Shakira saca de Panamá una sociedad controlada desde Liechtenstein en vísperas de su juicio por delito fiscal

La cantante Shakira y un acta de su sociedad panameña.

Antonio M. Vélez

0

Shakira acaba de sacar de Panamá una holding creada en 2006 por dos sociedades de Islas Vírgenes y controlada desde Liechtenstein. La cantante colombiana la ha trasladado a Luxemburgo en vísperas de su juicio penal por defraudar presuntamente 14,5 millones de euros a Hacienda.

Shakira rechaza un acuerdo con la fiscalía e irá a juicio por evadir impuestos en España

Shakira rechaza un acuerdo con la fiscalía e irá a juicio por evadir impuestos en España

La mudanza “responde únicamente a la voluntad de ofrecer mayor orden y transparencia a la estructura societaria de la artista, ubicando todas las sociedades en Europa y, por tanto, facilitando el acceso a la Hacienda española”, dicen a elDiario.es fuentes cercanas a la cantante.

El pasado 4 de octubre, días después de que a finales de septiembre la jueza enviase al banquillo a la artista por seis delitos fiscales, se terminó de protocolizar en el Registro de Panamá el traslado a Luxemburgo de esa compañía. Denominada New World Holdings, es 100% propiedad de manera indirecta de Shakira Isabel Mebarak Ripoll, según el registro luxemburgués.

Esas acciones están en manos de Crecer Foundation, radicada en Liechtenstein. La sede de esa fundación está en el número 2 de la calle Zollstrase de Vaduz, la capital de ese minúsculo principado entre Suiza y Austria, conocido por ser refugio habitual para muchos grandes patrimonios. Crecer Foundation comparte sede con un despacho de abogados, Schurti Partners, que presta servicio a “individuos y familias ultra ricas sobre cómo estructurar y proteger su patrimonio”, según su web.

Fuentes cercanas a Shakira indican que Crecer Foundation “es una sociedad, no una fundación tal como la conocemos en España”, por lo que no realiza ninguna labor filantrópica. Se trata de “una entidad creada en 2007 en Liechtenstein cuya actividad es perfectamente conocida por la Hacienda española. La fundación es una figura societaria que existe en Liechtenstein y que es un instrumento más, por supuesto, perfectamente válido y legal, de gestión patrimonial”.

La firma que Shakira ha trasladado desde Panamá tiene por objeto “la toma de participaciones en el Gran Ducado de Luxemburgo o en el extranjero, en todas las sociedades o empresas en cualquiera que sea su forma, y la gestión de estas participaciones”. 

“La sociedad podrá, particularmente, adquirir mediante suscripción, compra, intercambio o de cualquier otra manera cualesquiera acciones y otros títulos de participaciones, obligaciones, certificados de depósito y otros títulos de crédito, y de manera más general, cualesquiera títulos e instrumentos financieros emitidos por cualquier entidad pública o privada”, entre otras operaciones.

New World Holdings fue constituida en Panamá en diciembre de 2006 por dos sociedades de Islas Vírgenes, Dirserv Inc e Intercorp Services Inc. Durante la mayor parte de su existencia en Panamá estuvo administrada por testaferros, hasta que el 1 de junio de 2021, mediante una junta de accionistas celebrada en Barcelona, fueron nombrados miembros del directorio Shakira (que fue designada presidenta), su padre, el nonagenario Antonio William Mebarak (tesorero), y el abogado español Ferran Vilaseca. 

Este último, que ejercía como secretario, es el responsable legal de Kosmos, la firma de inversiones de la expareja de la cantante, Gerard Piqué, que este martes firmará su despedida como futbolista profesional en su último partido con el FC Barcelona, frente a Osasuna. Villaseca preside el Andorra FC, adquirido por Piqué a finales de 2018 y que actualmente milita en Segunda División.

La estrella colombiana y su progenitor han dimitido de sus cargos en New World Holdings en paralelo a la migración de la empresa a Luxemburgo. No así Vilaseca, que según el Registro del Gran Ducado permanece como administrador junto a un habitual en las sociedades de Shakira, el luxemburgués Carlo Schneider, ex periodista que gestiona los derechos de propiedad intelectual de la cantante colombiana desde hace años. 

“Orden y transparencia”

El pasado 25 de marzo, unas semanas antes de que Shakira iniciase los trámites para aprobar su traslado al Gran Ducado, New World Holdings dobló su capital hasta 20.000 dólares. Y los trámites para iniciar esa mudanza se iniciaron dos meses después, el 25 de mayo, la víspera de que la Audiencia de Barcelona dejase a la artista a un paso del juicio al apreciar que existen suficientes indicios de que defraudó a Hacienda. El traslado se aprobó formalmente en una junta extraordinaria celebrada en Barcelona el 4 de agosto.

¿Por qué Luxemburgo? “El motivo por el que las sociedades propiedad de la artista radican en este territorio se basa en una cuestión puramente operativa y comercial, y en ningún caso para disfrutar de ventaja o aprovechamiento fiscal alguno”, dicen en el entorno de Shakira.

