ELECCIONES EN BRASIL 2022 - ANÁLISIS

La convocatoria de Lula desde Porto Alegre para la unidad de las izquierdas

El candidato del Partido de los Trabajadores, Luiz Inácio 'Lula' da Siva, busca ganar en las elecciones de octubre la tercera presidencia de su vida contra Jair Messias Bolsonaro, el actual presidente de Brasil, que busca un segundo madato, y que todo indica que será su rival en el balotaje.

Alfredo Grieco y Bavio

Porto Alegre, Brasil —

0

Durante su visita el miércoles a Porto Alegre, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva hizo un llamado a simpatizantes y activistas para que los partidos de izquierda compitan juntos en las elecciones para el gobierno de Rio Grande do Sul

El acto público al que asistió Lula reunió a más de 5.000 personas en la sala de conciertos Pepsi On Stage, y con otro buen número que siguió el evento desde la calle. Con antelación se había reforzado reforzó la vigilancia policial en el barrio Anchieta, en la Zona Norte. Agentes de la Empresa Pública de Transporte y Circulación (EPTC) montaron un esquema para controlar el flujo de vehículos por la avenida Severo Dulius, que tenía uno de los sentidos parcialmente bloqueado. La larga fila de militantes se extendía frente a la Pepsi y siguió creciendo desde las 3.00 pm  cuando ya estaban abiertas las puertas. Las caravanas llegaron en autobús, tren y a pie.

Varios puestos instalados frente al lugar vendieron alimentos, banderas, globos, pegatinas y pancartas referidas a Lula.

Lula- que apareció en escenario a las 7.03 pm. -acompañado con su esposa Rosangela da Silva- dejó claro que no quiere ver dividida su plataforma en el estado.

.— “Por favor, siéntense a la mesa. Incluso tomen un aperitivo si quieren. Pero traten de encontrar una solución para que lleguemos a Rio Grande do Sul y no tengamos de nuestro lado al candidato a gobernador, al vicepresidente y el Senado. La situación es un poco confusa”, dijo quien fue tres veces presidente de Brasil.

En su discurso, el candidato del Partido de los Trabajadores (PT) a la presidencia de la República afirmó que la izquierda “hace una década que no gobierna Porto Alegre” y que, en los dos períodos que sí gobernó el estado, el PT hizo “mucha fuerza para construir la unidad para la elección y para la gobernabilidad''.

—“Quiero hacer el llamamiento a un hermano, a un compañero. No está de más volver a sentarse a la mesa” - insistió el ex presidente.

En el estrado también estuvieron presentes:  la expresidenta Dilma Rousseff; los exgobernadores Olívio Dutra y Tarso Genro; el senador Paulo Paim; la presidenta del PT nacional, Gleisi Hoffmann; el precandidato del PT para el gobierno de ParanáRoberto Requião; dos precandidatos a gobernador Edgar Pretto del PT, y Pedro Ruas, del Partido Socialismo y  Libertad (PSOL). Además  de diputados, concejales y representantes de movimientos sociales.

Durante más de 40 minutos, Lula recordó logros de su gobierno. Prometió combatir el hambre en el país y mejorar las condiciones de vida de la población:

— “Cualquiera que le haya importado ver a los pobres entrar a la universidad, subirse a un avión, entrar al centro comercial, puede prepararse, porque habrá muchos más”, aseguró.

En el transcurrir del acto, hablaron también los representantes del Partido Verde (PV)Solidaridad, Partido Comunista de Brasil (PCdoB)PSOL y PT.   

El presidente estatal del PTPaulo Pimenta, declaró que el partido está dispuesto a “sentarse a la mesa y construir la unidad” con las otras siglas de izquierda.

El exsenador por el Estado de Sao PabloAloysio Nunes anunció su apoyo a Lula en la primera vuelta. En el evento en la Zona Norte de Porto Alegre, en un discurso de menos de cinco minutos, prometió “transpirar  mucho” para que Lula volviera a la presidencia. “Para salvar la democracia, Brasil necesita el regreso del presidente Lula”, gritó.

