dirección pasó a Perfil, aunque la unión con Kuarzo continúa, así como el involucramiento de Kweller: “La pandemia llevó a la industria gráfica a lugares terribles. Frente a ese panorama, llegado el momento de hacerse cargo de Net TV, se decidió acelerar los tiempos y ponerse a producir audiovisual desde Perfil. Tuvo que ver también con una necesidad de subsistencia, porque la publicidad se retraía en las revistas, y había que generar productos audiovisuales para mantener esta empresa”, señala Claudio Gurmindo, CEO de Net TV.  “Con recursos escasos, 2020 fue un año de aprendizaje y 2021 tiene que ser un año de profesionalización”. Este año, Santo Biasatti y María Areces conducirán su noticiero central.

Las otras dos señales de Perfil, Alfa TV y Bravo TV, todavía no han lanzado su programación, aunque la idea es que Bravo TV, dedicado a noticias y series y llevado adelante con un acuerdo con el Grupo Crónica, la lance en el segundo semestre de este año. 

El video aparece en el cruce entre crisis y oportunidad, mientras la industria se redefine y las plataformas llegan a modificar la misma forma de producir noticias. 

NS

Etiquetas