El presidente peruano Pedro Castillo enfrenta una nueva moción de destitución del Congreso

El presidente chileno Gabriel Boric (espaldas), recibió el martes en el palacio presidencial de La Moneda, en Santiago de Chile, a su homólogo peruano, Pedro Castillo, quien atraviesa uno de sus momentos políticos más complicados tras la renuncia de su cuarto primer ministro, el nombrarmiento de su sucesora, y la presentación en el Congreso de la tercera moción de destitución en su contra desde que asumió la presidencia en Lima el 28 de julio de 2021.

elDiarioAR


0

El Congreso unicameral peruano ha informado al presidente Pedro Castillo la presentación de una nueva moción de vacancia en su contra por una presunta “permanente incapacidad moral”. Durante la sesión del pleno, el presidente de derecha del Parlamento, José Williams convocó a una reunión de la junta de portavoces de las diferentes bancadas para analizar este tema y ordenó que se detalle el proceso que debe seguirse, establecido en la Constitución y en el reglamento del Congreso.

La iniciativa, presentada con la firma de 67 legisladores, busca la destitución del primer mandatario por “permanente incapacidad moral” para continuar en el cargo, acusado de “el irresponsable desmantelamiento de la administración pública y el copamiento clientelista de las instituciones del Estado”.

 

La figura constitucional de la “moción de vacancia”

La figura de vacancia por incapacidad moral del presidente se incluyó en la Constitución de 1893 y se ratificó en las diez que le siguieron, como así también en la Carta Magna fujimorista, promulgada en 1993, que sigue vigente.  

Según dispone la legislación del Perú, para que  la moción de vacancia pueda pasar la primera etapa,  que es la presentación, se requiere de 26 firmas de congresistas y para iniciar el debate de juicio político. 52 votos a favor por parte de los legisladores. Ya en el debate, es necesario las dos terceras partes del congreso para que la vacancia sea aprobada: 87 votos a favor.

 

Los dos embates del Congreso contra el presidente Castillo

En diciembre de 2021, fue desestimada la primera moción de vacancia en contra el presidente Castillo, que  impulsó la oposición de Fuerza Popular (fujimorismo), Avanza País (ultraliberal) Renovación Popular (extrema derecha) que obtuvo  46 votos a favor, 76 en contra y 4 abstenciones. La moción en su contra afirmaba que Castillo “es una persona peligrosa para la democracia que, si no es vacado, afectará a todos los peruanos como lo viene haciendo con quienes viven en pobreza extrema”. Se sustentaba en 7 puntos, incluido el presunto “uso ilegal de fondos públicos” en la campaña 2021 de Perú Libre, partido de izquierda que llevó a la presidencia a Castillo.

Una  segunda moción de vacancia fue rechazada en marzo pasado. Con 55 votos a favor de la vacancia54 en contra y 19 abstenciones, la representación nacional desestimó en el Congreso la propuesta multipartidaria que perseguía la destitución del presidente Castillo al no alcanzar los 87 votos necesarios para  su aprobación. En esa oportunidad, Jorge Montoya de Renovación Popular, quien había promovido la moción de vacancia, al conocerse el resultado declaró “No asumiremos esto como una derrota”- y contaba con las firmas de 50 legisladores de  Renovación Popular, Fuerza Popular, Avanza País, Somos Perú,  Podemos Perú Alianza para el Progreso.    

Castillo ha logrado superar un año en el poder: este político provinciano y serrano, ex docente y gremialista del magisterio, lleva 16 meses en el cargo en Lima. La comparación es importante y la duración tanto más considerable en un país que antes de la llegada del primer presidente izquierdista al poder, había visto sucederse en 365 días la caída de tres Ejecutivos.  

El ex presidente Martín Viscarra (2018-2020) que fue depuesto cuando el Congreso aprobó con 105 votos a favor la segunda moción de vacancia por presuntos pagos ilegales cuando era gobernador en Moquegua. Le sucedió en el cargo, el presidente del Parlamento Manuel Merino quien renuncio a los seis días luego de haber guardado dramático y largo silencio tras la brutal represión policial de las protestas sociales en noviembre del 2020.  

Tras la renuncia, asumió el legislador centrista Francisco Sagasti, quien le entregó la banda presidencial a Castillo.

 

Tercera moción de vacancia y la “cuestión de confianza”

El congresista no agrupado Edward Málaga, presentó el 29 de noviembre la tercera moción de vacancia contra el presidente Castillo. Contó con el apoyo de Avanza PaísFuerza Popular, Renovación PopularAcción PopularAlianza para el Progreso y algunos integrantes de Somos Perú.

Esta tercera ofensiva coincide con la posibilidad de que el presidente Castillo pueda disolver el Parlamento, si este no aprueba el nombramiento de la nueva Primera Ministra Betssy Chávez, en reemplazo del renunciante Aníbal Torres quien se alejó del cargo. La razón del alejamiento de Torres se debió a que el Congreso rechazó “una cuestión de confianza” respecto al pedido del Ejecutivo de modificar una norma para abrir el camino hacia la convocatoria de una Constituyente, promesa de campaña del actual mandatario del Perú.

AGB con información de diarios y medios

Etiquetas
stats