 No asistieron el presidente estadual del PSBMário Bruck;  un representante de la Red de Sostenibilidad,  el precandidato del Partido Socialista Brasileño (PSB)Beto Albuquerque,  quien negocia una alianza con el PDT y, por esto  apoya a es el demócrata laborista Ciro Gomes en la carrera por el Palacio del Planato, quien en las presidenciales de 2018, salió tercero, después de Bolsonaro y del candidato elegido por el PT, debido al encarcelamiento de Lula,  Fernando Haddad.

Consecuentemente, la ausencia del PSB del acto demuestra la división de la plataforma entre Lula y Alckmin en Rio Grande do Sul.

Al saludar las siglas aliadas, Lula no mencionó al PSB, que es el partido de Geraldo Alckmin, futuro candidato a vicepresidente en la candidatura de Lula.

Cuando se anunció  la interpretación por el cantante Bagre Fagundes del Himno Riograndense parte del público comenzó a vociferar  “Himno racista”, en referencia al verso: “La gente que no tiene virtud acaba siendo esclava”.

Bagre cantó sólo la primera parte del himno, omitió la polémica estrofa y recibió aplausos de la militancia. Luego modificó el Himno de la Independencia, canción identificada con el exgobernador Leonel Brizola del Partido Democrático Laborista (PDT).

El acto finalizó a las 21:40 pm. con una lluvia de papeles triturados verdes y amarillos y el sonido del jingle de precampaña.

 

Síntomas de una base electoral dividida

Por la mañana, Lula se había reunido  con representantes de los partidos políticos que apoyan su precandidatura por el Palacio de Planalto. En esta ocasión estuvo presente el presidente estatal del PSB. Después de  escuchar los discursos de los líderes del partido, el expresidente pidió a las partes dialogar para establecer una plataforma única en Rio Grande do Sul y tratar de llegar a un acuerdo en las próximas dos semanas.

“Todos tendrán que tener algún grado de humildad. Tenemos nuestra precandidatura, que es muy importante para nosotros, pero estamos dispuestos a conversar”, dijo Pedro Ruas, diputado por PSOL.

Un día después de decir que “se acabó el PSDB”, el expresidente Lula ‘palmeó’ a los ‘tucanes’, como son llamados los militantes del PSDB  que adoptó ese pájaro como símbolo de su reivindicación de un animal nativo y la preservación de la selva en su paso por Porto Alegre.  

Durante un evento con profesionales de la educación y líderes estudiantiles por la tarde, Lula dijo que Brasil estaba “feliz” cuando la polarización política fue entre el PT y los Tucanes.

“Qué feliz era este país cuando la polarización era entre Dilma y Alckmin, Dilma y Serra, yo y Serra, yo y Alckmin, yo y Fernando Henrique Cardoso”, declaró. Y continuó:

— “La transición que hicimos con Fernando Henrique Cardoso fue la más civilizada que ha conocido este país. Te presentabas a unas elecciones, pero no estabas en guerra. Tu oponente no era tu enemigo”.

Las palabras del petista  aluden a un bipartidismo que desapareció a expensas de uno de los partidos. El PSDB toleraría mejor el cambio radical de horizonte si le tocara a él enfrentar a Bolsonaro, pero los números son del PT.

En las redes sociales, los tucanes respondieron a la afirmación de Lula diciendo que “el PT casi acaba con Brasil”.

Sin embargo, el mensaje personal de FHC, a través del almuerzo y de la foto que un año atrás compartió con Lula , es anunciar que nunca más adoptará un altivo o resignado neutralismo como en el balotaje de 2018 entre Bolsonaro y Haddad , y que si en el balotaje del  cuarto domingo de octubre de 2022 se ve nuevamente enfrentado entre un candidato del PT Bolsonarovotará por el petista, que en este caso es Lula, el rival al que derrotó dos veces, y que lo venció una tercera.

En Pepsi on StageTarso Genro elogió al expresidente Fernando Henrique Cardoso (FHC), presidente de honor del PSDB. Según Tarso, FHC “estabilizaba la transición y defendía la democracia”.

Este año, los PT buscan acercarse a una eventual alianza con los tucanes. Rival del PT en pasadas elecciones presidenciales, el PSDB es el antiguo partido de Alckmin. El ex tucán fue uno de los fundadores de la leyenda, en la que permaneció durante 33 años antes de migrar a PSB en 2022.

AGB

Etiquetas
stats