El Banco Central monitoreará que las cuotas de créditos UVA no superen el 35% de los ingresos de deudores

Las cuotas de los créditos UVA fueron congeladas por el Gobierno entre abril de 2020 y el 31 de enero pasado debido a la crisis causada por la pandemia de coronavirus.

elDiarioAR

0

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) monitoreará que la cuota de los créditos UVA no superen el 35% de los ingresos para identificar y atender posibles casos de vulnerabilidad que afecten a deudores hipotecarios. “Según las relaciones cuota-ingreso declaradas por las entidades financieras otorgantes para cada una de las financiaciones, más del 90% de las personas deudoras enfrentará una relación cuota-ingreso inferior al 35% en julio de 2022, cuando finalice el cronograma de convergencia”, expresó el BCRA en una comunicación oficial.

En el último tiempo, el Gobierno nacional y el Banco Central tomaron diferentes medidas para atender las consecuencias de la pandemia de Covid-19 para resguardar la situación de los deudores del sistema financiero. Una de ellas fue congelar las cuotas de créditos hipotecarios actualizados por Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) con vigencia entre abril de 2020 y enero de 2021.

Para “evitar saltos sustanciales en la evolución de las cuotas tras el prolongado período de congelamiento”, el Decreto 767/2020 fijó un mecanismo de convergencia vigente desde febrero pasado a julio del año próximo. “Para prevenir posibles situaciones de vulnerabilidad en el marco de la convergencia, se estableció un mecanismo de reaseguro que obliga a las entidades financieras a ofrecer facilidades a los deudores, siempre que se supere la incidencia de las cuotas sobre los ingresos”, indicó el BCRA.

Las estimaciones hechas a partir del índice de salarios elaborado por el INDEC, agregó la entidad monetaria, “permiten concluir que la relación cuota-ingreso se ubicará por debajo del 35% al finalizar la convergencia en julio de 2022”. Más allá de eso, el Banco Central resolvió crear un régimen informativo que “permitirá el monitoreo y alerta temprana para identificar y atender posibles casos de riesgo que afecten a personas deudoras”.

Las cuotas de los créditos UVA fueron congeladas por el Gobierno entre abril de 2020 y el 31 de enero pasado debido a la crisis causada por la pandemia de coronavirus.

A partir de febrero último, los bancos públicos, entre ellos el Banco Provincia (BAPRO), decidieron a aliviar la situación de aquellos casos más críticos con bonificaciones al porcentaje que excede el 35% del ingreso, la refinanciación de deudas o la postergación de las cuotas impagas hasta que finalice el préstamo. En el caso del BAPRO, la medida alcanza a unos 33.000 créditos, entre los que se encuentran 16.667 UVA.

El Banco Nación (BNA), en tanto, decidió suspender por 180 días las ejecuciones judiciales, en tanto que el Banco Ciudad, según los casos, aplica una postergación de la obligación de pagar la deuda, que se pasa al final del crédito sin reclamarle los intereses punitorios.

GT

Etiquetas
stats