Segunda ola

Bariloche cierra la circulación y las clases presenciales: hay seis personas que esperan camas de terapia

La Unidad de Terapia Intensiva de Bariloche ya no alcanza con los enfermos con Covid-19

Sin camas de terapia intensiva, con pacientes esperando un lugar en camillas ubicadas en los pasillos de los sanatorios, y con 1.695 casos activos en la ciudad, Bariloche cierra desde este jueves la circulación y las clases presenciales.

La gobernadora Arabela Carreras anunció este miércoles una serie de medidas urgentes para frenar la imparable ola de contagios. En las últimas horas Bariloche tuvo un récord de 271 nuevos contagios, en su mayoría personas de menos de 60 años, que requieren en muchos casos atención con respiradores.

El panorama es “crítico” y “límite”, según la definición de las autoridades sanitarias que acompañaron a Carreras en la conferencia de prensa durante la cual anunció las medidas.

A través de un decreto, la mandataria dispuso que la circulación, “por cualquier medio habilitado, sólo podrá realizarse entre las 7 las 20 horas” (queda exceptuado el personal sanitario afectado a una emergencia); mientras que los comercios “de productos esenciales, no esenciales, restoranes, bares, cafés, heladerías, establecimientos similares y aquellas actividades de servicios no esenciales” podrán funcionar en el horario comprendido entre las 10 y las 19 horas.

Además, se resolvió “la suspensión del dictado de clases presenciales y las actividades educativas no escolares presenciales en todos los niveles y en todas sus modalidades en las localidades de San Carlos de Bariloche y Dina Huapi (distante 15 kilómetros de Bariloche) desde el 29 de abril hasta el 13 de mayo de 2021, inclusive”.

En este período “los establecimientos escolares permanecerán abiertos debiendo asegurar el intercambio de actividades, materiales, devoluciones, con estudiantes y familiares”, especifica el decreto.

Sobre este punto se detalló que Bariloche tiene unos 34 mil estudiantes en todos los niveles, “de los cuales la mitad circula desde y hacia las escuelas y hay 4.225 docentes que también circulan, más las madres y padres que acompañan”, dijo la Gobernadora.

Entre las medidas se incluye la suspensión de la apertura de gimnasios y afines para la práctica de deportes en lugares cerrados; y la prohibición de la realización de actividades y reuniones sociales en domicilios particulares, “salvo para la asistencia de personas que requieran especiales cuidados”; así como de las actividades deportivas y culturales cualquiera sea la cantidad de personas.

También se estipuló la prohibición “en todos los ámbitos de trabajo” de “la reunión de personas para momentos de descanso, esparcimiento, comidas, o cualquier otro tipo de actividad, que se realice en espacios cerrados sin el estricto cumplimiento de la distancia social de dos metros entre los y las concurrentes y sin la ventilación constante y adecuada de todos los ambientes”.

Límite

“La situación en estos últimos tres días no ha cambiado y las 57 camas de terapia intensiva están ocupadas, con seis personas esperando ingresar”. En esos términos el Director del Hospital Zonal Ramón Carrillo, Leonardo Gil, describió la situación en la ciudad de Bariloche. Dijo que “esto no se trata sólo de ocupación de camas porque la mortalidad de este virus una vez que la persona ingresa a la terapia intensiva, muchas veces es superior al 60 por ciento, es decir que la única manera que no siga evolucionando es que la gente no se contagie, por eso pido a la comunidad que acompañe estas medidas”.

Los datos de la ciudad son escandalosos. La circulación viral es superior al 60 por ciento. “Entre los 14 días acumulados en la actualidad a 14 días previos, la razón de casos no debe ser superior a 1,2 y Bariloche tiene alrededor de 1.96 y la incidencia no debe ser mayor a 150 y Bariloche tiene 1271; estos valores ponen en rojo a la ciudad, traducida en una tensión en el sistema de salud insostenible en el tiempo”, dijo Gil.

Además, alertó que en 2020, la edad promedio de los fallecimientos estaba por encima de los 60 años. “Hoy los pacientes que ingresan a terapia están entre 54 a 56 años, es decir que va bajando el promedio de edad”.

Fuerzas de seguridad federales

Arabela Carreras estuvo acompañada en la conferencia de prensa por la secretaria de Estado de Seguridad y Justicia, Betiana Minor, quien detalló que las fuerzas federales van a controlar el cumplimiento de las medidas restrictivas, acompañando la tarea de la Policía de Río Negro.

Minor explicó que el operativo fue diagramado en los últimos días en Bariloche en reuniones con referentes de la Policía Federal, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), Prefectura Naval y Gendarmería Nacional, encabezados por las autoridades de la fuerza rionegrina, que incluyó al COER, y las Brigadas Montada y Rural.

El operativo se emplazará en todo el ejido urbano de Bariloche, dividido en cuatro zonas, según la información oficial:

-Zona Este: a cargo de la Policía de Río Negro y su Brigada Montada, con la Policía Federal.

-Zona Centro: Policía de Río Negro con Prefectura Naval.

-Zona Oeste y Dina Huapi: Policía de Río Negro, la Brigada Rural y la PSA.

-Zona Sur: Policía de Río Negro y Gendarmería Nacional.

En tanto, el cuerpo de elite COER realizará controles en ambas localidades, tanto en puestos fijos como en acciones aleatorias.

Al operativo general se sumarán los centros de monitoreo de la Municipalidad y el sistema Río Negro Emergencias.

Crisis

La ciudad enfrenta, además de la crisis por la pandemia, la temporada baja de turismo, lo que impacta de lleno en la economía local. Históricamente, mayo es el mes de menor afluencia turística, y las medidas anunciadas tienden a bajar los niveles de contagio para que Bariloche pueda llegar a la temporada de invierno con mejores indicadores y distender las restricciones.

En ese sentido, la gobernadora Carreras mantuvo encuentros con empresarios del sector turístico con quienes analizó la situación. “En los últimos días realizamos numerosas reuniones en toda la localidad con los actores del sistema de salud y de los sectores económico y político. Es una realidad compleja y contradictoria, porque tenemos que comprender que el movimiento de las personas permite activar la economía, pero a su vez es lo que genera mayor cantidad de contagios”, dijo este miércoles.

Blanqueó que “hablamos de los empleos, de las familias que tienen que salir a buscar su sustento, por lo tanto cualquier decisión es delicada y transita por un equilibrio entre dos polos que se contradicen. Lo importante es lograr los consensos que nos lleven a cuidarnos y poder lograr que la economía siga funcionando”.

La Provincia no tiene capacidad para motorizar planes de salvataje específicos para el sector, y por ese motivo depende de los anuncios nacionales que puedan darse en el contexto de las futuras restricciones que anuncie el Gobierno de Alberto Fernández.

SR

Etiquetas
stats