La actividad económica cayó 2% en mayo y muestra un freno en la recuperación por la segunda ola

Mayo mostró un freno en la recuperación de la actividad económica

0

Aunque muestra mejoras sustanciales respecto de 2020, un año signado por el shock de la pandemia de Covid-19, los números de la primera mitad del 2021 advierten un freno en la recuperación económica. Por el impacto de la segunda ola y las restricciones asociadas, en mayo la actividad cayó 2% en términos desestacionalizados respecto del mes anterior, un dato que muestra continuidad con los últimos tres meses.  

Luego del primer pico de coronavirus, la actividad comenzó a recuperarse a mediados de 2020, pero ese ciclo se interrumpió en febrero pasado. Ese mes el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) arrojó una caída intermensual de 0,4%, una mejora de apenas 0,1% en marzo y una nueva baja en abril, del 0,3%. En los datos provisorios disponibles hasta el mes anterior (es decir, antes de que se hiciera la última corrección hacia atrás, por cuestiones metodológicas), la caída se veía mucho más pronunciada: -0,1% en febrero, -0,3% en marzo y -1,2% en abril. 

"Con el retroceso del 2% el nivel de actividad volvió a los valores de noviembre del año pasado y está poco más de 0,5% por debajo del cierre del año pasado", apuntó Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina. "Más allá de estos números, que no son positivos, sobresale que mayo podría haber sido el piso de actividad del año, de modo que el resto de los meses mostrarían un avance en relación con mayo-junio", añadió. 

Para el economista, si el nivel de actividad de mayo se mantuviera por el resto de los meses la actividad mostraría un avance de 6% en 2021. Sin embargo, estiman un crecimiento más cercano a 7% en el año. "En este marco, efectivamente, estamos viendo un avance para los próximos meses", señaló.

En la comparación con mayo de 2020 la actividad crece 13,6%. De acuerdo informe publicado este miércoles por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) en los primeros cinco meses del año el indicador acumuló un alza de 9,5%. Si se coteja con 2020 todos los sectores muestran subas con la excepción de agricultura, ganadería, caza y silvicultura, categoría que registró una caída de 4,3%. La industria y el comercio lideran el crecimiento, con 7 meses de subas consecutivas.

La Unión Industrial Argentina (UIA) había anticipado para mayo una caída intermensual para la industria manufacturera de 1,5% respecto a abril, en términos desestacionalizados. Según apuntaron, los principales factores que afectaron la producción en el quinto mes del año fueron las restricciones a la circulación para hacer frente a la pandemia a fines de ese mes y el ausentismo elevado por los contagios, además de algunas situaciones particulares de cada sector. 

De acuerdo con las estimaciones del Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI) la tendencia de la actividad comenzará a revertirse en el próximo informe. "Tras el freno económico derivado de la segunda ola y con el rápido avance de la campaña de vacunación, la economía retomó la senda de la recuperación en junio", asegura en su último panorama productivo. Las estimaciones hechas en base al consumo de energía en 1.017 plantas industriales arrojan que en junio la industria creció 3% mensual desestacionalizado. Así, apuntan, tras las bajas de abril-mayo, retornó a niveles similares a los de marzo y se ubicó 5,5% por encima del promedio de 2019. El informe del Ministerio de Desarrollo Productivo también estimó un crecimiento industrial de 14,9% interanual y 8,2% contra junio de 2019.

De dichas 1.017 plantas, el 60% consumió más energía en junio de 2021 que dos años atrás. "Este importante crecimiento del sector fabril respecto al último junio prepandémico obedece a dos razones además de la mencionada recuperación: en primer lugar, junio de 2021 tuvo tres días hábiles más que junio de 2019 (lo contrario había ocurrido en mayo); en segundo orden, en junio de 2019 se registró el famoso apagón del Día del Padre, que repercutió negativamente en la actividad productiva", detalla el documento.

Por fuera del sector industrial, también se anticipan para junio repuntes en la mayoría de los indicadores que correlacionan con la actividad económica. Por ejemplo, en aquellos sectores muy afectados por la pandemia (como gastronomía, turismo y actividades culturales) comienzan a visualizar un gradual repunte tras el retroceso que implicó la segunda ola de abril-mayo. Para hacer esa lectura, el CEP XXI se basó en un análisis de las búsquedas en Google que, según se explica, "anticipan consumos".

DT/WC

Etiquetas
stats