en busca de vacunas

Fernández se abraza a la promesa de Putin de que las Sputnik V llegarán en febrero

Alberto Fenrández en su oficina en Olivos

Correcto y distante, Vladimir Putin mencionó al menos en tres ocasiones a Kirill Dmitriev. La referencia, repetida, a lo largo de la charla de algo más de media hora que mantuvo el martes con el presidente Alberto Fernández, fue leída en la cima del gobierno como un mensaje. La razón es simple: Dmitriev es el director del Fondo Ruso de Inversión Directa, el "CEO" del organismo que financió el desarrollo y administra la producción y la logística de la vacuna Sputnik V.

Sin plazo definido de entrega, las vacunas Sputnik V para la Argentina serán producidas en India y Corea del Sur

Sin plazo definido de entrega, las vacunas Sputnik V para la Argentina serán producidas en India y Corea del Sur

Fernández había pedido, con protocolo, que el presidente ruso intervenga para que Argentina pueda acceder "cuanto antes" a las dosis que necesita. En su respuesta, el presidente ruso explicó la demanda mundial, la necesidad de atender varios escenarios y habló de un aumento en la producción de vacunas que permitirá que lleguen dosis suficientes para continuar con el plan de vacunación que trazó el gobierno argentino, según supo elDIarioAR.

Fue en ese contexto que Putin citó a Dmitriev. menciones que según se interpretó en el gobierno argentino, fue un mensaje de que Putin está involucrado de modo directo en el proceso referido a la Sputnik V que tuvo, este martes, un avanza exitoso luego de la de The Lancet sobre la alta eficacia, la duración de la inmunidad y el bajo porcentaje de efectos adversos.

Putin invitó a Fernández a viajar a Moscú, propuesta que todavía no tiene fecha porque, como indicó una fuente diplomática, el "mundo en pandemia no tiene calendario", menos aun a mediano largo plazo.

No hubo, según reconstruyó este medio, una mención puntual sobre la fecha en que llegarán las dosis pero Fernández compartió en su entorno que estarán disponibles a lo largo del mes de febrero. Según el contrato que Argentina firmó con el el RDIF, según la sigla en inglés, entre enero y febrero deberían disponer de 10 millones de inmunizaciones, que son 20 millones de dosis. Hasta ahora solo recibió 820 mil dosis, que equivalen a 410 mil vacunaciones.

La "promesa" de Putin de tener a lo largo de este mes buena parte de las dosis prometidas se produjo luego del planteo de Fernández para que el Fondo Ruso tenga en cuenta a la Argentina en sus despachos. Putin agradeció la confianza en la vacuna desarrollada por el Centro Gamaleya porque se produjo en momentos en que estaba en etapa de desarrollo y llovían las críticas. A pesar de eso, Argentina apostó a la Sputnik V.

En la lógica geopolítica, en Casa Rosada entienden que Putin enfoca a la Argentina como una puerta de entrada a América Latina que, de hecho, ya tuvo un indico cuando el último vuelo de Aerolíneas Argentinas transportó 20 mil dosis con destino a Bolivia.

El presidente ruso invitó a Fernández a viajar a Moscú, propuesta que todavía no tiene fecha porque, como indicó una fuente diplomática, el "mundo en pandemia no tiene calendario", menos aun a mediano largo plazo.

La charla, de la que participó el canciller Felipe Solá, se pactó en enero cuando aparecieron las primeras alertas sobre demora en los envíos. No apareció un expediente que generó sordas tensiones en el gabinete argentino luego de una consulta, informal pero relevante, respecto a la relación entre Fernández y Eduardo Zuain, el designado embajador argentino en Moscú.

Aunque no fue del primer nivel, el comentario se generó por notas periodísticas en las que se mencionó un supuesto ruido de Fernández con Zuain. Es conocida la relación entre el diplomático y Cristina Kirchner pero, afirman en Olivos y en Cancillería, no hay ninguna tensión entre el enviado y el presidente. En crudo: ¿a qué país podría agradarle que el embajador que envía un gobierno tenga mala relación con el presidente? En términos diplomáticos es casi una provocación..

La delegación rusa en Buenos Aires está a cargo de  Dmitry Feokstistov, un embajador con rol activo: fue quien se reunió con Cristina Fernández de Kirchner en octubre, días antes de que se inicie la negociación por la Sputnik V, y luego participó junto a Santiago Cafiero y GInés González García de la recepción del primera tanda de vacunas

El tema Zuain no apareció en la conversación bilateral por lo que la consulta pudo ser apenas una curiosidad. El futuro embajador en Moscú, desde que salió el decreto de designación, tuvo una altísima y llamativa rotación mediática. Según mencionan en el gobierno, cuando se desactivó definitivamente la opción Alicia Castro, Cristina Kirchner dijo que le "gustaría que vaya" Zuain, pedido al que accedió Fernández. Aquella sugerencia ocurrió cuando el diálogo entre el presidente y su vice empezó a espaciarse.

La nota se republicó a las 13.23 con detalles sobre dosis e inmunizaciones.

PI

Etiquetas
stats