Con 550 personas buscan a Guadalupe, tiene 5 años y desapareció en San Luis

La recompensa que ofreció el Ministerio de Seguridad de Nación para quien entregue información.

Con un enorme operativo, integrado por fuerzas federales, policías provinciales, bomberos. miembros del programa San Luis Solidario, del sistema de Salud provincial, del Sistema federal de Búsquedas, se ampliaron los operativos para encontrar a Guadalupe Lucero, la nena de 5 años desaparecida el lunes por la tarde en un barrio del sur de la capital puntana. Estos procedimientos, que incluyen a más de 550 personas, ocurren en paralelo a que el Gobierno nacional ofreciera una recompensa de 2.000.000 de pesos a quien entregue información para hallar a la chiquita.

No tenemos más novedades ni hipótesis. Somos una familia de trabajadores, no hay nada extraño detrás. Por eso los policías están desconcertados. Esperemos que aparezca pronto y que solo sea un mal recuerdo”, le dijo a elDiarioAR Tania Torres, tía de Guadalupe. “Nos mandan fotos de nenas perdidas, de ropa tirada en distintos lugares de la Provincia pero ninguna es de Guada. Lo único que nos enteramos es que se la busca con más gente, que vendrán equipos de perros para ayudar, pero pistas, por ahora, no aparecen”, agrega. 

Desde que el lunes pasado por la noche se alertara de la desaparición de Guadalupe, la investigación arrancó pensando en una averiguación de paradero. Las primeras 48 horas se destinaron a rastrillajes pero no se hicieron otras medidas, como verificar las cámaras de seguridad, ante la posibilidad que un mayor se la hubiera llevado. Las declaraciones de los testigos en el expediente fueron algo escuetas. Por más que la mayoría eran menores, los datos entregados eran pocos y ahora se decidió pedir que se ampliaran esos testimonios. Su prima de tres años dijo que se había ido con “una nena” pero luego señaló, como referencia de altura, a su prima de 20 años. Ninguno de los otros chicos -entre ellos el hermano mayor de Guadalupe- que jugaban en la calle junto a ella, vio cómo desapareció. 

“Guada estaba con primos, amigos y su hermano jugando en la calle. Estaban en el cumpleaños de mi cuñada. Salieron a jugar a la vereda y, como se puso frío, entraron a abrigarse. Varios vinieron, pero en ese momento, mi hija de 3 años dijo que Guada se había ido. Salimos a buscarla y no la encontramos. Nadie más la vio irse del lugar, nadie la escuchó gritar ni llorar. Desde ese momento no tenemos un solo dato de ella”, explicó la tía de la nena. 

Durante las primeras horas la investigación estuvo a cargo de un juzgado de Familia, recién al día siguiente pasó a la Justicia Penal, con la investigación delegada en la Policía de San Luis. Ante la repercusión del caso y de que pasaban las horas y no había novedades de Guadalupe, el Ministerio de Seguridad activó la Alerta Sofia, que difunde de manera inmediata la imagen y la información sobre nenes, nenas y adolescentes desaparecidos a través de dispositivos móviles y medios masivos. También se instrumentó la línea 134 como canal oficial para cualquier información de interés y se dispuso una recompensa por 2 millones de pesos para quien brinde datos.

Hoy por la tarde el operativo lo integraban 400 policías policías provinciales, 120 bomberos voluntarios, coordinados por una decena de policías federales, 5 de Protección Civil de Nación, otra decena de San Luis solidario y miembros del sistema de Salud provincial. Las búsquedas se realizaban en el sur de la ciudad, en el barrio “544 viviendas”, donde desapareció Guadalupe y donde también vive su papá. Por otro lado, el juzgado dispuso el chequeo de las cámaras de seguridad de esa zona. 

También esta tarde estaba en San Luis una comitiva del Ministerio d Seguridad de Nación integrada por coordinadores y abogados del Sistema Federal de Búsqueda (Sifebu), de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex) y de las divisiones de Policía Federal y Gendarmería vinculadas a búsquedas de personas.  

AM

Guadalupe Lucero mide 1,10 metros de altura, tiene cabello negro lacio, largo hasta los hombros, tez morocha, ojos de color marrones oscuros. En la mejilla izquierda tiene un lunar, y un diente frontal superior quebrado. En el momento de su desaparición tenía una campera de gabardina negra con corderito rosado, y capucha con pelos de color blanco, pantalón de calza rosado con dibujos estampados, botas negras, un buzo de algodón frisado con la palabra `Love´ en el pecho de varios colores.

AM

Etiquetas