Cumbre del g20 en roma

Los 31 pasos que separan a Alberto Fernández y Kristalina Georgieva

Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI. Está en Roma y se verá con el presidente Fernández.

0

Antes de verse cara a cara, este sábado a las 5 de la tarde en la embajada argentina en Roma, Alberto Fernández y Kristalina Georgieva pasarán la noche separados apenas por 31 metros. El oportuno azar tejió una metáfora política que en la comitiva traducen, con picardía, como un preludio de la cercanía que hay entre el presidente y la jefa del FMI, y, más específico, sobre cuán próximo y probable es el acuerdo con el Fondo Monetario.

Pero es solo un dato catastral: Fernández se alojó en el Baglini Hotel Regina sobre Vía Veneto, justo al lado del Grand Hotel Palace donde se instaló Georgieva. Enfrente, en diagonal, para los que gustan coleccionar detalles y sobreinterpretaciones, está la embajada de Estados Unidos. La presencia del presidente argentino en Roma, para participar de la cumbre del G20, tiene como tema exclusivo y excluyente ganar músculo, colectar señales para acercar un acuerdo con el FMI.

Fernández, que administra un gobierno con altas dosis de tensión doméstica, analiza que el gobierno de Joe Biden está entreverado en la interna demócrata y que eso tiene un efecto indirecto, pero quizá decidido, sobre la negociación argentina con el FMI.

Por unos minutos, el argentino y la búlgara no se cruzaron en la puerta de sus hoteles. La comitiva criolla aterrizó en Roma poco antes de las 17 horas de Italia -hay 5 horas más que en Argentina- y 40 minutos después llegó al Bagilini Hotel. Poco antes, sin custodia -o con custodia perfil bajo-, llegó Georgieva, según contaron fuentes presenciales a elDiarioAR.

La titular del Fondo participó todo el viernes del Foro del G20 que reúne a ministros de Economía y Finanzas, entre los que estuvo Martín Guzmán. Hubo saludo y contactos al pasar pero por la noche compartieron la mesa principal en la cena de cierre del segmento ministros de Economía y Financias del G20. En la mesa del anfitrión, el italiano Daniele Franco, estuvieron, además de Georgieva y Guzmán, el alemán Olaf Scholz -que será el sucesor de Angela Merkel- y la reina Máxima de Holanda. En el lenguaje sutil del protocolo y los detalles, que a Guzmán lo hayan sentado en esa mesa sugiere algunas lecturas positivas.

Secuencia

Durante el viaje de Buenos Aires a Roma, Fernández estuvo con la primera dama Fabiola Yañez y horas antes de la llegada se enfrascó junto al canciller Santiago Cafiero a pulir el discurso que dará en el G20. El viernes, luego de instalarse con su comitiva, se quedó en el hotel. Viajó junto a Cafiero, Julio Vitobello, Juan Manuel Olmos y Julián Domínguez, mientras que en Roma se sumaron Gustavo Beliz y Jorge Argüello quienes volaron desde EEUU. Guzmán está en Italia desde el jueves.

Además de la bilateral con Georgieva, Fernández tiene una agenda movida: arrancará las rondas en el marco del G20 con un encuentro con Angela Merkel, la canciller de Alemania. Es, en cierto modo, la foto que le quedó pendiente cuando en mayo hizo una gira por Europa que lo llevó por Lisboa, Madrid, París, Roma y el Vaticano. Merkel, en aquella ocasión, estaba en la hora de ruta inicial pero por razones sanitarias, referidas al Covid-19, se suspendió la escala Berlín.

Además de las actividades propias de la cumbre, el Presidente se verá también con varios jefes de Estado: con Pedro Sánchez de España, Justin Trudeau de Canadá y Emmanuel Macron de Francia. Con Macron no hay horario ni fecha definida lo mismo que con Narendra Modi, el primer ministro de la República de la India. Otro renglón para ajustar de la agenda es cuándo tendrá el Zoom con Vladimir Putin, que no estará en Roma pero mantendrá todas sus actividades de manera virtual.

PI

Etiquetas
stats