El Gobierno confirmó el desplante de Cristina Kirchner a Alberto Fernández tras el ataque al Congreso: “El Presidente se comunicó y no tuvo respuesta”

Alberto Fernández en su discurso en el inicio del año legislativo, atrás la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner

elDiarioAR


0

La portavoz del gobierno, Gabriela Cerruti, reconoció este jueves que la vicepresidenta Cristina Kirchner no respondió los intentos de comunicación de Alberto Fernández luego del ataque al Congreso sucedido la semana pasada, en medio del debate del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Cristina Kirchner mostró en Twitter un nuevo video sobre el ataque a su despacho "que alguien planificó y mandó a ejecutar"

Cristina Kirchner mostró en Twitter un nuevo video sobre el ataque a su despacho "que alguien planificó y mandó a ejecutar"

“El Presidente se comunicó, sin tener respuestas, con la Vicepresidenta, así como con su secretario privado”, aseguró ante la primera consulta sobre el tema en la habitual ronda de prensa semanal que la funcionaria encabeza en Casa Rosada.

En el mundo Cristina se entendió que Fernández no dimensionó el ataque -que ella no quiere que se considere “atentado”- que sufrió la vice y que esa lejanía, más que política, es humana, como había adelantado elDiarioAR. Que tuvo, de mínimo, que llamar por teléfono. De fondo, el malestar de la vice se concentra en un punto: sus oficinas del Senado fueron apedreadas durante 25 minutos. Entiende que fue un ataque premeditado y planeado, y que ni Fernández ni nadie del gobierno entendieron la gravedad del hecho.

Minutos más tarde, ante una repregunta, Cerruti volvió a abordar la fractura entre el Presidente y su compañera de fórmula: “Somos una coalición que tiene diferentes miradas internas sobre diferentes temas, avanzamos convencidos de que la unidad no solo del Frente de Todos sino de todos los argentinos es fundamental en este momento. Sobre relaciones personales no comento, las relaciones políticas entre el Presidente, la vice, el Senado y Diputados están armoniosas y llevándose adelante”.

Luego, la portavoz informó cómo fue el intento de comunicación, dijo que el Presidente le envió mensajes a su vice y al secretario privado poniéndose a disposición y no obtuvo respuesta.

La decisión del Gobierno de admitir públicamente que el diálogo entre el Presidente y la Vicepresidenta está cortado visibiliza las tensiones internas que existen en el Frente de Todos en un momento sensible para el futuro de la coalición oficialista por la discusión que habrá esta tarde en el Senado para cerrar el entendimiento con el Fondo Monetario Internacional.

Alberto Fernández y Cristina Kirchner se mostraron por última vez en público el 1° de marzo, en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso. Según la lectura de labios que permitió realizar la transmisión oficial, la vicepresidenta le aseguró a Fernández que viajaría al sur y volvería el jueves (4 de marzo). A partir de ese momento, la tensión fue en aumento con dos hechos que fueron determinantes: la decisión de Máximo Kirchner de votar en contra del acuerdo con el FMI en Diputados y el ataque a pedradas del despacho de CFK.

El kirchnerismo dejó en claro su malestar cuando el sábado Andrés “Cuervo” Larroque se quejó en Twitter por la falta de condena. “Aturden el silencio y la parsimonia del Gobierno frente al ataque al despacho de la Vicepresidenta”, indicó el referente de La Cámpora. Ese mismo día Cerruti y el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, le contestaron: “Que nadie dude. El Presidente y todo el Gobierno Nacional desprecia y repudia la violencia”.

Ante la consulta de cómo impacta políticamente el quiebre personal entre los Fernández, Cerruti respondió: “No afecta la gobernabilidad”. En otro pasaje de la conferencia, la funcionaria agregó: “Repudié en las redes, puse que el Gobierno repudia y condena el ataque, el ministro Fernández lo hizo, el Presidente se comunicó con la vice, el ministro Fernández se puso a disposición, (Sergio) Massa fue hasta el despacho de ella y se comunicó con el Presidente para contarle cómo estaba la situación. Todo lo que el Gobierno tiene que hacer lo hace”.

NB

Etiquetas
stats