THE UBER FILES

La nueva filtración mundial revela cómo Macron operó para Uber para revertir medidas contra la empresa en Francia

El presidente francés Emmanuel Macron. La investigación Uber Files encontró que utilizó su influencia para ayudar a la empresa cuando estaba a cargo del Ministerio de Economía.

Por Sydney P. Freedberg, Nicole Sadek, Brenda Medina, Agustin Armendariz, Karrie Kehoe (ICIJ)

Extracto de la nota publicada el domingo 10 de julio de 2022, versión editada por elDiarioAR. —

0

En 2011, después de que Uber lanzó sus primeros esfuerzos para el desembarco internacional en París, la empresa pasó por una rigurosa supervisión por parte de las autoridades francesas y enfrentó una oposición feroz de las asociaciones de taxistas. Las manifestaciones anti Uber de los conductores de taxis se volvieron violentas, y en 2014 la Asamblea Nacional aprobó una ley pro-taxis que regulaba Uber.

Cómo Uber ganó acceso a líderes globales, engañó a autoridades y sacó provecho de la violencia contra sus conductores en su conquista del mundo

Cómo Uber ganó acceso a líderes globales, engañó a autoridades y sacó provecho de la violencia contra sus conductores en su conquista del mundo

Las autoridades francesas iniciaron una investigación contra Uber por posibles delitos, incluyendo violaciones a las leyes fiscales y la operación de un servicio de taxi sin permiso. La Dirección General de la Competencia, el Consumo y la Prevención de Fraudes (DGCCRF), la poderosa agencia de protección a consumidores de Francia, indagó para determinar si el servicio de bajo costo UberPOP era ilegal o no. Uber se había preparado para este tipo de peleas. 

Uber y una empresa de consultoría habían elaborado una lista de “actores relevantes”, sobre todo en Europa, según las comunicaciones filtradas a The Guardian, compartidas con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y analizados con 180 periodistas de otros 42 medios en 29 países. En Francia, la empresa identificó a más de 250 aliados, adversarios y otros, incluyendo a 180 políticos y funcionarios.

Cuando Emmanuel Macron, la figura emergente de la política francesa, asumió como ministro de Economía, en agosto de 2014, Uber encontró en él un aliado de alto rango. Con 36 años, Macron era conocido como un tecnócrata cercano a los negocios, quien había servido durante un tiempo en el banco de inversión Rotschild & Co. Como ministro de Economía, supervisó la agencia de protección al consumidor.

Le Monde, socio de ICIJ, documentó más de una docena de comunicaciones en los Uber Files –correos electrónicos, textos, reuniones y llamadas—entre Macron o sus asesores y Uber entre septiembre de 2014 y febrero de 2016.

Poco después de volverse ministro, Macron se reunió con el cofundador y entonces CEO de Uber, el estadounidense Travis Kalanick, según los documentos. El lobbista de Uber Mark MacGann lo describió como “espectacular”. Macron dijo a los reguladores no ser “demasiado conservadores” y se comprometió especialmente a interpretar la ley del servicio de taxi de manera más favorable a Uber, dijo MacGann en un correo electrónico.

Macron “recibió Uber en un ambiente marcadamente cálido, amistoso y constructivo”, escribió MacGann. “Clara intención de su parte de trabajar sobre la legislación”.

En otro intercambio de julio de 2015, Kalanick preguntó a Macron si el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, era confiable. Macron respondió que se había reunido con Cazeneuve y el entonces primer ministro, Manuel Valls, el día anterior, y que Cazeneuve había aceptado un “acuerdo”. Macron dijo que cambiaría la ley, y más tarde ese día, la empresa suspendió UberPOP en Francia.

Cazeneuve dijo a Le Monde que nunca supo de un acuerdo entre el gobierno francés y Uber. Macron, seguró, nunca le comentó nada al respecto.

La vocera de Uber Jill Hazelbaker dijo que la empresa terminó UberPOP en respuesta a los altos niveles de violencia contra conductores y sus pasajeros. “De ninguna manera la suspensión de UberPOP fue seguida de regulaciones más favorables”, dijo.

En respuesta a las preguntas de ICIJ, la oficina de Macron dijo que el sector servicios de Francia estaba retrasado en ese entonces debido al crecimiento de plataformas como Uber, las cuales enfrentaban obstáculos administrativos y retos regulatorios. La oficina no contestó a las preguntas sobre la relación entre Macron y Uber.

Después de gestarse durante meses, la crisis culminó en Marsella cuando conductores de taxi impidieron a un ejecutivo de Uber que hablara durante una feria de negocios. Evocando “enfrentamientos y disturbios excesivos al orden público”, la procuraduría suspendió a UberX –el servicio más popular de Uber-- en los distritos centrales de la ciudad y alrededor del aeropuerto y la estación de tren.

Un MacGann “consternado” escribió a Macron al día siguiente, y el ministro contestó once horas después: “Lo voy a ver personalmente. Déjame tener todos los elementos y decidiremos por la tarde. Mantengamos la calma hasta entonces”.

Esa tarde, el procurador empezó a dar marcha atrás, y prometió que clarificaría su instrucción. Doce días después, la policía emitió una nueva orden que limitaba la prohibición a los conductores de Uber que no tenían licencia ni regulación en toda la jurisdicción. Las autoridades negaron que recibieron presión alguna del ministerio de Macron.

Uber celebró el evento como un triunfo: “Prohibición anulada”, dijo la actualización semanal interna de la compañía, “después de una presión intensa de Uber”.

Contribuyeron: Scilla Alecci, Dean Starkman, Delphine Reuter, Ben Hallman, Jelena Cosic, Fergus Shiel, Mike Hudson, Emilia Diaz-Struck, Miguel Fiandor, Richard H.P. Sia, Hamish Boland-Rudder, Asraa Mustufa, Pierre Romera, Gerard Ryle, Antonio Cucho Gamboa, Joe Hillhouse, Tom Stites, Whitney Awanayah, Margot Williams, Soline Ledésert, Bruno Thomas, Caroline Desprat, Maxime Vanza Lutaonda, Damien Leloup, Adrien Senecat, Elodie Gueguen, Felicity Lawrence, Rob Davies, Jennifer Rankin, Aaron Davis, Robin Amer, Joseph Menn, Douglas Macmillan, Rick Noack, Linda van der Pol, Uri Blau, Dirk Waterval, Karlijn Kuijpers.

The Uber Files es una colaboración global entre @elDiarioAR y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (@ICIJorg) sin fines de lucro. Si te gusta el periodismo como este, haz una donación al ICIJ para apoyarlo.

En elDiarioAR creemos que la sociedad necesita información confiable guiada por el interés público. Por eso nos comprometemos a publicar artículos elaborados con rigurosidad y profesionalismo, para sostenerlo necesitamos el apoyo económico de las y los lectores. Para apoyarnos, podés asociarte en este link.

ED

Etiquetas
stats