Costa Rica elige presidente el domingo entre 25 candidaturas

Costarricenses escogen este domingo a su próximo gobierno entre un inédito abanico de 25 candidaturas.

elDiairioAR

0

Desde un expresidente y experimentados políticos, hasta economistas, abogados, periodistas, médicos y predicadores evangélicos, el menú de 25 opciones presidenciales es el más amplio que la ciudadanía costarricense haya visto nunca en un proceso electoral. Algo que también genera confusión entre el electorado. Un inédito abanico de 25 candidaturas presidenciales y más de un 30 % de votantes que aún no ha decidido su voto refleja el complejo panorama electoral en Costa Rica. Los comicios del domingo, según las encuestas, no serán decisivos, y será necesario dirimir el triunfo en un balotaje.

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) también tuvo que tomar previsiones, Supervisó el adecuado diseño gráfico e impresión de la boleta única. Es enorme, con la amplitud que juzgaron conveniente para garantizar claridad, orden y comodidad a 3,5 millones de votantes que componen el padrón convocado a las urnas el próximo domingo.

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) tuvo que tomar recaudos únicos. Supervisó el adecuado diseño gráfico e impresión una boleta única enorme, con una amplitud apta para garantizar claridad, orden y comodidad a la decisión de 3,5 millones de votantes.

En la lista de aspirantes hay cuatro mujeres, de las cuales solo Lineth Saborio, del Partido Unidad Social Cristiana, ex vicepresidenta entre 2002-2006, cuanta con apoyos importantes en las encuestas. Saborio busca ser la segunda mujer en gobernar Costa Rica tras Laura Chinchilla, presidenta en el período 2010-2014.

También favorecen los números de los sondeos previos a otra antigua figura del Ejecutivo costarricense. José María Figueres ejerció la presidencia entre 1994 y 1998. Es el hijo de una figura histórica de Costa Rica, el tres veces presidente José Figueres Ferrer, ya fallecido, quien en 1948 abolió el Ejército tras la última guerra civil que vivió el país. Costa Rica es un país sin FFAA; su seguridad exterior está asegurada, según un tratado internacional bilateral, por EEUU.

También figuran en la lista de aspirantes dos predicadores evangélicos: Fabricio Alvarado, del Partido Nueva República, que fue el ganador de la primera vuelta en la elección presidencial anterior (aunque derrotado después en el balotaje), y Eduardo Cruickshank, de Restauración Nacional.

Fabricio Alvarado, pastor evangelista, solista de música cristiana y periodista de noticieros de televisión, perdió en la segunda vuelta de 2018 ante el actual presidente Carlos Alvarado, del centroizquierdista Partido Acción Ciudadana, periodista de profesión.

La rama de la comunicación social estará representada también en estas elecciones con Greyvin Moya, reconocido periodista de investigación televisivo.

Según la última encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica, Figueres, Saborío, Alvarado, así como el diputado y abogado José María Villalta, y los economistas Rodrigo Chaves y Eliécer Feinzaig, son los aspirantes que obtienen apoyos superiores al margen de error de la encuesta de 3,1 %.

Una encuesta de la Universidad pública nacional indica que la indecisión es del 31% del padrón a menos de una semana de las presidenciales y que ningún candidato llega al 20% de apoyo, por lo que están lejos del 40 % necesario para ganar en primera vuelta.

La encuesta indica que los indecisos llegan al 31% a menos de una semana de las elecciones y que ningún candidato llega al 20% de apoyo, por lo que están lejos del 40% necesario para ganar en primera vuelta.

El CIEP publicó tres encuestas en enero en las que realizó preguntas que evidenciaron que el 41,2% de los entrevistados dijo sentir estrés por las elecciones y una tercera parte de los indecisos afirmó que se siente “confundida entre tantos partidos políticos”.

Pero la elevada cantidad de aspirantes presidenciales también puede ser una señal de que el sistema brinda la oportunidad de participación amplia a las personas que desean gobernar el país.

La jefa de la Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos, (OEA), la exvicepresidenta y excanciller panameña Isabel de Saint Malo, comentó que la proliferación de candidaturas diversas ciertamente “agrega complejidad al proceso” pero que “es parte del ejercicio electoral”. “Como latinoamericana mirar a un país de la región que acude a un ejercicio debidamente preparado y organizado, donde hay multiplicidad de candidatos, que con el solo hecho de asistir están dando fe del respeto a la democracia, le agrega complejidad pero también es motivo de celebración”, comentó.

El CIEP ha advertido que en los dos anteriores procesos electorales y en el actual, se ha observado una volatilidad en los votantes y que ello hace que cualquier escenario sea posible.

Las dos últimas elecciones han necesitado de una segunda vuelta electoral y todo parece indicar que en este 2022 se repetirá la historia y que en abril la ciudadanía costarricense deberán acudir de nuevo a las urnas.

Este 6 de febrero, además del Ejecutivo, se elegirán las 57 bancas de la Asamblea Legislativa unicameral para el periodo 2022-2026.

AGB con elDiario.es y fuentes

Etiquetas
stats