“Ocupa las calles con tu decisión y tu belleza”, la frase que detonó una pelea por la Casa de Tucumán

La intervención de la artista cordobesa Ananké Assef en la Casa de Tucumán despertó el enojo de un grupo de vecinos que intentó prenderle fuego.

Tucumán fue sede por estos días de la 10° Bienal Argentina de Fotografía Documental que ofrece exposiciones, talleres, acciones performáticas y visionado de portfolios, entre otras actividades. El encuentro, que comenzó miércoles y termina hoy, reunió a fotógrafos e investigadores destacados, como Helen Zout, Eduardo Gil, Ananké Assef, Andrea Jösch, Cora Gamarnik y Diana Taylor.  Los organizadores, los tucumanos Julio “Chino” Pantoja y Diego Aráoz, destacaron que la columna vertebral de esta edición se centró en “trabajar para promover cultura y ciudadanía, con un posicionamiento muy claro sobre la defensa de los derechos humanos y ambientales”.

Selva Almada y Dolores Reyes, dos argentinas entre las finalistas del IV Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa

Selva Almada y Dolores Reyes, dos argentinas entre las finalistas del IV Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa

La apertura fue este miércoles 5 en el Museo Casa Histórica de la Independencia, cuya fachada amaneció con una intervención de la artista cordobesa Ananké Assef, que consistió en colocar una tela con la frase “Ocupa las calles con tu decisión y tu belleza”, que se iba a quitar por la tarde, durante la inauguración oficial del encuentro. No pudo ser. Esa misma mañana, un pequeño grupo de personas se acercó a la obra y la vandalizó hasta quitarla, expresando su enojo por una supuesta ofensa a un símbolo patrio. Se vivieron minutos de tensión que no llegó a un extremo porque los fotógrafos que se encontraban en ese momento, Pantoja, entre ellos, optaron por no intervenir. Una de las personas hasta quiso quemar la tela, lo que sí hubiera afectado el frente de la Casa Histórica.

“No podemos permitir esto. La casa donde se gritó la libertad, la casa donde se ganó la libertad. Es una falta de respeto a los que hemos combatido y a cada ciudadano. Todo hijo bien parido de esta provincia tendría que sacar a la miércoles este cartel. No me puedo imaginar a alguien nacido en este país que permita estas cosas. Esto debe ser quitado, señores”, vociferaba un hombre, que se identificó como ex combatiente de Malvinas, mientras trataba de quitar la tela. El momento fue registrado en un video por el fotógrafo jujeño Gianni Bulacio, que participa de la Bienal. Con un cuchillo que consiguió en un negocio cercano y la ayuda de otras personas, logró cortar el cartel. La escena también fue captada por el fotógrafo tucumano Agustín Indri.

En diálogo con elDiarioAR, Pantoja reflexionó: “hay que dejar de pensar en que estas personas son 'loquitos sueltos', son peligrosos, porque pasan del disenso a los gritos y a la acción física en segundos. Paradójicamente, envolviendo a un símbolo patrio tan querido por todos, lo que se pretendía era hacer un abrazo, generar una expresión de deseo por el bienestar de todos, incluso de quienes no piensan como uno. Pero estas personas se sintieron interpeladas y mostraron con violencia lo que ellos interpretan por amor, por Patria”. 

Agregó que la reacción violenta de este grupo ni siquiera les permitió saber de qué se trataba, porque la apertura iba a ser por la tarde. “Fue un rechazo al objeto, aunque la tela no hubiera tenido ninguna frase. No hay duda que esta es una consecuencia de los discursos del odio de un sector de políticos y comunicadores, porque se puede pensar de otra manera pero no así, no con el uso de la violencia. Es más, durante la inauguración, que se concretó pero sin la tela, se abrió el micrófono para que el quisiera pudiera decir algo. Fue entonces que una persona se acercó, expresó su desacuerdo con nuestra propuesta y fue escuchada, en un clima de encuentro”, reflexionó. “Fue curioso cómo la situación fue abordada por algunos medios, que hablaron de 'reacción vecinal', cuando en realidad se trató de un grupo de intolerantes, también emergentes de una sociedad, en donde están pasando cosas que no pueden dejarse pasar”, cerró.

La artista cordobesa Ananké Assef, invitada por la Bienal por sus trabajos con performance e intervenciones públicas, aún no puede creer la reacción que provocó su obra. “Me ofrecieron distintos lugares para hacerlo y elegí la Casa Histórica porque considero que a nivel local y mundial estamos en una situación de división de ideologías y de violencia muy alta. Entonces, decidí poner algo muy amable. Era una propuesta y una leyenda hermosa que no era una cuestión combativa, todo lo contrario. Nunca pensé que podía generar ese tipo de reacción algo tan positivo y amoroso. Por suerte no estuve en ese momento porque no tolero los actos de violencia”, reflexionó. En 2016, en la 7° edición del festival, sucedió algo similar con la intervención artística del fotógrafo Res, también en la Casa Histórica. 

De todos modos, la inauguración se suspendió y aunque no hubo tela, sí se colocó un atril en la puerta del Museo Casa Histórica con la misma frase. Desde allí hablaron Pantoja, Helen Zout, Assef y todo el que quisiera. 

En estos días se desarrollan talleres y recorridos son por el  Espacio para la Memoria y Promoción de los Derechos Humanos “La Escuelita de Famaillá”, y el ex Ingenio Santa Lucía, en donde funcionaron Centros Clandestinos de Detención durante la última dictadura cívico militar, y por los Talleres Ferroviarios de Tafí Viejo, un bastión también de resistencia al terrorismo de Estado, razón por la que algunos desaparecidos ferroviarios fueron identificados en el Pozo de Vargas, la fosa común en Tafí Viejo en donde se han identificado a 116 desaparecidos, hasta ahora. 

Entre las muestras de fotografías se destacan “Desapariciones”, de Helen Zout, autora de la fotografía en la que Julio López aparece con los ojos cerrados, y “Cuerpos en conflicto”, una muestra colectiva, para la que se presentaron 300 autores pero sólo se seleccionaron a 35, curaduría que estuvo a cargo de Eduardo Gil, Verónica Cordeiro y el propio Pantoja. Para destacar como inédito en esta edición y debido al apoyo de Trenes Argentinos, se desarrolló un taller itinerante en un vagón del tren que partió el domingo 2, desde Retiro, y llegó a Tucumán en la mañana del martes. Fue dictado por Federico Estol, de Uruguay, y Sara Waira, de Bolivia, y consistió en ejercicios, intercambio de conocimientos sobre fotografía relacionados a la temática de migraciones y movimientos de personas en Latinoamérica. 

La Bienal, que arrancó en 2004 y ya es uno de los festivales más importantes de Latinoamérica, es organizada por la Fundación Infoto, con el apoyo del Ente Cultural de Tucumán, el Ente Tucumán Turismo, la Universidad Nacional de Tucumán, la Municipalidad de San Miguel de Tucumán y Trenes Argentinos, entre otras instituciones.

DC/MG

Etiquetas
stats