Se lanzó formalmente la campaña para las presidenciales de Colombia

El exalcalde de Bogotá Gustavo Petro destaca al tope de los sondeos de intención de voto

elDiarioAR

0

La campaña para las elecciones presidenciales de Colombia arrancó oficialmente este sábado, a cuatro meses de la primera vuelta electoral, convocada para el 29 de mayo, para las que hasta el momento hay 25 precandidatos, entre los que destaca al tope de los sondeos de intención de voto el exalcalde de Bogotá Gustavo Petro, en la coalición que agrupa a las principales fuerzas de izquierda.

Colombia y Brasil, las dos elecciones clave para la izquierda en América Latina

Colombia y Brasil, las dos elecciones clave para la izquierda en América Latina

De todos modos, aunque es el lanzamiento formal de las campañas, los aspirantes a llegar al gubernamental Palacio Nariño vienen desde hace largos meses moviéndose por todo el país, con actos y recorridas.

Petro sigue siendo el punto de referencia de todos, rivales y ciudadanos. Lidera las encuestas, muchas con una amplia ventaja frente al segundo. Sin embargo, algunos analistas consideran que ya estaría tocando techo y que su ascenso se detuvo, señala el diario El Espectador.

En la más reciente encuesta realizada por YanHaas para la alianza de medios, revelada esta semana, el precandidato del Pacto Histórico registra un 25% en la intención de voto y llama la atención que el segundo lugar lo ocupa el voto en blanco (18%), que también puede leerse como la franja de los indecisos.

Pero Petro debe ir primero a la consulta dentro de su alianza de izquierda, el 13 de marzo, en la que compite con Francia Márquez, Camilo Romero, Alfredo Saade, Arelis Uriana y Luis Fernando Velasco. Una contienda en la que su triunfo se da por asegurado.

En la Coalición Centro Esperanza, que en un mes y medio tendrá su consulta interna para definir quién será el candidato, hay más turbulencias que definiciones. Los siete candidatos del sector eran Sergio Fajardo, Juan Manuel Galán, Íngrid Betancourt, Juan Fernando Cristo, Jorge Robledo, Alejandro Gaviria y Carlos Amaya.

Gaviria sumó esta semana a su causa a Germán Varón Cotrino, senador de Cambio Radical y considerado ficha del exvicepresidente Germán Vargas Lleras, y al exministro Rafael Pardo. Para Betancourt, del partido Verde Oxígeno, eso implica politiquería de la vieja.

“Alejandro, tú y yo hicimos un acuerdo, que lo firmamos en el cónclave, de que no íbamos a traer a la coalición a ninguna maquinaria. Tú has aceptado el apoyo de gente que a mí me preocupa muchísimo”, le dijo la precandidata que fuera rehén de las FARC en el debate del lunes pasado realizado por El Tiempo y Semana.

Por eso, Ingrid Betancourt anunció este sábado que dejará la Coalición Centro Esperanza y disputará las elecciones de mayo como abanderada de Verde Oxígeno, porque en esa alianza no hay una posición clara frente a los apoyos de políticos supuestamente vinculados con casos de corrupción.

Betancourt había dado el pasado jueves un ultimátum a la Coalición para que se distanciara de políticos ligados a la corrupción o a maquinarias electorales, o de lo contrario abandonaría esa alianza.

“Recibimos una respuesta por parte de la Coalición Centro Esperanza. Se señala la entrada de apoyos de las maquinarias como un error que se lamenta. Sin embargo, no anuncia acción con respecto a los apoyos ya recibidos de las maquinarias a Alejandro Gaviria”, expresó Betancourt en un video.

Según Betancourt, esa falta de posición clara la obliga “a asumir el liderazgo de una batalla” que se tiene “que dar y ganar en Colombia por una política limpia, justa y que no le robe las oportunidades a los 51 millones de colombianos” que están “secuestrados por la corrupción”.

“En estas condiciones nos vemos obligados a dar un paso al costado de la Coalición Centro Esperanza. Seré candidata independiente a la Presidencia por el partido Verde Oxígeno. Un partido que no hace concesiones en la lucha frente a la maquinaria porque aquí no puede haber zonas grises”, dijo.

Ante esta situación, los otros cinco precandidatos presidenciales de la Coalición aseguraron este sábado que “la aceptación de uno de sus integrantes de apoyos por parte de dirigentes que han acompañado la agenda de Gobierno del presidente (Iván Duque)” es “una equivocación” que no comparten y lamentan.

No obstante, manifestaron que se debía cerrar este episodio “y salir a las calles a presentar propuestas que esperan los colombianos para unir y transformar” el país, que el próximo 13 de marzo, día de las elecciones legislativas, escogerá también en consultas abiertas a los candidatos de la Centro Esperanza y otras dos coaliciones de izquierda y derecha.

“Es decisión de Ingrid y Alejandro acompañarnos o no”, añadieron los demás miembros de la Coalición Centro Esperanza, a la que Betancourt se había sumado hace solo 11 días, el pasado 18 de enero.

Al respecto, Gaviria valoró que sus compañeros de la Coalición recogieron sus “criterios y observaciones” y dijo que mantendrá su candidatura por ese movimiento. “No voy a renunciar bajo ninguna circunstancia a los apoyos recibidos”, añadió el exministro de Salud.

De esta forma, Betancourt, de 60 años, seis de los cuales estuvo secuestrada por la guerrilla de las FARC, no participará en la consulta de la Coalición de Centro Esperanza sino que irá directamente como candidata del partido Verde Oxígeno en las elecciones presidenciales del 29 de mayo.

En la otra orilla, Equipo por Colombia, la coalición de derecha en la que confluyen los exalcaldes Alejandro Char (Barranquilla), Enrique Peñalosa (Bogotá) y Federico Gutiérrez (Medellín), y los senadores David Barguil (Partido Conservador) y Aydeé Lizarazo (Partido MIRA), siguen con su “nadadito de perro”, como se dice coloquialmente, haciendo la tarea, en gira por el país, cimentados en las maquinarias políticas que representan el Partido de la U.

Por fuera de estas coaliciones se mueven otras fuerzas. Por ahora, la más relevante es la del exalcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, que marcha segundo en algunas encuestas.

Parado en su decisión de no hacer alianzas con nadie e ir solo a la primera vuelta, Hernández centra su estrategia en el uso intensivo de redes sociales, en donde habla de temas que constituyen lugares comunes, como la lucha contra la corrupción o el respaldo a los emprendedores, pero ese mensaje parece llegar a una parte atendible del electorado.

Además, en voz baja de rumora de la posibilidad de un acercamiento al uribismo, que con su candidato, Óscar Iván Zuluaga, no consigue despegar en las sondeos de intención de voto.

CRM con información de las agencias Télam y EFE

Etiquetas
stats