ANTES DE FIN DE AÑO

El Gobierno busca nombrar a los candidatos a cuatro vacantes clave en Comodoro Py

Las vocalías de Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia en la Cámara Federal porteña son dos de los cargos clave a completar.

El oficialismo busca llegar a diciembre con los candidatos para ocupar al menos cuatro vacantes clave en los tribunales federales de Comodoro Py, principal foco de tensión entre el gobierno de Alberto Fernández y el Poder Judicial.

Reforma de la Justicia: Soria asume sin los votos para su aprobación

Reforma de la Justicia: Soria asume sin los votos para su aprobación

Los concursos para seleccionar jueces están a cargo del Consejo de la Magistratura, el organismo que también controla y sanciona a los magistrados federales y nacionales. El programa para este año es resolver entre junio y julio las ternas de al menos dos juzgados de primera instancia y dos vacantes en la Cámara Federal porteña, el tribunal que revisa las decisiones de los magistrados que investigan causas de presunta corrupción. Así, el oficialismo apuesta a que los candidatos de Fernández tengan sus pliegos en el Senado para diciembre próximo, según confirmaron a elDiarioAR fuentes oficiales en el Consejo de la Magistratura. 

Se trata de los juzgados federales de primera instancia número 11 y 6, que dejaron vacantes Claudio Bonadio (fallecido en febrero de 2020) y Rodolfo Canicoba Corral (quien se jubiló a mediados de 2020). Son dos de los tres juzgados de Retiro vacantes (el tercero es el número 12, que dejó Sergio Torres para asumir en la Corte Suprema de la provincia de Buenos Aires).

Jura Boico 

Este miércoles, Roberto Boico jura como juez en la Cámara Federal porteña. El exabogado de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner es el segundo camarista nombrado por el Presidente en el tribunal de apelaciones, pero el primero que atravesó un concurso durante la gestión de Fernández. En febrero, el juez Eduardo Farah fue reasignado a su antigua vocalía en la Sala II de la Cámara, tras la resolución del Consejo y la aprobación final del Presidente.

Pero además, el oficialismo apuesta a que Fernández envíe al Senado alrededor de diciembre a sus candidatos para ocupar las vocalías que actualmente están a cargo de los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi. Eso le permitiría a Fernández nombrar a cuatro de los seis miembros del tribunal, si logra el acuerdo del Senado.

Los jueces Bruglia y Bertuzzi fueron trasladados desde otros tribunales a la Cámara Federal porteña en 2018 (durante el gobierno de Mauricio Macri), pero deberán dejar esos cargos por impulso del oficialismo y un fallo de la Corte Suprema que los confirmó de manera transitoria hasta que finalicen los concursos pendientes para esas vacantes. 

Las funciones de los camaristas son centrales para el poder político: son quienes deben confirmar o revocar los procesamientos, sobreseimientos, prisiones y libertades de los investigados por presunta corrupción, entre otras atribuciones, como indicar medidas de prueba a los jueces de primera instancia.

Cuatro de seis

El 13 de abril, se vence el plazo para que el diputado Pablo Tonelli (uno de los representantes de la oposición en el Consejo) presente la orden de mérito del concurso para las dos vacantes que deberán dejar Bruglia y Bertuzzi, informó una fuente del Consejo. Luego, el organismo debe analizar los exámenes escritos, tratar las posibles impugnaciones y realizar las entrevistas a los concursantes para la elaboración de la terna. “Los tiempos dan para comenzar a elaborar las ternas a mediados de año”, aseguró una fuente de la oposición ante la consulta de los planes del oficialismo.

Luego será el turno de los juzgados federales 6 (Canicoba Corral) y 11 (Bonadio). En los próximos días también comenzará el concurso para cubrir dos vocalías en la Cámara Federal de La Plata, otro tribunal que el poder político observa con interés.

El representante del Ejecutivo en el Consejo, Gerónimo Ustarroz, es quien busca lograr los votos de los aliados circunstanciales del oficialismo para elaborar las ternas de candidatos a ocupar los juzgados. El oficialismo requiere 9 de los 13 votos del organismo para aprobar las ternas de jueces que envía al Presidente. Fernández luego debe seleccionar a uno de los tres candidatos para enviar su pliego al Senado y lograr su aprobación. 

“En esas alianzas, los representantes de los jueces en el Consejo son clave, aunque no siempre votan o votarán con el oficialismo”, aseguró una fuente de la oposición en el organismo. “La negociación es día a día y dependen mucho de las ternas. Todo va a ser parte de arreglos. Los jueces también quieren nombrar a sus propios candidatos para las vacantes en juzgados y tribunales”, agregó la fuente consultada.

El Consejo de la Magistratura está integrado por trece miembros: tres legisladores del oficialismo y otros tres de la oposición; tres representantes de los jueces; dos en representación de los abogados; el representante del Ejecutivo; y el actual presidente del Consejo, Diego Molea, por los académicos, alineado con el Gobierno. 

ED

Etiquetas
stats