Con Harry Potter como fundamento, una jueza ordenó que un nene tenga dos papás

La jueza de Orán que ordenó la triple filiación

elDiarioAR


0

Los fanáticos de Harry Potter saben que el Sacrificio Protector es un poderoso contrahechizo que representa un profundo acto de amor para proteger a una persona. Fue Albus Dumbledore quien se lo explicó a Harry: 'Un amor tan poderoso como el que tu madre tuvo por tí es algo que deja marcas. No una cicatriz, ni algún otro signo visible… el haber sido amado tan profundamente, aunque esa persona que nos amó no esté, brinda una protección que dura para siempre'“.

Jueza Ana María Carriquiry: "Es necesario humanizar el derecho, sino es letra muerta"

Jueza Ana María Carriquiry: "Es necesario humanizar el derecho, sino es letra muerta"

La cita fue la que eligió la jueza salteña Ana María Carriquiry para ordenar que serán dos los papás que deberán cuidar a P, un niño de tres años cuya mamá murió en septiembre de 2020.

A partir del fallo, que se conoció hoy, P. será cuidado por su papá biológico y la pareja de su mamá.

Se trata de un caso con poco antecedentes y que otorgó la triple filiación -a la mamá fallecida y los dos papás- porque la jueza consideró que esa era la mejor manera de cuidar a P.

“En materia de ampliación de derechos humanos, nos encontramos ante un singular tiempo. Argentina es vanguardia a nivel mundial al haber sido el primer país de la región en reconocer el matrimonio igualitario. A ello debe sumársele la ley de técnicas de reproducción humana asistida, el Código Civil y Comercial que cristaliza la convencionalización del derecho de familia y la ley de identidad de género”, escribió en su fallo  la jueza, quien está a cargo del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil de Personas y Familia Nº 2 de Orán.

La historia comenzó a escribirse en 2019, cuando nació P. Para entonces, su mamá había dejado de tener contacto con el papá y tenía una nueva pareja. Un año después, la mujer contactó al padre de P, le contó que tenía un hijo y que creía que era suyo. Una prueba de ADN comprobó lo que la mujer suponía: P. era hijo de su anterior pareja.

Pero una semana después la mamá de P. falleció y el hombre decidió iniciar un juicio por filiación.

Fue entonces cuando la jueza les propuso la triple filiación con un argumento sencillo por qué P. debería tener un solo papá si podía tener dos.

“Este tipo de normas, ponen en crisis el binarismo hombre, mujer, papá, mamá. Sin dudas, la sanción de la ley de matrimonio igualitario impulsó el proceso de descontrucción y construcción de vínculos filiales, por cuanto trajo una reinterpretación de los vínculos afectivos”, agregó la jueza en el fallo.

Carriquiry determinó como deberían repartirse los gastos y aclaró que P. deberá conocer en todo momento su historia.

“Los progenitores entendieron la importancia de hacer conocer a P. su verdad biológica-socioafectiva y se comprometieron a cumplir con esta obligación cuando el niño tenga la madurez suficiente”, concluyó la jueza quien además le escribió una carta a P.

“Soy Ana María, la jueza que reconoció tu derecho a tener una mamá y dos papás. Te escribo porque tenés derecho a que te cuente lo que decidí y por qué lo hice”, le dijo a P.

M.G.

Etiquetas
stats