Análisis

Elecciones en Chile: el derechista Kast y el izquierdista Boric ya están en campaña para ganar la presidencia en el balotaje

El ultraderechista Kast y el izquierdista Boric se disputarán la presidencia de Chile

0

El empate entre aquellas fuerzas de la derecha y de la izquierda que rivalizarán en el balotaje del 19 de diciembre fue confirmado por el voto en la elección de la primera vuelta presidencial del domingo. La votación, sin embargo, desmintió una descripción útil por lo comprensible, pero poco exacta: la polarización entre extrema izquierda y extrema derecha, entre socialdemocracia radical y ne-conservadurismo neo-liberalismo fascista. En las primarias de mayo, el diputado frenteamplista Gabriel Boric había ganado la candidatura presidencial de la coalición de izquierda Apruebo Dignidad por ser más moderado y menos dogmático que su rival, el alcalde comunista Daniel Jadue. En su discurso de victoria, José Antonio Kast fue en la noche del domingo aún más moderado que Boric en el suyo. Y Boric había esperado a oír el de su opositor antes de salir a pronunciar el suyo.

En todas las elecciones que votó este año, sin desfallecer en ninguna, Chile recuperó dos cualidades sin las cuales se extravía el sentido de la vida democrática: la incertidumbre y la sorpresa electorales. Había desconfianza en las encuestas, pero acertaron en el empate de los dos rivales. Tanto se desconfió de los sondeos, que ni medios ni dirigencias ni militancias partidarias prestaron atención, e incluso desestimaron, el que era otro importante acierto que, de haber sido escuchado, habría reorganizado respuestas y estrategias políticas y analíticas. Y es que el Partido de la Gente salió tercero. En la subvaloración de las posibilidades de victoria de esta colectividad obraron dos prejuicios. Este partido es una formación nueva, nacida del "estallido social", pero de centro derecha, y esta alineación ideológica les resultaba disonante. También pareció que no tenía chances un partido cuyo candidato estuvo durante toda la campaña, y está ahora -no fue a votar- en EEUU, por lo que no participó de debates ni se habló mucho de él. En su discurso, ayer, dijo que si este partido era nuevo, lo era porque los dirigentes hacían lo que le sugerían las bases, así que no tenía él nada que recomendar sobre a quién votar en segunda vuelta.

Kast y Boric ya están en campaña, porque el empate obligará a un despliegue de energía que no tolerará perezas y ni siquiera descansos. Kast logró imponer su agenda. No habló de Estado versus Mercado. Sólo habló de seguridad y estabilidad. El primer ejemplo que mencionó fue el de una mujer acosada: en su gobierno habría tolerancia cero para el acoso.

Si se compara el discurso de Kast, que es el programa de campaña para ganar la segunda vuelta, con el que minutos después pronunció Boric, se advierte una alucinante reiteración, una y otra vez, de las misma palabras y aun de frases enteras: esperanza, miedo, diálogo, justicia, social, dignidad, democracia, cambio, responsabilidad, sentido, niños, niñas, historia, aprendizaje, naturaleza, justicia, trabajar sin descanso, llegar hasta quienes hoy no votaron por nosotros porque tenían dudas legítimas, que llegue a todo su pueblo y no a una minoría, que todos puedan ganar lo justo, empleos de calidad, discriminación entre ricos y pobres, corrupción venga de donde venga, no más políticos que vivan en una burbuja, paz social en una sociedad cohesionada que no discrimine a nadie, no sobra nadie, contra los privilegios, la esperanza le va a ganar al miedo, hacer grande a Chile y a nuestro pueblo.

Kast habló, y Boric no, de Dios, religiones, comunismo. Boric habló, y Kast no, de dictadura militar, oposición, guerra, juventud, niños y niñas, Piñera, recetas que fracasaron, inclusivo, la gloriosa marcha del 25 de octubre de 2019, mujer violada obligada a parir, retroceso en el derecho a decidir sobre su cuerpo (no aborto), intolerancia, discriminación, AFP, ISAPRES, no vengo a hablar mal de otros, no es la primera vez que venimos desde atrás. En este nuevo panorama, se advierte una dificultad posible para Boric: qué dirá sobre el indulto de los presos por el estallido, políticos según su espacio, delincuentes comunes según el de su competidor.

En la elección del domingo se enfrentaron seis candidatos y una sola candidata: Gabriel Boric (Apruebo Dignidad), Yasna Provoste (Nuevo Pacto Social), José Antonio Kast (Frente Social Cristiano), Sebastián Sichel (Chile Podemos Más), Eduardo Artés (Unión Patriótica), Marco Enríquez-Ominami (Partido Progresista) y Franco Parisi (Partido de la Gente). Las formaciones de derecha apoyarán a Kast, las de izquierda a Boric. Pero aún siguen empatados.

AGB

Etiquetas
stats