La ministra de Interior de Australia responde que Djokovic “no está cautivo” y puede irse del país cuando quiera

Manifestantes frente al Park hotel donde se encuentra el tenista serbio Novak Djokovic

EFE/elDiario.es

0

Un tribunal australiano analizará el lunes el recurso presentado por los abogados del tenista serbio Novak Djokovic tras la revocación de su visado para entrar en el país con una exención médica que le permitía participar en el Abierto de Australia, informó la cadena pública ABC. Las autoridades también han cancelado el visado a la tenista de República Checa Renata Vorácová, que tendrá que volver a su país.

La familia de Djokovic insiste que el tenista no violó ninguna ley

La familia de Djokovic insiste que el tenista no violó ninguna ley

Tras una vista preliminar rápida, el juez Anthony Kelly, de un tribunal de Melbourne, ordenó a ambas partes entregar durante el fin de semana sus argumentos, que serán analizados el lunes a partir de las 10 de la mañana. Djokovic no será deportado hasta que se aborde el asunto en el tribunal y permanecerá, de momento, en un hotel de la ciudad, un polémico lugar destinado a las cuarentenas de enfermos con COVID-19 que llegan Australia y a retener a solicitantes de asilo.

La ministra australiana de Interior, Karen Andrews, ha dicho que no está "cautivo" y puede marcharse del país cuando quiera. "El señor Djokovic no está cautivo en Australia (porque) es libre de salir en cualquier momento en que decida hacerlo y la Fuerza de Fronteras, seguro, se lo facilitará", manifestó la ministra Andrews en una entrevista con la cadena pública australiana ABC.

La ministra australiana de Interior también ha defendido la decisión de las autoridades migratorias, que le habían otorgado un visado al serbio, de 34 años, y que luego se lo revocaron. Según Andrews, se determinó cuando llegó al país que no tenía las evidencias suficientes para demostrar que cumple con los requisitos impuestos en Australia por la pandemia.

El Ministerio serbio de Exteriores presentó este jueves una protesta formal ante el embajador de Australia en Serbia, Daniel Emery, por el "trato indecente" que está recibiendo el tenista en Melbourne.

Retirada del visado a la tenista Renata Vorácová

Una fuente de la autoridad de control fronterizo ha confirmado también a la cadena ABC la retirada del visado a Renata Vorácová, a pesar de que la tenista ya se encontraba en el país y había disputado un partido de preparación previo al Abierto de Australia. Vorácová, de quien se desconoce si apelará la decisión, fue trasladada al mismo hotel de Melbourne donde se encuentra retenido Djokovic por las autoridades de inmigración.

Según el medio, la checa, de 38 años, entró en diciembre en Australia con una exención médica concedida por Tennis Australia, organizadores del torneo, ya que se habría recuperado recientemente de la COVID-19. Sin embargo, las autoridades australianas indicaron que ese argumento no era valido para obtener un permiso especial de entrada al país, donde se han aplicado duras medidas para atajar la pandemia.

Manifestantes frente al hotel de Melbourne

El serbio, que llegó la noche del miércoles a Australia, fue trasladado el jueves por la mañana al Hotel Park de la ciudad de Melbourne, que también aloja a un grupo de solicitantes de asilo que han sido detenidos por las autoridades de inmigración, después de que fuera entrevistado durante más de ocho horas por las autoridades fronterizas por no cumplir con los requisitos impuestos por la COVID-19.

Frente al hotel donde se encuentra recluido el número uno del mundo se han concentrado más de un centenar de simpatizantes del tenista, entre los que había miembros de la comunidad serbia y antivacunas. Los manifestantes, algunos vestidos de tenistas, se han mezclado con los activistas que regularmente se congregan alrededor del Park Hotel para reclamar por los derechos de más de una treintena de solicitantes de asilo que se encuentran detenidos desde hace meses en ese lugar.

La Fuerza Fronteriza Australiana confirmó en un comunicado la revocación del visado a Djokovic, conocido por oponerse a la inmunización obligatoria contra la COVID-19, argumentando que "los no ciudadanos que no tengan un visado válido a la entrada o a los que se les haya cancelado el visado serán detenidos y expulsados de Australia".

"No hay casos especiales. Las reglas son las reglas", ha dicho el primer ministro australiano, Scott Morrison, al explicar en una rueda de prensa en Canberra que los viajeros que entran a Australia requieren tener la pauta completa de la vacuna contra la covid-19 o una exención médica.

La vacuna es obligatoria para entrar en Australia, pero hay exenciones temporales para las personas que tienen "una condición médica grave", que no pueden ser vacunadas por haber contraído la COVID-19 en los seis meses anteriores o han tenido una reacción adversa al fármaco, entre otras razones.

Etiquetas
stats