Presionado por la caída de reservas, el Gobierno define si apura el acuerdo con el FMI

Banco Central. Perdió US$ 140 millones en los últimos tres días

El Banco Central perdió US$ 140 millones en los últimos tres días y sus reservas se ubicaron el pasado martes en 39.091 millones. A principios de septiembre sumaban 46.094 millones, unos 7.000 millones más. Este jueves el dólar blue batió un nuevo récord, al llegar a $ 214, mientras los importadores carentes de acceso al mercado oficial se cubren comprando divisas en el contado con liquidación (CCL), donde la moneda norteamericana alcanzó los 220,87. Este salto puede impactar en una inflación que de por sí tocó en diciembre pasado el 50,8% anual y el 3,8% mensual.

Cafiero fortaleció el vínculo político con EE.UU., pero aún falta la decisión del Tesoro para el apoyo en el Fondo

Cafiero fortaleció el vínculo político con EE.UU., pero aún falta la decisión del Tesoro para el apoyo en el Fondo

La tensión cambiaria y financiera se renueva en la medida en que se extiende la negociación del gobierno de Alberto Fernández con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y después de la reunión en Washington entre el canciller Santiago Cafiero y su par norteamericano, Antony Blinken.

Cafiero volvió este jueves a Buenos Aires y le relató a Fernández en la Quinta de Olivos que consiguió un apoyo político mayor al esperado al acuerdo con el FMI, pero le advirtió que aún falta dirimir la cuestión técnica entre el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el staff del organismo. Blinken, al mismo tiempo, habló de “un marco de política económica sólido”, lo que puede leerse como reclamo, pero también se expresó en favor de una “economía argentina vigorosa”, que es lo opuesto a la receta tradicional de ajuste del FMI.

El Presidente y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que se encuentra en El Calafate, debaten el momento adecuado para acordar. Por un lado, la idea es negociar duro hasta el último momento para evitar que el Fondo imponga, no un ajuste en sí, sino uno que hunda el crecimiento económico. Pero, por otro lado, hay conciencia de que si se estira el diálogo hasta el 22 de marzo, en que vence la deuda contraída por el gobierno de Mauricio Macri, se corre el riesgo de perder más reservas, de que los dólares paralelos se sigan disparando y de que la inflación se recaliente todavía más. “Tenemos que acordar antes de marzo”, dice un alto funcionario del Ejecutivo. Otro aboga por pactar “mañana mismo”.

Guzmán declaró esta semana a la agencia de noticias francesa AFP que en los últimos días se acercaron posiciones con el FMI. También reconoció nadie quedará contento con el pacto. La pregunta es cuándo las partes cederán para arribar a un convenio.

AR

Etiquetas
stats