Guerra en Ucrania

Rusia multiplicó los ataques en el Donbás mientras las tropas ucranias acechan Jersón

Imagen de archivo de soldados ucranianos patrullando en el este de Ucrania.

elDiarioAR

0

Como ocurrió tantas veces desde el inicio de la contraofensiva ucraniana en el este del país, Rusia multiplicó sus ataques, puntuales y sobre todo por aire, ante un nuevo empuje de las tropas de Kiev en la ciudad de Jersón, al sur del país, la última gran urbe aún bajo control ruso. Este domingo, la ciudad se ha quedado sin electricidad mientras los residentes están siendo evacuados por orden de las autoridades locales a zonas más seguras.

Lecciones de la vuelta de Rusia al acuerdo del cereal: los faroles de Putin y el poder de Erdogan

Lecciones de la vuelta de Rusia al acuerdo del cereal: los faroles de Putin y el poder de Erdogan

“Estamos retomando paulatinamente la iniciativa, que en septiembre estaba en manos de las Fuerzas Armadas de Ucrania, que atacaban y buscaban nuestros puntos débiles”, afirmó este domingo el experto militar ruso Vladislav Shuriguin en declaraciones a una televisión local recogidas por EFE. Según el analista, en las últimas dos semanas, la situación se dio la vuelta y en pocas semanas las tropas rusas iniciarán una nueva ofensiva: “Estamos contraatacando puntualmente. Los ucranianos se ven obligados a defenderse y buscar salidas de esa situación”.

Los principales puntos de combate en el este, según reconocen ambos bandos, son las ciudades de Bajmut y Soledar. “Bajmut es tan importante [para los rusos], porque necesitan algún éxito. De ahí que hayan incrementado varias veces el número de ataques”, reconoció Pavlo Kirilenko, el jefe de la Administración Militar Regional de Donetsk, que afirmó que las tropas del Kremlin están usando diferentes tipos de armas, incluidos drones.

En paralelo, Rusia sigue atacando las infraestructuras. En Bajmut, que antes de la guerra contaba con 70.000 habitantes, “las destrucciones se suceden cada día, por no decir cada hora”, según Kirilenko, que también informe de combates en Avdíivka y Toretsk“.

Cortes de luz y evacuaciones en Jersón

Aunque las informaciones dispares dificultan saber con certeza lo que ocurre en Jersón, todo indica que los avances de las tropas ucranianas sobre la ciudad son reales. Esta semana, un líder prorruso admitió que era probable una retirada de los soldados del Kremlin allí, aunque Kiev muestra cautela ante estas afirmaciones.

Este domingo, las autoridades designadas por Rusia en esa región, que tomó al principio de la invasión, aseguraron que Ucrania concentra gran cantidad de tanques cerca de la capital, preparados para una inminente ofensiva. “Concentran cada vez más equipo. Llegan muchos blindados y tanques”, escribió el vicegobernador prorruso, Kiril Stremoúsov, en Telegram, en un mensaje en el que confirmó que continúa la evacuación de civiles de la ciudad.

Las autoridades prorrusas de Jersón ordenaron en octubre la evacuación en la región de unos 80.000 ciudadanos de la ribera derecha a la orilla izquierda del río Dniéper ante el acercamiento de las fuerzas ucranianas y hace dos semanas incluyeron a la capital provincial. Esta semana extendieron la medida también a la margen izquierda del Dniéper para sacar de allí a hasta 70.000 personas.

Mientras se sucede el intercambio de información sobre ese frente, los prorrusos han informado de que la ciudad ha quedado este domingo sin electricidad. “No hay luz en toda la ciudad. Estamos esperando información”, apuntó un portavoz de la compañía energética JersonOblEnergo. Según los servicios de emergencias locales, las redes eléctricas fueron dañadas por “atentados cometidos por grupos de sabotaje” ucranianos.

Kiev no descarta una evacuación masiva

Según informó este domingo el diario estadounidense The New York Times, las autoridades de la capital ucraniana comenzaron a planificar una evacuación total de su población, cifrada en unos 3 millones de habitantes, en caso de que continúen los bombardeos y se produzca un apagón total.

Los responsables de la ciudad están trabajando en la actualidad por mantener una red eléctrica gravemente dañada por los misiles rusos, según señala el rotativo norteamericano, que asegura que la situación actual ya es muy grave, con el 40% de la infraestructura energética de Ucrania dañada o destruida.

Por ello, siempre según el diario, los trabajadores municipales están instalando un millar de refugios con calefacción que pueden funcionar como búnkeres mientras los ingenieros intentan reparar las centrales eléctricas golpeadas por los rusos.

Con información de la agencia de noticias EFE

Etiquetas
stats