Encuentran otra vez un teléfono en la celda del jefe de "Los Monos" en el penal de Marcos Paz

Ariel Máximo “Guille” Cantero, líder de Los Monos.

elDiarioAR

0

Una inspección realizada en la celda del penal de Marcos Paz que ocupa el jefe de la narcobanda rosarina "Los Monos", Ariel "Guille" Cantero, sirvió para encontrar otra vez un teléfono fijo a su disposición, por lo que la interventora del Servicio Penitenciario Federal (SPF) realizó una denuncia penal contra el personal del organismo, informaron fuentes oficiales.

Encuentran un teléfono de línea dentro de la celda del jefe de Los Monos y se conocieron más amenazas a jueces

Encuentran un teléfono de línea dentro de la celda del jefe de Los Monos y se conocieron más amenazas a jueces

Según un comunicado del SPF, se trata del mismo teléfono público que había sido hallado dentro de la celda de Cantero el 23 de agosto y que en la nueva requisa realizada las últimas horas volvió a encontrarse a disposición del jefe de la narcobanda.

Cantero permanece alojado en una celda del Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz, donde cumple condena por homicidios y venta de drogas, entre otros delitos.

El SPF señaló a través de un comunicado que "se encontró nuevamente el teléfono público del pabellón dentro de la celda de Ariel Máximo Cantero".

El jefe de "Los Monos" está siendo juzgado, justamente, por ordenar desde la cárcel al menos siete balaceras contra domicilios de jueces y edificio judiciales ocurridas en 2018.

Recibí nuestros newsletters
Seleccioná todos los que te interesan

Atención flotante por Alexandra Kohan
Cuchá Cuchá por Julieta Roffo
El mundo es azul como una naranja por Alfredo Grieco y Bavio
Gracias por venir por Victoria De Masi
Infusión por Javier Borelli
Justicias por Catalina De Elia
Mil lianas por Agustina Larrea
Es gratuito y podés darte de baja en cualquier momento.

Ante esta situación la interventora del SPV, María Laura Garrigós de Rébori, "decidió presentar una denuncia penal y proceder a la suspensión y apertura de un nuevo sumario de los agentes penitenciarios responsables de la custodia y seguridad del pabellón en el que se encuentra cumpliendo condena el señor Cantero", informó el organismo.

El 23 de agosto pasado, por orden del fiscal de la ciudad de Rosario, Franco Carbone, la policía de DDI de Luján allanó la celda de Cantero y encontró un teléfono fijo conectado a un largo cableado que provenía del pasillo, donde los reclusos hacen uso del teléfono público que garantiza su derecho a la comunicación con el exterior.

Carbone es el fiscal que investiga la última balacera al Centro de Justicia Penal de Rosario, ocurrida un día antes del inicio del juicio a Cantero y otras seis personas por 12 ataques a tiros a domicilios de magistrados y edificios del Poder Judicial.

El SPF explicó entonces que se trataba del teléfono público del pabellón, aunque el aparato fue encontrado en la celda del jefe de "Los Monos", en la que está solo.

Garrigós de Rébori inició un sumario interno por el hallazgo y "suspendió a los agentes penitenciarios responsables de la seguridad de ese pabellón y del área requisa de la unidad", informo el SPF.

Voceros del Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Santa Fe dijeron a Télam que la requisa de ayer obedeció a un nuevo allanamiento solicitado por el fiscal Carbone.

"Se secuestraron algunos papeles con anotaciones que se analizarán, pero el tema es que volvieron a encontrar el teléfono", señaló la fuente consultada.

Desde el MPA indicaron que comprenden el derecho de comunicación que poseen los reclusos, pero cuestionaron que un preso con el perfil de Cantero disponga de un aparato fijo en su celda.

De las siete condenas que le dictaron al jefe de "Los Monos", que en total suman 62 años –sin unificar-, cinco fueron por delitos que cometió desde la cárcel a través de comunicaciones con el exterior, que fueron ejecutados por miembros de la organización criminal.

Cantero está detenido desde el 21 de junio de 2013 cuando se entregó a la Policía de Rosario, mientras tenía pedido de captura en una causa por homicidio y asociación ilícita por la que, finalmente, fue condenado a 22 años de prisión en abril de 2018.

Con información de Télam.

IG

Etiquetas