En el balotaje de abril, Costa Rica votará y elegirá presidente entre dos candidatos centristas

Una persona vota en las elecciones generales costarricenses del 6 de febrero: 25 candidaturas se disputaron el domingo la presidencia de la más estable de las democracias centroamericanas.

elDiarioAR

0

Con el 87,7 % de las mesas escrutadas, José María Figueres, del Partido Liberación Nacional (PLN), obtiene el 27,28 % de los votos y Rodrigo Chaves, del Partido Progreso Social Democrático (PPSD), el 16,72 por ciento. Uno y otro candidato muy lejos del 40% que se necesita para ganar en primera vuelta.

En la medianoche del domingo, los dos candidatos que rivalizarán en el balotaje del 3 de abril pronunciaron discursos de victoria. Fue tras conocer varios resultados parciales del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE). Y después de confirmarse la ventaja de Chaves sobre quien quedó al fin en el tercer lugar, el predicador evangélico Fabricio Alvarado (14,79 %). El candidato del derechista Partido Nueva República en los primeros resultados que dio a conocer el TSE estaba firme en el segundo lugar para llegar al balotaje: en primera vuelta electoral de las presidenciales de 2018, este pastor evangelista, cantante solista de música cristiana, había ganado más votos que ningún otro.

Con el avance del recuento, Chaves sobrepasó a Alvarado y se colocó en el segundo lugar para acudir a la segunda vuelta.

El TSE comenzará el martes el escrutinio definitivo de votos a cargo de sus magistrados, quienes tendrán un plazo máximo de un mes para oficializar los resultados.

Ninguno de los 25 candidatos inscritos en el proceso ha cuestionado los resultados del escrutinio preliminar.

De 67 años, hijo y heredero de histórico presidente nacional, presidente él mismo entre 1994 y 1998, José María Figueres ha prometido “rescatar y transformar a Costa Rica” y ha criticado la “improvisación” de los gobiernos recientes. “Ganamos esta primera ronda por un robusto margen y eso también nos da una enorme responsabilidad por eso mañana mismo continuaremos el trabajo incansable (...) El tiempo que vivimos es extraordinario en mucho sentidos, es un tiempo de retos urgente como la tragedia del desempleo y la pobreza los más altos en décadas”, resaltó Figueres en su discurso la noche del domingo.

De 67 años, presidente 1994-1998, José María Figueres, candidato con más votos en la primera vuelta, prometió "rescatar y transformar Costa Rica". Hijo de un histórico presidente nacional, ha criticado la "improvisación" de los gobiernos recientes.

Por su parte, Rodrigo Chaves, de 60 años y de un Partido Progreso Social Democrático que luce más moderado y centrista que progresista y socialdemócrata, festejó su pase a la segunda vuelta y agradeció a su familia y los electores por darle el apoyo a un partido nuevo, prácticamente desconocido en el país. “Vamos a una segunda ronda, sí, el partido nuevo, el más joven de esta campaña, pero vamos a dejar atrás los fuegos, el conflicto, la confrontación estéril, y les ruego que nos aboquemos juntos a crear los consensos para reorientar el rumbo del país y relanzar la prosperidad”, declaró Chaves el domingo.

El centrista Chaves se convirtió en la sorpresa de la primera vuelta. Agradeció al electorado por el apoyo en lo que fue “una fiesta cívica democrática como pocas naciones en el mundo pueden darse el lujo”. “Nuestros desafíos como país y sociedad son enormes y necesitamos un nuevo gobierno fuerte y unido para salir juntos adelante frente a los retos y enormes promesas que esta patria bendita tiene. Vamos a salir adelante y vamos a salir bien”, declaró.

AGB con EFE y fuentes

Etiquetas
stats