Encuentran y allanan al matrimonio que adoptó y abandonó a dos niños africanos

Eduardo Rucci y Natacha Perrig, junto a su hija biológica y los mellizos adoptados.

elDiarioAR

0

La pareja de 44 y 45 años que abandonó en 2020 a dos hermanos mellizos que habían adoptado el año anterior en África, fue allanada en la localidad neuquina de San Martín de los Andes por agentes de la Policía Federal. Fue después de mudarse allí y permanecer prófugos por infracción a la Ley de Migraciones, entre otros delitos.

Los efectivos policiales realizaron pesquisas durante varios días con el fin de establecer la identidad y el paradero del matrimonio, por orden de la Justicia Federal. De esa manera, determinaron que los implicados se encontraban en una vivienda ubicada en un barrio privado de las afueras de San Martín de los Andes.

En el operativo llevado a cabo por el Juzgado Federal de Zapala, a cargo de la jueza Silvina Domínguez, se pudieron secuestrar pasajes de avión, fotos de los niños, sus certificados de adopción y solicitudes de la pareja para obtener la tutela de los menores, todo material importante para la causa. En un comunicado de prensa, la Policía Federal indicó: “Durante el operativo, realizado junto a personal de la Dirección General de Migraciones, fueron detenidos un hombre de 45 años y una mujer de 44, ambos argentinos”.

Finalmente fueron liberados, pero la pareja y las pruebas secuestradas quedaron a disposición del magistrado interventor, por infracción a la ley sobre el régimen legal de migraciones.

Aunque en el allanamiento se encontraron las solicitudes de la pareja para obtener la tutela, los investigadores sospechan que las adopciones se dieron de forma ilegal, ya que al momento del abandono no contaban con la documentación que acreditara que habían sido elegidos para el cuidado de ambos. Para realizar el operativo, la jueza Domínguez recibió un exhorto del juzgado federal de Lomas de Zamora, que tiene competencia sobre el aeropuerto internacional de Ezeiza, lugar por donde ingresaron los hermanos con la pareja.

El abandono de los mellizos

El matrimonio compuesto por Eduardo Rucci y Natacha Perrig realizó en 2019 un viaje a la República de Guinea-Bissau en el continente africano, donde adoptaron a dos niños mellizos de 6 años y los trajeron a la Argentina.

Sin embargo, el 17 de noviembre del 2020, Rucci abandonó a los hermanos en la Comisaría bahiense de la Mujer y la Familia, con “un bolsito y la documentación”, de acuerdo con la denuncia que realizó dicha dependencia ante la Justicia. Ya se habían mudado con los niños, su mujer e hija biológica a San Martín de los Andes, donde fueron finalmente encontrados en el operativo que concluyó anoche.

Según la denuncia, el hombre había llegado a comisaría “sujetando a los menores de ambos brazos, sin ningún miramiento, donde informó que era su deseo de entregar a los niños, desentendiéndose totalmente de las obligaciones paternas de cuidar, convivir, alimentar y educar”. Además, le manifestó a uno de los efectivos que las razones del abandono eran “personales y que los mismos dificultan su vínculo y sostenimiento de la vida familiar”.

La licenciada en Trabajo Social y denunciante Letizia Tamborindeguy consideró en diálogo con Todo Noticias que los padres adoptivos “fueron asesorados por algún profesional y les debe haber explicado que tenían que hacerlo de esta manera, porque podían haberlos dejado en San Martín de Los Andes, pero no lo hicieron”.

Al momento del abandono, los menores tenían seis años y estaban escolarizados, pero no contaban con un DNI. Tras el conocimiento de la noticia, varios vecinos de Bahía Blanca solicitaron adoptarlos, pero los dos permanecieron en un hogar de menores. Fuentes de la comisaría dijeron a Télam que ahora los niños tienen 8 años y desde el 2021 están junto a una familia de la localidad bahiense “en proceso de adopción”.

Tamboringeguy declaró hoy ante La Brújula 24: “Estuvieron un tiempo en un hogar de abrigo, mientras se les buscaba una nueva familia. Ahora, desde hace ya un tiempo, fueron dados nuevamente en adopción”. Agregó: “Todo se hizo para que se pudieran cumplir sus derechos, porque son personas, más allá de lo que pueda pasar con estas personas (los padres adoptivos). Lo importante es que los chicos se encuentran bien, contenidos por una familia”.  

La causa en la Justicia

Después de realizarse la denuncia radicada por integrantes del equipo interdisciplinario la Comisaría de la Mujer, la causa fue investigada por la justicia bonaerense, la cual luego derivó una parte al fuero Federal.

El año pasado, Marcelo Romero Jardín, fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8, solicitó a la Justicia de Garantías la declaración de incompetencia por considerar que se trató de una infracción a la Ley de Migraciones. De acuerdo con lo que trascendió en ese momento, los niños habrían ingresado al país con visa de turistas.

Por su parte, la jueza de Garantías Natalia Giombi declaró la incompetencia parcial, y resolvió que en lo que compete a la Ley de Migraciones, se continúe ante la Justicia Federal, tal como lo había pedido el fiscal Romero Jardín.No obstante, la magistrada consideró que el fiscal provincial “deberá continuar con la investigación sobre un presunto abandono de persona” y ordenó “reserva de las actuaciones vinculadas a los menores”.

En cuanto a la disputa sobre la competencia judicial, el representante del Ministerio Público Fiscal provincial le había pedido a la Justicia de Garantías que intervenga en el caso el Juzgado Federal que tiene competencia en Ezeiza, donde está el aeropuerto internacional. Argumentó que se trató de una infracción al artículo 117 de la Ley de Migraciones.

En el marco de la investigación, el fiscal Romero Jardín recibió un informe de Cancillería que determinó que “no se hicieron los trámites de adopción por vía consular”. Las fuentes declararon que “ingresaron solo con la sentencia de adopción del país de origen (Guinea Bissau), pero no hicieron el trámite que debieran hacer, que es pasar por un Consulado para darle legitimidad en la Argentina y continuar el trámite en un Juzgado de Familia”.

Por lo tanto, la Cancilleria indicó que “no es válida la adopción en la Argentina” ya que la sentencia del país de origen “no es válida acá, no es legítima”. En su momento, se los dejaron ingresar al país “por una cuestión humanitaria para que no queden en el aeropuerto”. Al entrar a la Argentina, los hermanos figuraban con un nombre distinto al que tenían en Guinea-Bissau, sin haber “legitimado esa adopción en la Argentina”, agregaron.

Fuentes de la UFI 8 indicaron este miércoles a Télam que “en el marco del expediente se pidieron copias de lo actuado por la Justicia Federal” y dijeron que “se está tratando de determinar si existió o no un presunto abandono de persona”.

LC con información de agencias

Etiquetas
stats