Sus sociedades en Luxemburgo tributan allí “de acuerdo con la legislación del país. Adicionalmente, las rentas y beneficios derivados de estas sociedades se declaran debidamente en España a través de su directa imputación a la artista de dichas rentas en su IRPF, a los tipos de gravamen generales, como si, a efectos fiscales, fueran directamente obtenidos por aquella y la sociedad no existiera”.  

El movimiento se ha producido cuando Shakira, que prepara su mudanza a Miami (Estados Unidos) junto a sus dos hijos está negociando los términos de su separación con Piqué, y a las puertas de que, salvo acuerdo de última hora, tenga que sentarse en el banquillo de los acusados en el que presumiblemente será el juicio del año en Barcelona, donde por ahora reside.

La Fiscalía pide para ella ocho años y dos meses de prisión y una multa de 23,8 millones después de que la cantante rompiera las negociaciones para alcanzar un acuerdo. Shakira ya devolvió los 14,5 millones supuestamente defraudados a través de varios paraísos fiscales. El Ministerio Público mantiene que eludió el pago del IRPF y el impuesto de Patrimonio entre 2012 y 2014 pese a saber que debía tributar en España al residir más de la mitad del año en nuestro país, donde ya vivía en la casa de Esplugues de Llobregat (Barcelona) que compró con Piqué a través de una sociedad.

La imagen de Shakira entrando en prisión sigue siendo más que improbable a día de hoy pese a la contundente petición de la Fiscalía de delitos económicos de Barcelona. El destino final de la mayor parte de juicios por fraude fiscal de grandes fortunas es el pacto entre acusaciones y defensas. La prioridad es la recuperación del dinero evadido y no el ingreso en la cárcel.

Con Liechtenstein, la superestrella suma un territorio opaco más a la lista de países de baja o nula tributación con los que se ha relacionado a la artista de Barranquilla en los últimos años, que abarca latitudes como Bahamas, Islas Vírgenes, Islas Caimán, Malta, Luxemburgo, Holanda y, ahora, ese microestado en centroeuropa elegido por muchos ultrarricos que buscan discreción y opacidad para montar estructuras de ingeniería fiscal con el mínimo coste. 

Entramado en el Gran Ducado

Esta sociedad recién trasladada al Gran Ducado se une al entramado de firmas que ya tenía Shakira en Luxemburgo. Todas ellas son “plenamente conocidas por las Autoridades fiscales españolas, las cuales están plenamente informadas no solo de su existencia, sino también de sus movimientos contables y bancarios, beneficios y capital”, afirman en el entorno de la artista.

Shakira aparece como propietaria indirecta del 100% de Carpe Diem Corp. S.à r.l,  con 236 millones en activos, y de la que depende la española She Wolf Investments SL, cuya disolución, según las cuentas de 2021 de esa firma luxemburguesa, fue ordenada el pasado 20 de mayo, aunque en el Registro Mercantil español todavía figura como activa.

Carpe Diem fue trasladada desde Islas Caimán en diciembre de 2013 por New World Holdings, la firma panameña que ahora ha sido trasladada a Luxemburgo, que entregó sus acciones a otra firma de Malta, Custom House Global Fund Services Limited, que en 2017 se las traspasó a su vez a ACE Investment Fund, una sicav de Shakira en el Gran Ducado que tiene 230,3 millones en activos, según sus cuentas de 2021.

Esta sicav se constituyó el 31 de diciembre de 2013 y Carpe Diem tenía contraído con ella un préstamo de 124 millones de euros a 30 años que fue reformulado a finales de 2020, coincidiendo con la venta del catálogo de canciones de Shakira a un fondo británico.

La sicav tiene como único accionista a la maltesa SIM Invest Holdings y la dueña del 100% de las acciones es Shakira, según el Registro luxemburgués. Está gestionada por la firma barcelonesa MDF Family Partners y asesorada por Guggenheim Investment Advisors (Suiza). Banque J. Safra Sarasin ejerce como custodio de sus acciones. 

Desde hace casi tres lustros Shakira también tiene en Luxemburgo ACE Entertainment S.à r.l., constituida para gestionar sus derechos de imagen en 2008. Ese año, la cantante cedió esos activos a esa firma desde otra sociedad de Islas Vírgenes por la cifra simbólica de 1 euro, para luego revendérselos a la multinacional estadounidense Live Nation a cambio de 300 millones de euros a lo largo de 10 años, aprovechando un acuerdo con las autoridades del Gran Ducado para pagar apenas un 2% de impuestos. 

A finales de 2020, los derechos musicales se Shakira se vendieron al fondo Hipgnosis Songs Fund por un importe no desvelado. Las cuentas de ACE Entertainment recogen el pago de un dividendo de 27,2 millones acordado ya en julio de 2021, unos meses después de la venta de esos activos. 

En 2020, ACE pasó a ser controlada por la maltesa Sim Investment Holdings. Hasta entonces pertenecía a Tournesol LTD, sociedad maltesa que inscribió la compañía de Shakira por mediación de su entonces pareja, el abogado y empresario Antonio de la Rúa, hijo del fallecido expresidente argentino Fernando de la Rúa.

Etiquetas
stats