La interna del FdT

El decálogo que armó el Gobierno para refutar las críticas K a Martín Guzmán

El presidente Alberto Fernández y el ministro Martín Guzmán, en un anuncio reciente en la Casa Rosada.

“FALTA MUCHO pero reconocer lo que se ha logrado es imprescindible para profundizar las transformaciones”. Así, con mayúscula, la frase cierra el documento interno que circula en el Gobierno y funciona como un respaldo a Martín Guzmán en medio de otra semana cargada de críticas y pedidos de renuncia desde el kirchnerismo al ministro de Economía. Es un decálogo para refutar las críticas al rumbo de las políticas económicas.

Así como en la escena pública evita entrar en el espadeo político, en el plano privado aparecen movimientos que, bajo el fuego que el dispositivo K desplegó sobre el ministro de Economía, parecen esencialmente defensivos.

El paper, casi un ayudamemoria para nutrir de datos a aquellos que quieran defender la política económica de Alberto Fernández -algo que no abunda en el gabinete- hace una enumeración sobre las “medidas redistributivas implementadas” por el gobierno de Alberto Fernández y que que fueron “impulsadas y/o acompañadas” desde Economía.

El detalle es el siguiente:

1. Recuperación del Impuesto sobre los Bienes Personales: desde la sanción de la Ley de Solidaridad, gracias a esta reforma ya se recaudó el equivalente a DOS Aportes Extraordinarios.

2. Por primera vez en la historia, Bienes Personales tiene alícuotas de hasta el 1,75% y una sobrealícuota para los contribuyentes que mantienen activos en el exterior.

3. Recuperación del Impuesto a las Ganancias de Sociedades, volviendo a la alícuota máxima vigente en 2015 (35%), pero aplicando por primera vez en la historia una alícuota progresiva en este impuesto. Esto permitió recuperar la recaudación, sin afectar a las PYMES (a quienes la alícuota le bajó al 25%).

4. Reforma del Impuesto a las Ganancias de personas humanas, creando un piso que deja afuera del impuesto a más de 1 millón de trabajadores y trabajadoras (además esta ley implicó otras reformas).

5. Creación del impuesto PAIS, que si bien tiene objetivos más amplios de política económica, es altamente progresivo.

6. Derogación de la reforma tributaria del 2017 que reducía las contribuciones patronales a las grandes empresas y las aumentaba a las PYMES.

7. Derogación de la reforma previsional del 2017, volviendo a la movilidad previsional vigente en 2008-2015.

8. Otras medidas redistributivas: incluso antes de la pandemia se puso en funcionamiento el programa Alimentar (2 millones de familias), luego durante la pandemia se implementó el ATP, el IFE, las moratorias y préstamos a tasa subsidiada. Después vinieron el REPRO y Potenciar Trabajo.

9. Además, se pudo renegociar la deuda con los privados y ahorrarle a la Nación Argentina 37 mil millones de dólares. También se alcanzó un acuerdo con el FMI que permite postergar 8 años (en promedio) vencimientos por 45 mil millones de dólares. Sin estos logros, tendríamos una situación mucho más negativa en crecimiento y en distribución

10. No hay nada más redistributivo que el empleo y por eso el logro más importante es que en el año 2021 se crearon 1,2 millones de puestos de trabajo, bajando la tasa de desempleo al 7% (versus 8,9% de fines del 2019) y logrando la mejor distribución del ingreso desde principios del 2016.

11. El último dato publicado por INDEC muestra que a fines del 2021 el Índice de Gini llegó a 0,41, y cuando asumimos era 0,44. Se logró una baja importante en la desigualdad de ingresos en un contexto donde distintos organismos internacionales reconocen que, por la pandemia y el aumento en los precios, en el mundo hay mayor concentración de la riqueza, fenómeno que se dió en llamar “La Pandemia de la Desigualdad”.

 PI

Etiquetas
stats