Una obra clave para el abastecimiento del gas

Gasoducto Néstor Kirchner: afirman que se cumplirá con los plazos fijados para su construcción

Darío Martínez, asegura que el gasoducto Néstor Kirchner esta listo en los plazos fijados

0

El secretario de Energía Darío Martínez aseguró hoy que la construcción del gasoducto Néstor Kirchner “sigue avanzando en los plazos definidos” y que la próxima semana estarán listos los pliegos para la licitación de la obra. De esa manera, Martínez, intentó bajar el tono de la polémica que se disparó ayer luego de la renuncia del encargado del proyecto, Antonio Pronsato, quien ocupaba un cargo dentro de Energía Argentina (Enarsa).

“La obra sigue avanzando en los plazos definidos. Quien tiene a su cargo la obra es Enarsa y yo estoy en contacto con Agustín Gerez (director de Enarsa). Hay un cuadro técnico que ha tomado una decisión, pero hay que seguir trabajando en los plazos estipulados, la política energética siempre es a mediano y largo plazo”, señaló el funcionario.

En declaraciones a Radio 10, Martínez destacó que la construcción del gasoducto permitirá al país “dejar de importar gas”. “Es una obra importantísima y estratégica para la Argentina, lamentamos que en la gestión anterior no se hizo porque no se pudo, no se quiso o no se supo. Va a resolver a futuro un problema estructural en nuestro país y la posibilidad de ser proveedores de gas en toda la región y si se hace la planta de GNL, de todo el mundo también”, dijo.

La renuncia de Pronsato abrió una incógnita sobre uno de los proyectos más ambiciosos del Gobierno nacional y sumó un nuevo capítulo en las internas del oficialismo por el manejo del sector energético.

En los cálculos del Gobierno, el gasoducto permitiría reducir en un tercio la importación de gas y ampliar en 25 por ciento el transporte de este combustible. Su construcción requiere una inversión de 3400 millones de dólares y se estima que generará unos 6 mil puestos de trabajo directos e indirectos. El primer tramo de la obra, que une la localidad de Tratayén, en Neuquén, con  Saliqueló, en Buenos Aires, tendría que estar terminado para antes del invierno de 2023.

Martínez también se refirió a otro de los temas pendientes en el área energética: la segmentación de tarifas. “Ninguna tarifa puede ser mayor a los aumentos del salario, es una gran decisión que tomó el presidente Alberto Fernández”, aseguró. Los aumentos comenzarán a regir a partir del 1 de junio para el gas y la electricidad y según afirmó Martínez, a fines de esta semana el Gobierno habrá tomado una decisión con respecto a su intención de que el 10% de los usuarios con mayor poder adquisitivo deje de recibir subsidios en las tarifas.

Etiquetas
stats