Israel citó a Urribarri: agenda abierta entre el voto en la ONU y un acuerdo por vacunas

El embajador argentino en Israel, Sergio Urribarri, en julio de 2020 cuando presentó sus cartas credenciales ante el presidente de Israel, Reuven Rivlin

elDiarioAR

0

La convocatoria no tiene temario prefijado pero, se supone, repetirá una mecánica habitual: una consulta, que en el lenguaje diplomático, debe leerse como inquietud o malestar del gobierno de Israel, por el voto argentino en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para crear una comisión que investigue posibles abusos a los DDHH en Israel y la Franja de Gaza, durante el conflicto bélico en esa región.

Sergio Urribarri, el embajador argentino en Tel Aviv, se reunirá este martes a las 5 PM de Buenos Aires con Modi Ephraim, director general adjunto para América Latina y Caribe de la Cancillería de Israel. La cita, convocada por el funcionario israelí, inicialmente estaba prevista para este lunes pero a pedido de Urribarri se postergó para el martes.

Este lunes, en tanto, Alberto Fernández recibirá en Casa Rosada a directivos de la DAIA. El presidente y Urribarri, en dos cumbres sucesivas, expondrán el mismo libreto de defensa de la postura argentina respecto a la investigación de los DDHH, ligado a la aclaración de que eso no supone "un juicio de valor, ni una toma de postura" respecto al conflicto.

El gobierno argentino "tiene la posición histórica y permanente sobre la defensa y la investigación de los DDHH", dicen fuentes oficiales a elDiarioAR y explican que con ese planteo, a partir de un informe de Michelle Bachelet, respaldó argentina respecto a las investigaciones en Venezuela. En Casa Rosada y Cancillería apuntaron en ese sentido frente a las críticas por retirarse de la denucnia de La Haya que el gobierno vinculó a la decisión de dejar de formar parte del grupo de Lima.

"Se interpreta como una señal de malestar y el embajador debe concurrir cuando lo invitan. Pero Urribarri conoce la posición del gobierno y creemos que no afectará las conversaciones bilaterales", confió un portavoz del gobierno al tanto de las novedades en Tel Aviv y amplió que el embajador argentino, ex gobernador de Entre Ríos, tiene relación fluida y buena con Ephraim, el funcionario de la Cancillería israelí para la región.

El principal interrogante refiere a si la posición argentina en la ONU puede alterar otras vías de acuerdo, en particular la relacionada con el desarrollo de una vacuna israelí contra el Covid-19 en la Argentina, proceso que registra avances y que se encamina a ingresar en los ensayos de fase 3, donde participarán el Estado y el laboratorio Sinergium Biotech. Se trata de la vacuna Brilife que en la etapa de desarrollo requiere de los ensayos en 30 mil voluntarios, proceso que podría hacerse en el país. Hay voluntarios anotados pero falta, todavía, el financiamiento que sería mayoritariamente del sector privado pero podría contar con algún acompañamiento público.

"No hubo ninguna señal que nos haga pensar que lo que se viene trabajando en torno al desarrollo de la vacuna en Argentina puede modificarse", confió a elDiarioAR una fuente oficial. El martes, en persona, Urribarri sabrá si el voto argentino queda encapsulado o afecta otros aspectos de la relación bilateral.

"La Argentina acompañó hoy la resolución adoptada en el Consejo de DDHH de la ONU en relación al conflicto entre Israel y Palestina para que se investiguen de forma independiente, transparente y exhaustiva todas las denuncias de violaciones del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y de Derecho Internacional humanitario", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

Planteó que la iniciativa de iniciar una investigación, que se aprobó con 24 positivos, 9 rechazos y 14 abstenciones, está "en sintonía con lo expresado por la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet". Argentina compartió voto con China y Rusia, entre otros países, mientras Estados Unidos y Alemania votaron en contra, y Francia estuvo entre los que se abstuvieron. La determinación fue tomada en una sesión urgente del Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la ONU, convocada a petición de más de 60 países.

PI

Etiquetas