Los padres de Lucas piden el juicio político por “mal desempeño” para el juez de Menores

Los padres de Lucas, el adolescente asesinado

elDiarioAR


0

Los padres de Lucas González, el adolescente de 17 años asesinado de un balazo por tres miembros de la Policía de la Ciudad el 17 de este mes en el barrio porteño de Barracas, pidieron que se someta a juicio político por “mal desempeño de sus funciones” al juez de Menores que dispuso la detención de los tres jóvenes que acompañaban a la víctima al momento del hecho y que “omitió” la de los efectivos imputados del crimen.

La doble vara de la violencia estatal

La doble vara de la violencia estatal

En tanto, continuaba prófuga la oficial de dicha fuerza Lorena Miño, quien está acusada de encubrir el homicidio junto a otros cinco policías porteños que sí fueron apresados el sábado y que serán indagados este lunes.

En unos videos difundidos hoy por su abogado, Miño aseguró llorando que no tuvo “nada que ver” con el hecho y que “lamenta muchísimo” lo sucedido con Lucas. La policía aguarda que el juez de Instrucción del caso, Martín del Viso, resuelva un pedido de eximición de prisión presentado por su abogado, Roberto Castillo, al cual ya se opuso al fiscal Leonel Gómez Barbella, que instruye el expediente.

El pedido de juicio político contra el juez Alejandro Cilleruelo fue presentado por el abogado Gregorio Dalbón, quien representa a los padres de Lucas, ante el presidente del Consejo de la Magistratura, Diego Molea.

“Esperamos con la familia de Lucas celeridad del Consejo de la Magistratura. Y así como denunciamos al Juez de Menores vamos a denunciar a todos los que se interpongan o dilaten las medidas para llegar al esclarecimiento del asesinato y las complicidades de la Policía de la Ciudad”, dijo el letrado a Télam.

“(...) desde que el Dr. Cilleruelo tomó conocimiento que los policías de la Ciudad de Buenos Aires (que se encontraban de civil en un auto no identificado) habían disparado en la cabeza a un joven de 17 años -lo que le provocaría la muerte- el magistrado decidió tomar medidas tendientes a revictimizar a los tres jóvenes que se encontraban con Lucas González, dejándolos encerrados con los asesinos toda la noche”, indicó el pedido que consta en un escrito de ocho páginas al que accedió Télam.

“No conforme con ello, y como si el resultado no fuera suficiente, -continuó la presentación- al advertir que los tres imputados eran miembros de la mencionada fuerza de seguridad, el Dr. Cilleruelo decidió dejarlos en libertad”.

“Son cuanto menos preocupantes los extremos a los que nos enfrentamos al observar la actuación del Magistrado, quien sin más que el relato de los policías de la Ciudad de Buenos Aires, ordenó mantener privados de la libertad a tres menores de edad y en todo momento omitió la detención de los tres asesinos”, continuó.

De acuerdo al escrito, que los imputados fueran miembros de dicha fuerza “dejaba en evidencia el riesgo que significaba para los jóvenes y sus familiares y para la investigación que continuaran libres”.

En ese sentido, en el petitorio se recordó que el propio ministro de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D´Alessandro, solicitó al juez Cilleruelo que “adopte medidas urgentes respecto de la situación procesal de los asesinos”.

Y se remarcó también que la fiscal de Menores, María Florencia Poggi, “pidió de manera urgente las detenciones de los tres policías, pero el juez no hizo lugar porque se declaró incompetente”.

“La situación actual en la que se encuentra la investigación por la muerte de Lucas González deja ver la negligencia frente a la que nos encontramos en el actuar del Dr. Cilleruelo”, se añadió.

Al tiempo que se destacó que en la causa se investiga “la posibilidad de que los policías hayan plantado pruebas falsas en la escena del hecho, lo que podría haberse evitado si el magistrado hubiera actuado de manera expedita ordenando la inmediata detención de los autores”.

Para la familia de Lucas, las “acciones -y omisiones-” del juez fueron “por demás negligentes, lo que puso en riesgo la investigación y el esclarecimiento de los hechos, y dejó frente a un total desamparo y desprotección a la familia de la víctima y los sobrevivientes del accionar policial”.

Por otro lado, fuentes judiciales informaron a Télam que está previsto que este lunes se lleven a cabo las indagatorias del comisario Juan Romero y el subcomisario Roberto Inca, a cargo de la División Sumarios y Brigadas de la Comisaría Comunal 4; y del comisario Fabián Du Santos, el principal Héctor Cuevas y la oficial Micaela Fariña, efectivos de la Comisaría Vecinal 4D de la Policía de la Ciudad.

Estos cinco policías fueron detenidos este sábado por orden del juez de la causa, Martín del Viso, quien hizo lugar a un pedido formulado el viernes por el fiscal federal Leonel Gómez Barbella, quien está interinamente a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 32.

Y si bien en principio se había informado que la oficial Miño también había sido arrestada, los voceros aclararon que no fue localizada en su domicilio y que permanecía prófuga.

Mientras, el inspector Gabriel Alejandro Isassi (40), el oficial mayor Fabián Andrés López (46) y el oficial Juan José Nieva (36) permanecen detenidos e imputados del delito de “homicidio doblemente agravado por haber sido cometido por miembros de las fuerzas policiales abusando de sus funciones y con alevosía; falsedad ideológica y la privación ilegal de la libertad”.

Por último, las fuentes añadieron que el miércoles próximo se realizará la reconstrucción del hecho y, si bien no detallaron el horario de la misma, estiman que será por la mañana, cuando ocurrió el crimen de Lucas.

CRM/CB con información de la agencia Télam

Etiquetas
stats