Boris Johnson se disculpa ante la reina Isabel II por las fiestas en la víspera del funeral de su marido

Isabel II durante el funeral del Duque Felipe de Edimburgo en Windsor el sábado 17 de abril de 2021

elDiario.es

0

Downing Street se disculpó ante el Palacio de Buckingham por las dos fiestas celebradas la víspera del funeral del Felipe de Edimburgo el año pasado en las dependencias de la residencia y despacho oficiales del primer ministro, según declaró el portavoz de Boris Johnson y recoge The Guardian.

La mayoría de los británicos cree que Boris Johnson debería dimitir tras la polémica por otra fiesta

La mayoría de los británicos cree que Boris Johnson debería dimitir tras la polémica por otra fiesta

Miembros del gabinete del primer ministro británico, Boris Johnson, celebraron dos fiestas de despedida, que se prolongaron hasta la madrugada, el 16 de abril de 2021, pese a las restricciones vigentes en aquel momento, según publicó este jueves The Daily Telegraph. Aquel día, según el Telegraph, el primer ministro no se encontraba en su residencia oficial, sino que permaneció desde el jueves y durante el fin de semana en su casa de descanso, Chequers.

Se da la circunstancia, además, de que Reino Unido se hallaba entonces en luto nacional por la muerte del duque de Edimburgo, marido de la reina Isabel II, de 95 años, quien tuvo que sentarse sola al día siguiente en su funeral por la distancia social requerida por las reglas contra la COVID-19.

La noticia de estas dos fiestas ha añadido presión sobre el líder tory, cuya dimisión han pedido la oposición y algunos diputados conservadores.

El portavoz del primer ministro ha explicado este viernes que se ha presentado una disculpa ante el Palacio de Buckingham. "Es profundamente lamentable que esto haya tenido lugar en un momento de luto nacional", ha dicho. El portavoz no ha aclarado, no obstante, si Johnson se disculparía en persona con la reina Isabel II en su próxima audiencia privada con ella, pero ha dicho que el primer ministro reconoce el "importante enfado" de la población por los festejos sociales que se celebraron durante las restricciones, destapados por la prensa.

"Han escuchado al primer ministro esta semana. Ha reconocido que Downing Street debe tener los más altos estándares y asumir la responsabilidad de las cosas que no hicimos bien", dijo el portavoz. Acorralado por una lluvia de críticas y presiones, el primer ministro británico admitió este miércoles en la Cámara de los Comunes que asistió a una fiesta celebrada en los jardines de Downing Street en mayo de 2020, cuando el resto del país se atenía a duras restricciones por la pandemia, aunque argumentó que pensaba que era un "evento de trabajo".

Este viernes, James Slack, el exdirector de comunicaciones del primer ministro y protagonista de una de las dos fiestas de despedida, también se ha disculpado por la celebración. En un comunicado, Slack asegura que asume "plena responsabilidad" por un evento que "no debió haber ocurrido". "Deseo disculparme sin reservas por la indignación y dolor causado. Ese acontecimiento no debió haber ocurrido en ese momento. Lo siento mucho".

Etiquetas
stats