Tras la reunión con Massa, Georgieva dijo que la aprobación de las metas se resolverá “en los próximos días”

Sergio Massa y Kristalina Georgieva

Si bien no fue en los términos categóricos que esperaba, el ministro de Economía, Sergio Massa, cerró su gira por Estados Unidos con avances en la tarea tal vez más determinante de su gestión. Según se difundió oficialmente tras el encuentro con Kristalina Georgieva, el Fondo Monetario Internacional se encamina a aprobar la segunda revisión del acuerdo firmado a principio de año, lo que liberará los fondos necesarios para cumplir con el próximo vencimiento. El FMI dijo que continuarán las discusiones técnicas “con objetivo de concluir el acuerdo técnico en los próximos días”. En el entorno del ministro, en cambio, ya dan la aprobación por descontada. 

Massa visita a una Georgieva dispuesta a evitar que se caiga el acuerdo con su mayor deudor

Massa visita a una Georgieva dispuesta a evitar que se caiga el acuerdo con su mayor deudor

“Recibí con beneplácito su fuerte compromiso e impulso para lograr las metas del programa —que se mantendrán sin ser alteradas— y los concluyentes avances logrados en áreas fundamentales”, dijo Georgieva en un comunicado oficial emitido tras la reunión. Según precisó, los equipos continuarán las reuniones de manera virtual esta semana “con objetivo de concluir staff-level agreement [un acuerdo a nivel técnico] en los próximos días”.

Una vez saldado ese paso, resta que el directorio del organismo —es decir, su órgano político— le dé el ok final. A partir de entonces quedarían liberados los fondos de US$4.000 millones previstos como desembolso para septiembre.

Al término de la reunión, fue el propio ministro quien se ocupó de mostrar el entusiasmo en la comitiva. Según Masa, la aprobación de la segunda revisión “va a disparar la confirmación del cierre del acuerdo con el Club de París”.

Durante una conferencia de prensa que ofreció en la Embajada argentina en Washington, Massa señaló que “la Argentina no solamente ha tenido una buena semana, sino que en las próximas horas tendrá aún otras buenas noticias”.

Tanto Massa como Georgieva se ocuparon de expresar sus elogios vía Twitter. “He tenido una muy positiva reunión con el ministro argentino Sergio Massa, luego de una semana de discusiones técnicas muy profesionales entre nuestros dos equipos”, dijo ella. El no escatimo adjetivos: “Excelente reunión de trabajo con el objetivo de seguir avanzando en la estabilización y el camino de orden fiscal, acumulación de reservas y desarrollo con inclusión”.

Lo cierto es que Massa cierra su gira por Estados Unidos con dos reuniones claves para mostrar: al apoyo que recibió de la propia Georgieva se sumó el encuentro que hoy tuvo más temprano con la titular del Tesoro de ese país, Janet Yellen.

“El trabajo previo fue fundamental. Venimos de 5 días de reuniones para avanzar en toda la documentación pero la reunión fue muy positiva. Planteamos las dificultades que representa en términos globales la guerra que se ven reflejados en el documento por el precio de la energía, el cambio de precios relativos a nivel global. Hablamos de las situaciones geopolíticas de la Argentina que además han tenido impacto en lo que era el programa inicial de fortalecimiento de reservas, por derechos de giro acordados con Rusia, la ampliación del swap con China. Recorrimos todos estos temas para entender ambas partes que la situación global también afecta a la Argentina”, dijo Massa durante la conferencia de prensa con los enviados especiales de distintos medios.

La titular del FMI felicitó a Massa “por los fuertes pasos que él y su equipo económico han tomado para estabilizar los mercados y revertir un escenario de alta volatilidad” e identificó “avances” en las siguientes áreas: 

  • El marco macroeconómico, que se actualizó para reflejar la evolución económica reciente y el difícil contexto internacional.
  • Los parámetros fiscales y las políticas subyacentes para asegurar los objetivos de déficit primario existentes del 2,5 % del PIB en 2022 y del 1,9 % del PIB en 2023, con énfasis en una mejor orientación de los subsidios a la energía, transporte y agua, junto con una mejor priorización del gasto y manejo estricto del presupuesto.
  • La implementación sólida y consistente del marco de política monetaria para asegurar el actual objetivo de sostener tasas de interés reales positivas, que a su vez es una herramienta para abordar el combate contra la inflación y movilizar el financiamiento interno, además de asegurar la competitividad externa.
  • La acumulación de reservas, que será impulsada por el marco general de políticas, además de medidas específicas (como el régimen temporal de incentivo a las agroexportaciones) para fortalecer la balanza comercial.
  • La agenda estructural, donde se pondrá mayor foco en revisar los incentivos fiscales corporativos y en combatir la evasión fiscal y el lavado de dinero, incluyendo a través de esfuerzos para promover los intercambios de información y mecanismos de cooperación internacional.

Si bien no incorpora los descalabros sucedidos tras la salida de Martín Guzmán del gabinete, el 3 de julio pasado, el segundo trimestre tenía metas desafiantes; en especial la vinculada a reservas. Por eso una semana antes del cierre del período el Gobierno endureció las restricciones a las importaciones y se compraron dólares de refuerzo para el Banco Central durante todas las jornadas, acumulando US$1.300 millones en cinco días. 

La reunión, que fue en la sede central que el FMI tiene sobre 19th Street, no se enfocó solo en repasar las metas del trimestre bajo inspección, sino de establecer acuerdos hacia adelante. Ahora el equipo económico deberá concentrarse en el Presupuesto 2023, que será presentado en el Congreso el jueves próximo. El texto está determinado por las metas del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Por caso, de contemplar una meta de déficit primario para 2023 del 1,9%. 

Al encuentro se sumó Silvina Batakis, directora del Banco Nación. Hace apenas un mes hizo ella misma un viaje oficial por Estados Unidos como ministra de Economía y mantuvo un encuentro con Georgieva. La intención fue mostrar cierta continuidad en la política económica, más allá del cambio frenético de nombres que se sucedió desde la salida de Martín Guzmán, el 3 de julio pasado.

Antes Massa se había reunido en las oficinas del Departamento del Tesoro con Janet Yellen, la titular de esa entidad, que se sumó al encuentro aunque no estaba prevista su presencia. El ministro señaló que fue una reunión “muy positiva” y se encargó de inundar las redes con fotos junto a la funcionaria estadounidense.  

Etiquetas
stats