El Poder Ejecutivo envió al Congreso el proyecto para postergar las elecciones

El ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro y el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, trabajaron en el proyecto.

elDiarioAR

0

El Gobierno nacional presentó este lunes el proyecto de Ley ya consensuado con la oposición para postergar las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias y las generales que estaban pautadas, por calendario electoral, para el 8 de agosto y el 24 de octubre, respectivamente. Las fechas que deberá aprobar el Congreso ahora serán el 12 de septiembre y el 14 de noviembre.

El Gobierno y la oposición acordaron postergar las elecciones por cinco semanas

El Gobierno y la oposición acordaron postergar las elecciones por cinco semanas

En los argumentos del escrito firmado por el presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, argumenta las modificaciones “con el fin de preservar la plena vigencia de las leyes electorales y, al mismo tiempo, evitar el riesgo asociado a convocar una elección nacional en el mismo momento en que se podría esperar que el sistema de salud se encuentre exigido por las enfermedades invernales y la segunda ola de COVID-19”.

Con el ingreso del proyecto formalizado, la Cámara de Diputados comenzará a analizarlo para después someterlo a votación. Con su aprobación en el recinto de ambas cámaras, las fechas de los comicios se postergarían por un mes: es decir, las PASO previstas para el 8 de agosto se realizarán el 12 de septiembre y las legislativas del 24 de octubre, serán el 14 de noviembre.

En sus consideraciones, el Ejecutivo remarca que el mundo “atraviesa una crisis sanitaria provocada por COVID-19, declarado como pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el día 11 de marzo de 2020, y que ha tenido, en lo que aquí respecta, diversos impactos en la realización y los modos de administrar los procesos electorales celebrados desde principios de 2020”, al tiempo que destaca que desarrollar los comicios “requiere de la movilización y participación de personas y, como lo demuestra la evidencia científica, en la medida en que el virus se propaga a través del contacto entre individuos, los Estados se han visto en la necesidad de adaptar sus procedimientos para proteger la salud pública y la de sus ciudadanos, garantizando a su vez, la plena vigencia de los derechos políticos”.

Como ejemplos de naciones que tuvieron que postergar sus comicios, el proyecto enumera los casos de Chile, que “pospuso el referéndum constitucional de abril a octubre de 2020 y las elecciones de constituyentes, concejales, alcaldes y gobernadores que debían realizarse en abril de este año. También Bolivia y Polonia debieron postergar sus elecciones presidenciales y Brasil, una elección de senador. En los Estados Unidos se cambió la fecha de varias elecciones primarias; la India hizo lo propio con la elección de los miembros del Consejo de Estados; en Italia y Rusia se pospusieron referendos nacionales y en Nueva Zelanda, la elección general de 2020”.

Según el proyecto oficial, este año, “la primera etapa del proceso electoral podría coincidir con una nueva ola de COVID-19 propiciada por las nuevas cepas. Nos encontramos en un contexto de excepción y, en ese marco, en el imperioso desafío de garantizar el pleno ejercicio de los derechos políticos individuales y colectivos propios de nuestro sistema democrático. Ello nos impulsa a establecer las medidas que la situación epidemiológica nos impone para evitar una mayor propagación del virus, sin trastocar las reglas y fundamentos de nuestro régimen electoral”.

En el documento se consigna que en virtud de lo expuesto, “se propicia efectuar las adecuaciones operativas y legales que permitan llevar adelante los comicios de una manera sanitariamente responsable, garantizando el derecho de los ciudadanos y las ciudadanas a votar y el de las agrupaciones políticas y sus candidatos y candidatas a participar en igualdad de condiciones”.

Para finalizar, el escrito establece que, con el fin de “preservar la plena vigencia de las leyes electorales y, al mismo tiempo, evitar el riesgo asociado a convocar una elección nacional en el mismo momento en que se podría esperar que el sistema de salud se encuentre exigido por las enfermedades invernales y la segunda ola de COVID-19, proponemos posponer la fecha de las elecciones P.A.S.O. y las generales para el segundo domingo de septiembre y el segundo domingo de noviembre del corriente año, respectivamente”. Y aclara que el proyecto propuesto “también permite realizar los comicios con la antelación suficiente para que las autoridades electas asuman sus cargos al vencimiento de los mandatos de las actuales autoridades, en el mes de diciembre”.

PASO y ELECCIONES GENERALES: MODIFICACIÓN DE FECHAS POR ÚNICA VEZ EN CONTEXTO DE PANDEMIA POR COVID-19

Se descuenta que el tratamiento del proyecto no presentará mayores dificultades, dado el acuerdo alcanzado entre los dos bloques que poseen la amplia mayoría del cuerpo -224 sobre 257 integrantes-, aunque no se descartan algunas rebeldías dentro de Juntos por el Cambio, por parte de diputados que cuestionan el acuerdo y que se abstendrían o se ausentarían a la hora de votar, según confiaron a Télam fuentes parlamentarias.

Además, algunos bloques minoritarios, que adelantaron que acompañarán el proyecto en la votación en general, plantearon en las últimas horas algunas observaciones con relación al texto acordado y anunciaron que las pondrán en debate.

Las negociaciones

Al acuerdo del viernes se llegó luego de que el ministro de Pedro encabezara reuniones con los líderes parlamentarios de Juntos por el Cambio -el 8 de abril- y con los del resto de los bloques opositores -el 16 de abril- en las que se planteó la necesidad de aplazar el cronograma debido a la situación sanitaria producto de la pandemia.

El Poder Ejecutivo envió el 9 de abril último el borrador del proyecto y JxC pidió que se incluyera la mencionada 'cláusula cerrojo', lo que motivó un impasse en las conversaciones, que se retomaron el martes pasado, cuando el Gobierno le presentó una nueva redacción a los representantes de la principal bancada opositora.

"Ese texto no conformó a la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio porque consideraba que tenía 'mucha vaguedad' en su redacción, por lo que se le solicitó al Gobierno otra redacción, que finalmente fue presentada el jueves y que coincidió más con la propuesta original nuestra, lo que posibilitó el acuerdo", señalaron fuentes de JxC.

El acuerdo se cerró en la tarde del jueves pasado y allí se coordinó la reunión virtual del viernes último, en la que se presentó formalmente el consenso alcanzado.

En su andar legislativo, la idea de prorrogar las fechas de las elecciones se cruzó con un proyecto de diputados oficialistas, encabezados por el tucumano Pablo Yedlin y con el aval de varios gobernadores, que proponían suspender las PASO.

También aparecieron en el debate informal otras iniciativas, de los diputados de Marcelo Casaretto (Frente de Todos), Pablo Ansaloni (Unidad para el Desarrollo) y Carla Carrizo (UCR), que con diferentes matices proponían el aplazamiento del calendario.

Con información de agencias.

IG

Etiquetas
stats