El ministro de Economía y la canciller, mejores posicionados para reemplazar a Boris Johnson

Ilustración: Fani Gutiérrez.

Heather Stewart

The Guardian —

0

Ahora que el líder de la oposición y varios diputados piden la dimisión del primer ministro británico Boris Johnson, abundan las conjeturas sobre su posible relevo tras el escándalo ocasionado por una nueva fiesta celebrada en Downing Street en mayo de 2020, cuando el resto del país se atenía a duras restricciones por la pandemia y por la que el líder "tory" ha pedido disculpas después de admitir que estuvo en ella.

Boris Johnson admite haber estado en la fiesta de Downing Street y pide perdón acorralado por su propio partido

Boris Johnson admite haber estado en la fiesta de Downing Street y pide perdón acorralado por su propio partido

Estos son los nombres de posibles candidatos y aspirantes si el primer ministro dimite o se ve obligado a renunciar:

Liz Truss

A pesar de venir del bando de los que defendían permanecer en la Unión Europea, la ministra de Asuntos Exteriores es la favorita de las bases conservadoras, liderando una y otra vez la encuesta que la web Conservative Home elabora entre los miembros del partido.

Sus seguidores adoran su retórica, que hace énfasis en la libertad, el libre comercio y el patriotismo. Le atribuyen, además, la firma de varios de los acuerdos comerciales posteriores al Brexit. Con 46 años, Truss tiene una imagen pública muy cuidada, a la que contribuye el uso profuso de fotógrafos oficiales del Gobierno pagados por el contribuyente, incluida la reciente fotografía al estilo Margaret Thatcher, encima de un tanque.

Rishi Sunak

Durante un tiempo, el titular de Economía fue considerado como el favorito para sustituir a Johnson, pero su popularidad ha descendido últimamente entre los "tories" que tomarán la decisión final.

Con 41 años, Sunak es hijo de inmigrantes de origen indio llegados a Inglaterra desde el África Oriental colonial. Su padre, médico, y su madre, farmacéutica, lo mandaron a estudiar al prestigioso colegio privado de Winchester. Antes de entrar en política trabajó en la City londinense y su enfoque económico es muy diferente al de Johnson. Sunak defiende las bajadas de impuestos y una mayor contención del gasto público.

Hace poco, fue objeto de críticas por estar en California cuando en Reino Unido las empresas pedían ayudas, después de que la oleada de la variante ómicron provocara una caída de las reservas en pubs y restaurantes.

Jeremy Hunt

En la pugna de 2019 por el liderazgo del Partido Conservador, el entonces ministro de Asuntos Exteriores perdió por un claro margen frente a Johnson. Pero a Hunt, de 55 años, todavía se le considera un posible aspirante al puesto si vuelve a quedarse vacante.

La victoria de Johnson lo mandó de vuelta a su escaño, donde ha sido escrupulosamente leal. Su experiencia como exministro de Sanidad le ha servido para presidir el Comité de Salud y Servicios Sociales de la Cámara de Comunes.

Su circunscripción del suroeste de Surrey figura entre las codiciadas por el partido Liberal Demócrata, que cree que los votantes tradicionales del 'muro azul' de los tories se sienten defraudados por el incumplimiento de las normas por parte de Johnson. Aunque algunos compañeros temen que carezca de dinamismo político, Hunt sería visto como alguien en el que se puede confiar.

Priti Patel

La ministra del Interior es una figura polémica para muchos, pero sus puntos de vista de derecha, así como su evidente línea dura en temas de inmigración, atraen a muchos miembros del Partido Conservador y a diputados afines.

Parlamentaria desde 2010, Patel, de 49 años, ha ocupado varios puestos ministeriales, aunque se enfrentó a un exilio de dos años de la primera fila tras verse obligada a dimitir como ministra de Desarrollo Internacional por haberse reunido extraoficialmente con autoridades israelíes.

Johnson la recuperó como ministra del Interior y empleó su capital político en mantenerla en el cargo incluso después de saberse, por un informe oficial, que había intimidado a sus subordinados.

Lo paradójico es que, a pesar de la línea dura de Patel en lo relativo a la inmigración, el tema podría jugar en su contra por el hecho de que haya estado al mando en un momento de mucha cobertura mediática de los cruces del Canal de la Mancha por parte de migrantes y refugiados.

Sajid Javid

El responsable de Economía reconvertido en ministro de Sanidad quedó en un cuarto y lejano lugar en la carrera por suceder a Theresa May. Pero es probable que esta vez tenga mayores posibilidades.

Con 52 años, este exempleado de la banca de inversión y diputado desde 2010 por la circunscripción de Bromsgrove apoyó de forma oficial la permanencia en la Unión Europea en el referéndum sobre el Brexit, pero no define por eso. Su ideología "tory" es lo suficientemente robusta para atraer a sectores miembros del partido y su historia personal es conmovedora, ya que creció en Bristol, en un piso encima de la tienda de su familia.

A principios de 2020, Javid abandonó de forma fulgurante el Gobierno de Johnson, después de que la oficina del primer ministro intentara imponerle un equipo de asesores, pero volvió como ministro de Sanidad en junio de 2021. Sus responsabilidades actuales podrían jugar en su contra si se extiende la sensación de que la imagen de Javid está afectada por la "mancha" de las restricciones COVID, poco populares entre muchos diputados y miembros del Partido Conservador.

Kwasi Kwarteng

Sin duda, el ministro de Empresa tiene las credenciales del libre mercado necesarias para atraer a sectores clave del partido "tory". Igual que Truss, Kwarteng fue uno de los colaboradores del libro Britannia Unchained, un manual para conservadores post-Thatcher publicado en 2012.

Con 46 años, Kwarteng es el primer conservador británico negro que llega a dirigir su propio departamento gubernamental. Fue elegido diputado en 2010, pero no prosperó en los años de Cameron y tuvo que esperar hasta 2018 para ocupar su primer puesto como subsecretario.

Nacido en el este de Londres, este exalumno del exclusivo colegio Eton tiene fama de inteligente, aunque con cierta tendencia a hablar de más de vez en cuando. Una de esas ocasiones se produjo a finales del año pasado, cuando sugirió que la comisionada de estándares parlamentarios, Kathryn Stone, debía dimitir por el caso de Owen Paterson, implicado en un escándalo de conflicto de intereses.

Nadhim Zahawi

Su actual cargo como ministro de Educación es el primero de Zahawi dentro del gabinete, pero su notoriedad y su popularidad se dispararon durante el año que pasó como secretario de Estado para la Vacunación, supervisando el que probablemente fue el proyecto más exitoso de la era Johnson.

Diputado por Stratford-upon-Avon desde 2010, Zahawi tiene 54 años y una historia personal tal vez aún más convincente que la de Javid. Nacido en Bagdad, huyó con su familia kurda del régimen de Saddam Hussein cuando él tenía nueve años. Fue alumno de la educación privada en Londres y fue cofundador de la empresa de encuestas YouGov. Ha trabajado mucho en la industria petrolera y es uno de los diputados más ricos de Westminster, con una importante cartera de propiedades.

Traducido por Francisco de Zárate

Etiquetas
stats